La cercanía a Macri divide a los radicales tucumanos

La cercanía a Macri divide a los radicales tucumanos

Dirigentes ligados a Cano y otros vinculados a García, enfrentados.

Mauricio Macri se ha convertido en la línea divisoria del radicalismo tucumano. Al menos, es lo que se desprende tras la finalización del plazo para que cada sector que desee participar de la interna partidaria hiciera reserva de color. Así, por un lado aparecen agrupados los correligionarios ligados fuertemente al Gobierno nacional; y, por otro, aquellos que reniegan del papel que le toca a la UCR dentro de la alianza Cambiemos.

Tres espacios cumplieron con la formalidad del cronograma y siguen en carrera para los comicios de renovación de autoridades del próximo 2 de octubre en el distrito local del partido. Por un lado, la lista Roja y Blanca es impulsada por el “oficialismo” radical; es decir, el espacio que conduce el presidente de la UCR y titular del Plan Belgrano, José Cano. Con él se encolumnan la senadora Silvia Elías de Pérez y los legisladores Rubén Chebaia, José Canelada, Luis González, Adela Estofán y Eudoro Aráoz. Además respaldan los intendentes del Acuerdo para el Bicentenario: Roberto Sánchez (Concepción), Mariano Campero (Yerba Buena) y Sebastián Salazar (Bella Vista). Enfrente se inscribió la lista Roja, representada por los parlamentarios Ariel García, Fernando Valdez y Raúl Albarracín. Un tercer sector también hizo reserva de color: La Roja, Blanca y Morada tiene como referente al ex intendente de Simoca, Félix Mothe.

A fin de año finaliza el mandato de Cano al frente de la UCR, y alrededor de 56.000 afiliados están en condiciones de votar por la conformación de la junta de gobierno y de otros órganos del partido, como la convención provincial, integrada por 80 dirigentes. Es precisamente este último órgano deliberativo el que define las alianzas electorales del partido.

Las diferencias entre el canismo y el sector que lidera García, vicepresidente segundo de la Legislatura, comenzaron a marcarse con mayor fuerza luego del acercamiento de la UCR al macrismo. Cano siempre respaldó esa alianza, en consonancia con lo que planteaba el mendocino Ernesto Sanz. El legislador García, en tanto, apoyó al ex vicepresidente Julio Cobos, quien rechazó esa posibilidad. A nivel local, el último antecedente de esa pelea se dio hace dos semanas, cuando García y sus aliados cuestionaron que Cano relanzara el Acuerdo para el Bicentenario al lado de dirigentes macristas y peronistas, y faltaron al acto.

Coment� la nota