Carreras venció al kirchnerismo y será la primera mujer en gobernar Río Negro

Carreras venció al kirchnerismo y será la primera mujer en gobernar Río Negro

La candidata del oficialismo provincial logró una victoria amplia sobre el peronista Soria; Cambiemos quedó tercero, pero en la Casa Rosada celebraron el triunfo por la afinidad con el gobernador

El oficialismo de Río Negro se impuso por amplio margen y Arabela Carreras se convirtió en la nueva gobernadora electa de la provincia.

Al cierre de esta edición, con el 82,67% de las mesas escrutadas, el Frente Juntos Somos Río Negro conseguía el 52,18% de los votos y dejaba segundo al Frente para la Victoria, que con Martín Soria como candidato obtenía 35,21 puntos.

En un lejano tercer puesto quedaba la candidata de Cambiemos, la radical Lorena Matzen, con el 5,69% de los votos. De todas formas, en la Casa Rosada celebraron la victoria de Carreras y la derrota del postulante kirchnerista.

"Miles de rionegrinos han decidido que este proyecto tenga continuidad. Este es un sueño que tiene por herramienta fundamental el diálogo, un sueño que lo empezó y lo continúa Alberto Weretilneck", aseguró Carreras cerca de las 21.30, cuando habló desde su búnker. Sus palabras fueron una clara señal de continuidad respecto del actual gobernador, que es su jefe político. "El 10 de diciembre llegaré con un gobierno en marcha que tendrá continuidad. No hay que esperar un viraje", añadió en el mismo sentido. Y concluyó: "Alberto seguirá estando".

La gobernadora electa agradeció el saludo de Mauricio Macri, que la llamó para felicitarla, y contó que también la llamó Oscar Parrilli, lo que indica que, aunque no participó de la campaña, Cristina Kirchner siguió de cerca la elección y sus resultados. Soria reconoció la derrota a las 23: "Lamento que no pudimos conseguir el cambio que Río Negro se merece", dijo.

Carreras, que es la primera gobernadora electa de la provincia, instaló su búnker en un centro de convenciones a metros del Centro Cívico. En el coqueto salón del segundo piso con vista al lago Nahuel Huapi estaba todo listo desde temprano para su primer discurso. Música electrónica suave, un par de bolas de espejos, alguna luz verde, a tono con el color que identifica a Juntos Somos Río Negro (y el elegido para las pulseras de los acreditados), una pantalla con la frase "sigamos creciendo" y fotos rotativas de ella junto a Weretilneck y su compañero de fórmula, Alejandro Palmieri.

PUBLICIDAD

Para los festejos en grande con la militancia, Carreras y la comitiva oficialista, ministros, dirigentes y colaboradores se movieron hasta el cuartel de Bomberos, a unas 10 cuadras del búnker, en pleno centro.

El actual gobernador, Alberto Weretilneck, que votó en Cipolletti, tiene previsto llegar a esta ciudad hoy para acompañar a la ganadora.

Carreras reemplazó como candidata a Weretilneck hace apenas 15 días, cuando la Corte Suprema le impidió al mandatario competir por un tercer mandato. El fallo del máximo tribunal obligó al oficialismo a cambiar de planes en el tramo final de la campaña e instaló la incertidumbre sobre en qué medida habría una transferencia de la intención de voto de Weretilneck a Carreras, su hasta entonces ministra de Turismo, Cultura y Deportes. Hasta el cierre de esta edición, el recuento de votos mostraba que el traspaso fue casi total.

La elección de ayer en Río Negro marca otra derrota para el Gobierno. Tras la elección de Neuquén, hace un mes, en la que el radical Horacio "Pechi" Quiroga terminó tercero con poco más de 15 puntos, la también radical Matzen se encaminaba a conseguir alrededor de 6 puntos. Aunque las fichas de la Casa Rosada estaban puestas en Carreras, con la que espera repetir el buen vínculo que tiene con Weretilneck, a quien considera un aliado, la magra cosecha en esta provincia vuelve a dejar en evidencia la debilidad de Cambiemos en la Patagonia.

"Quiero felicitar a Arabela Carreras y desearle todo el éxito porque va a ser el éxito de todos los rionegrinos. Quiero agradecer a toda la gente que trabajó de forma artesanal para nuestra campaña y a los candidatos que estuvieron en nuestra lista", dijo Matzen pasadas las 21 a través de un comunicado.

La jornada transcurrió casi sin sobresaltos. Hubo una amenaza de bomba que obligó a desalojar por unos minutos una escuela de Chichinales, en el noroeste de la provincia, en General Roca, que no pasó a mayores, además de las demoras habituales para la apertura de algunas mesas por falta de autoridades. También se generaron retrasos porque en buena parte de las escuelas no había padrones impresos colgados de las paredes, por lo que los votantes tardaban más de lo habitual en averiguar en qué mesa tenían que votar.

Weretilneck es uno de los 17 gobernadores que desdoblaron la elección en sus provincias para preservar el poder en sus territorios por fuera de la discusión nacional, la mala gestión de Mauricio Macri, en algunos casos, y la falta de un candidato peronista fuerte y competitivo, en otros.

Por la atomización del calendario electoral, Carreras asumirá recién dentro de ocho meses, el próximo 10 de diciembre.

Una amenaza de bomba

La elección de Río Negro transcurrió con tranquilidad, aunque hubo demoras por una amenaza de bomba en una escuela de Chichinales.

En la escuela 75 apareció un mensaje manuscrito con la frase "va a explotar la escuela si gana el color verde" entre las pilas de boletas dispuestas en el cuarto oscuro de la mesa 83.

La amenaza obligó a suspender durante una hora y media la votación mientras los bomberos inspeccionaban el establecimiento. Durante el operativo no se halló ningún artefacto explosivo. El intendente de Chichinales, Jorge Rivas, indicó: "Esto fue una maniobra de algún trasnochado, porque las elecciones se ganan o se pierden con el voto de la gente y no con este tipo de actitudes".

Coment� la nota