Arribas, Majdalani, Larcher y el entramado político detrás de la investigación de Ramos Padilla

Arribas, Majdalani, Larcher y el entramado político detrás de la investigación de Ramos Padilla

Después de la presentación del juez Alejo Ramos Padilla en la Cámara de Diputados, la política discute qué hacer con la investigación contra el falso abogado Marcelo D'Alessio, detenido por la presunta extorsión a un empresario, en la que están vinculados el fiscal Carlos Stornelli, varios periodistas y hasta algunos diputados nacionales.

Luego de declarar y responder preguntas ante la Comisión de Libertado de Expresión de la Cámara Baja, a la que solo asistieron diputados y diputadas kirchneristas, Ramos Padilla asistirá ahora a la Comisión Bicameral de Inteligencia. Será el próximo jueves 21 de marzo y esta vez sí estarán presente los legisladores y las legisladoras del oficialismo, que al principio hicieron una defensa cerrada de Stornelli y ahora comienzan a ver fisuras internas. Es que el magistrado dio el miércoles algunos nombres de integrantes de Cambiemos que, presuntamente, mantenían diálogo fluido con D'Alessio. 

La bicameral es presidida por el senador radical Juan Carlos Marino, que fue denunciado por acoso sexual y dice ser víctima de una maniobra de inteligencia en su contra. Por eso tiene interés particular en saber cómo funcionan organizaciones como la que describió Ramos Padilla en Diputados. También tiene interés el kirchnerismo, que busca que declare en esa misma comisión la diputada Elisa Carrió, por haber dicho que recibió un informe de escuchas de charlas de presos, que podrían ser ilegales.

Según Pagni, también será citado el titular de la AFI, Gustavo Arribas, "probablemente el amigo más cercano de Mauricio Macri". "Arribas tendrá que dar explicaciones respecto de movimientos de la AFI, y la imputación de los excomisarios Ricardo Bogoliuk y Aníbal Degastaldi, denunciados por D'Alessio como empleados de Silvia Majdalani, segunda de Arribas en la agencia estatal de inteligencia. 

Majdalani, según el columnista de La Nación, "tiene una relación muy estrecha" con Francisco "Paco" Larcher, el que ocupó su mismo cargo durante casi todo el kirchnerismo, y que ahora "tiene una agencia de asesoría de organismos de inteligencia asociada a exagentes de la CIA". "Todo esto quedará ahora en la superficie y tendrán que dar explicaciones", advierte el periodista, aunque no tiene esperanzas de que la AFI brinde información, menos de personas que ya no son (o nunca fueron) agentes de inteligencia. 

"Pero lo que tendría que explicar Arribas, aún no siendo agentes de ellos, es qué garantías le ofrece su organismo de inteligencia a la ciudadanía argentina respecto de que anden estas bandas siguiendo gente, haciendo filmaciones, extorsionando en nombre de fiscales, porque seguramente deberían estar enterados. Si no están enterados de esto, no están enterados de nada", sentenció Pagni, y se preguntó: "¿Cómo van a garantizar que están enterados de que va a haber un ataque terrorista si no pudieron saber de la existencia de D'Alessio, que tiene un arsenal de inteligencia en su casa?"

Además, el columnista advierte que la situación es complicada para el Gobierno "porque puede convivir con una economía mediocre, solo en el supuesto de que el posible votante de Cambiemos vota sobre todo por razones políticas", ya que "no se vota economía, se votan valores, se vota un estilo, un manejo institucional, la transparencia". "Que aparezca una horrible continuidad del gobierno de Macri respecto de toda la tradición anterior respecto al manejo de la Justicia y la contaminación de la Justicia con organismos de inteligencia, de los que fue víctima el propio Macri, es un pésimo servicio a una campaña con ese enfoque", remató.

Coment� la nota