Con aval de María Eugenia Vidal, Patricia Bullrich baja al Conurbano “para ayudar al Presidente”

Con aval de María Eugenia Vidal, Patricia Bullrich baja al Conurbano “para ayudar al Presidente”

La ministra pisa territorio bonaerense con eje en la Seguridad. En la discusión por el vice de Macri, Bullrich tiene chances.

María Eugenia Vidal y Patricia Bullrich tuvieron dos charlas en los últimos quince días. La primera de ellas, fue una conversación de una hora de duración donde la gobernadora y la ministra nacional coordinaron un desembarco en el Conurbano bonaerense donde habrá maridaje de gestión con campaña electoral.

Pero la segunda charla casi estropea esa acción vital en un año electoral: la gobernadora -muy enojada- llamó el sábado anterior a la ministra tras el operativo donde, en Avellaneda, policías federales balearon y mataron a un comisario de la Bonaerense, quien intentó escaparse a los tiros al ser descubierto cobrando una extorsión.

La mandataria no entendió el enorme despliegue por un hecho que podría haber sido conversado -e informado con anticipación al ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo- y más cuando ese viernes 29/3, y a los 20 minutos de conocerse la noticia, el jefe de la Policía Federal Néstor Roncaglia estaba en el lugar y dando declaraciones a los medios sobre el tiroteo fatal.

La gobernadora María Eugenia Vidal y la ministra nacional de Seguridad, Patricia Bullrich

Pero pasada esa discusión telefónica, las dos mujeres más poderosas del macrismo dejaron de lado el incidente y dieron el OK al inicio de una acción política y de gestión, destinada a levantar las acciones de Cambiemos en la provincia mayor, donde la pelea electoral también será del alto voltaje.

En medio de la carencia de recursos del Gobierno nacional para llegar con su mensaje a esa mega ciudad -que nuclea a los 24 partidos bonaerenses que están pegados a la Ciudad de Buenos Aires-, Vidal y Bullrich ordenaron a sus colaboradores que preparen un plan de acción que muestre lo hecho en la disputa contra el narcotráfico, sume despliegue en la pelea contra la inseguridad y baje aparte al territorio, a quien es el símbolo de la postura oficialista en la lucha contra la delincuencia, como es la ministra de Seguridad nacional.

Patricia Bullrich pondrá así, con el aval de la gobernadora bonaerense, pie en la provincia mayor, donde se dará la pelea principal contra el kirchnerismo, tanto en la elección del futuro presidente (o presidenta) como del próximo mandatario provincial, donde Vidal tendrá una difícil pelea para retener la gobernación.

Es que la política económica desplegada por Cambiemos en estos tres años y cuatro meses de gestión, ha socavado la base electoral de la alianza del PRO, la UCR y la Coalición Cívica en los reductos de clase media del Conurbano y ha alejado cualquier posibilidad de instalación en los sectores populares bonaerenses, donde la imagen de Cristina Kirchner recobró bríos.

Así, la dura Patricia Bullrich irá a la Provincia “para ayudar al Presidente”, como acordaron la ministra nacional y la gobernadora bonaerense, con el OK y la supervisión de Mauricio Macri. En esta tarea están ocupados dos funcionarios de la ministra como son Gerardo Milman (jefe de Gabinete de Seguridad Nacional) y Enrique Thomas, a cargo de la Secretaría de Gestión Federal de la Seguridad. Y por la administración provincial están Alex Campbell -Subsecretario de Asuntos Municipales de la PBA- y Vicente "Tito" Ventura Barreiro, del ministerio que controla Cristian Ritondo.

Allí, se acordó mostrar “territorialidad” de la gestión nacional en lugares específicamente elegidos por los funcionarios de ambas administraciones: todo eso está hoy en un Power Point que ordena la información y la socializa entre los funcionarios de las dos jurisdicciones, para evitar recelos.

En la bajada al Conurbano, pesará la presencia de Patricia Bullrich, hoy en carrera firme a ocupar la fórmula presidencial que encabezará por Cambiemos el presidente Mauricio Macri.

La ministra comisionó a sus funcionarios de confianza para el armado de la bajada junto a los funcionarios bonaerenses pero les aclaró que “no es una campaña personal”. Más allá del pedido de prudencia, la imagen de Bullrich en la PBA será clave en tiempos de flaqueza de oferta electoral del macrismo y para poner eje en la pelea contra la inseguridad y el narcotráfico, donde la ministra representa la mano inflexible que postula el Presidente de la Nación.

Las primeras recorridas de Bullrich serán con los llamados "Sin Tierra", los dirigentes de Cambiemos que aspiran a ganar en municipios donde gobierna el peronismo en sus diferentes variables. 

Un dato que vale recordar: cuando los tiempos de campaña arrecien y la veda electoral les impida a los candidatos hablar, habrá dos ministros con micrófono habilitado. Uno, el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, quien tendrá a su cargo velar por el transcurso de la votación y la transmisión de los resultados. Y la otra será, precisamente, Patricia Bullrich, quien podrá aparecer durante el día sin limitaciones, pues la seguridad de los lugares de votación y el cuidado de las urnas estarán bajo el comando de las fuerzas de seguridad. Interesante posibilidad para alguien que puede ser parte de la fórmula presidencial

Coment� la nota