Nicolás Massot: “Hablé con Cernadas y le dije que quería que nuestro espacio sea opositor”

Nicolás Massot: “Hablé con Cernadas y le dije que quería que nuestro espacio sea opositor”

El flamante concejal de Juntos en Tigre asumió el pasado viernes. Presidirá la Comisión de Interpretación y buscará tener un perfil de oposición firme dentro del recinto. Buscará modificar el reglamento para que no haya recesos de cuatro meses, quiere eliminar tasas, y hará un seguimiento de la ejecución del presupuesto.

El exdiputado nacional Nicolás Massot asumió como concejal de Tigre el pasado viernes y promete mostrar un perfil de firme opositor en el recinto. Fue quien solicitó la moción para que Segundo Cernadas presida el cuerpo y aseguró que está a favor del diálogo mientras no signifique un cogobierno con el oficialismo.

¿Qué pasó que hubo tantas demoras en la elección de autoridades la semana pasada? Finalmente quedó Cernadas como presidente del Concejo Deliberante.

Fue un espectáculo poco grato. Se llegó a la sesión preparatoria sin acuerdo en las autoridades. Creo que se tomó una mala decisión porque deberíamos haber jurado rápido, por respeto al público, y seguir el debate en cuarto intermedio. Hicimos esa propuesta pero no lo aceptó el oficialismo y hubo una demora inaudita. Ya está conformado el nuevo Concejo Deliberante y lamento que con tantas cosas por legislar el Intendente no haya prorrogado las sesiones ordinarias.

¿Cernadas queda como nuevo presidente producto de las peleas en el oficialismo?

La verdad que no. La Ley Orgánica de las Municipalidades es clara respecto a ese punto. Cuando hay empate en la propuesta de autoridades, corresponde según Ley que se imponga la idea de la lista que ganó en las últimas elecciones. Esa fue la moción que hice. El oficialismo discutió sobre sus autoridades en vicepresidencia y comisiones y eso también demoró un poco todo.

¿El oficialismo aceptó de buena gana este argumento? Porque entonces no se entiende la demora.

Inicialmente plantearon objeciones. Y luego la demora fue por el resto de las autoridades y no exclusivamente con la Presidencia.

Hubo modificaciones en la composición de las Comisiones. ¿Qué cambios se hicieron? ¿Hubo discusión sobre quiénes debían presidirlas?

La distribución fue bastante equitativa, tanto en las presidencias y en la integración. Los cambios que se votaron fueron para aumentar en uno las comisiones de Presupuesto y de Urbanismo que pasaron de 7 a 8 miembros. Son las dos más relevantes y ayudan a la representatividad de todos los sectores.

¿No es un problema que haya una composición par?

No, porque los presidentes desempatan y nunca muere un expediente en un empate. Además en todo caso se puede llegar al recinto con un dictamen de minoría o con más de un dictamen.

Al principio te referiste a muchas cosas que aún se deben legislar. ¿Cuál es la situación concretamente?

Hay una pila de expedientes de habilitaciones y construcciones en la Comisión de Urbanismo, y es una pena que deban esperar en esta crisis durante dos meses y medio cuando necesitamos reactivar la economía, el empleo y el comercio. Los concejales no tendríamos ningún problema en sesionar algunas veces durante el verano. Hay otros proyectos interesantes como la Reserva Ecológica en Rincón de Millberg, que es algo innovador que puede sentar un precedente muy bueno y ayudar a fortalecer al sector del Turismo. Hay una agenda para trabajar. Y la gente debe ver un cambio de actitud en sus representantes. Esta idea de tener recesos de tres o cuatro meses me parece equivocada. Voy a proponer desde la presidencia de la Comisión de Legislación que se alarguen las sesiones ordinarias. No puede ser que empecemos en abril.

Hubo una PASO en Juntos, ¿y cómo está hoy la relación con el PRO?

Muy bien. La madurez política de los dirigentes y la sociedad es entender que en las PASO no necesariamente se discuten cuestiones de fondo sino estilos de liderazgo. Mi diferencia con Segundo, y con algunas personas del PRO, yo las expuse y tienen que ver con el nivel de acercamiento con el oficialismo y el intendente Zamora. La semana pasada, cuando definimos autoridades, hablé con Cernadas y le dije que quería que nuestro espacio sea opositor. Responsable, con altura, sin poner palos en la rueda, pero controlando, auditando, limitando al Poder Ejecutivo. Yo nunca hubiera aceptado aumentar 48% el impuesto municipal como lo hizo mi bloque. Lamentablemente se adelantó esa votación y se sesionó con la composición anterior.

Vos planteaste esas situaciones en la campaña. Ahora Cernadas vuelve a tener ese lugar en la presidencia. Y visto desde afuera parece una instancia de diálogo permanente con Zamora.

El diálogo está muy bien. Debe haber diálogo y eso no significa cogobierno. El diálogo puede darte puntos de encuentro en cosas en las que no estás de acuerdo. El diálogo es una consecuencia, no puede ser el origen de un cogobierno. El diálogo logra acuerdos cuando las partes ceden. Pretendo que no nos falte ese diálogo. En el verano voy a revisar el Presupuesto y su ejecución para llegar a la Rendición de Cuentas con un dictamen que tenga observaciones. Yo ya digo de antemano que no concibo que siendo opositores aprobemos una Rendición sin hacer observaciones. Es totalmente inverosímil que no tengamos nada que revisar. Sino no estamos haciendo bien nuestro trabajo.

¿Qué otras observaciones haces de la Fiscal e Impositiva? La oposición dijo que hizo modificaciones, el massismo también dice que tuvo que cambiar cosas, y al proyecto de Zamora le metieron mucha mano.

Durante la campaña propuse, y lo voy a sostener, que se eliminen dos tasas muy perjudiciales: habilitaciones y publicidad. Mi insistencia parece haber sido escuchada porque se votó una eximición por un año. La mala noticia es que no se animaron a eliminarlas. Yo voy a llevar adelante ese debate, y a proponer una revisión integral de la Fiscal e Impositiva que tiene decenas o más de cuestiones absurdas e inaplicables que solo complican el cálculo para los comerciantes. Muchas veces comercios familiares o monotributistas deben gastar en un contador porque hay un esquema Fiscal incomprensible, que es complicado hasta para calcular tu tasa de seguridad e higiene. No solo se trata de eliminar impuestos sino de simplificarlos, hacerlos más llanos. Quizás no bajas impuestos pero bajas gastos de contaduría de los comercios.

Comentá la nota