Los últimos días de campaña

Los últimos días de campaña

El próximo domingo 22, seis listas competirán por un lugar en el Concejo Deliberante, donde se ponen 10 bancas en juego. Un repaso por las estrategias de campaña y expectativas de las distintas fuerzas locales ante el último desafío electoral del año.

El próximo domingo 22 de octubre tendrá lugar la elección general para cargos legislativos en la Provincia de Buenos Aires. En Luján, seis listas intentarán llegar al Concejo Deliberante, donde se pone en juego una decena de bancas. Aunque el número final dependerá del porcentaje de electores que concurran a votar, se calcula que para conseguir al menos un lugar debe superarse la barrera de los 6.500 votos.

Con pocos días por delante, los partidos queman sus últimas naves. El oficialismo parece el espacio con menos urgencias, no sólo por el holgado triunfo conseguido en agosto (al menos en los porcentajes por candidatos), sino por otras variantes que en las filas de Cambiemos creen que juegan a su favor.

En la alianza gobernante consideran que el despliegue de obras públicas iniciado en los últimos meses tendrá un impacto mayor que en agosto. Si para las PASO muchos de esos trabajos recién comenzaban a despuntar, dos meses después el movimiento de máquinas es evidente y podría traducirse en votos a favor de la lista que encabeza Fernando Casset. En estos casos, la línea entre gestión de gobierno y campaña electoral es, cuanto menos, muy delgada, tal como quedó en evidencia el viernes de la semana pasada cuando el intendente Oscar Luciani encabezó un acto por la “habilitación completa” de la avenida Beschtedt, una apertura de corte meramente electoral si se tiene en cuenta que la inauguración formal se realizará más adelante, presumiblemente con la presencia de la gobernadora Vidal.

Así las cosas, el fuerte de la campaña de Cambiemos está atravesado por la obra pública. Sus candidatos no pierden ninguna oportunidad de sumarse a cuanta recorrida se organiza por esos trabajos desde las esferas municipales, a veces con la presencia de funcionarios provinciales y nacionales.

El otro aspecto que Cambiemos evalúa como positivo de cara al 22 trasciende las fronteras de Luján y tiene que ver con las expectativas que generan las encuestas en cuanto a la posibilidad de que Esteban Bullrich mejore los números logrados en agosto.

Todo esto, sumado a la dispersión que muestra el campo opositor lujanense (mayormente de extracción peronista), abriga las esperanzas oficialistas de alcanzar una buena cosecha de concejales que le permita, a partir del 10 de diciembre, una mayoría automática en el Concejo Deliberante o lo deje muy cerca de ese escenario.

CORRER DE ATRÁS

Unidad Ciudadana, con la figura de Miguel Prince como primer candidato a concejal, busca concentrar la opción opositora. Además de concretar algunas visitas significativas -como el caso del segundo candidato a senador, Jorge Taiana-, la campaña apunta con fuerza a la inclusión social en un contexto que consideran de crisis económica y a la defensa del trabajo y la industria nacional expresada recientemente a través de una convocatoria que reunió a referentes de la Corriente Federal de Trabajadores. Se suma, ya en tono de propuesta, fomentar un Concejo Deliberante más cerca de los barrios y sus necesidades. Al igual que en agosto, la apuesta al carisma personal de Prince sigue en el centro de la escena.

La sumatoria lineal de los votos que obtuvieron en agosto las dos listas que compitieron en la interna de Unidad Ciudadana deja a esa fuerza política apenas tres puntos por debajo de Cambiemos. Sin embargo, es incorrecto pensar en un traspaso más o menos directo. Como en otras oportunidades, la disputa en el peronismo kirchnerista dejó heridas. Aunque Leonardo Boto ocupa el cuarto lugar en la lista de unidad, se trata de un mero formalismo. La integración resultó inviable, al margen de alguna que otra agrupación que sí optó por ese camino. El actual concejal no forma parte de la campaña que lidera Prince y las pocas actividades electorales corren por su cuenta. “Boto tiene agenda propia”, dicen en las filas princistas.

Sin una unidad real, la apuesta urgente es perder la menor cantidad posible de votos entre los votantes que tienen en común la opción por Cristina Fernández, pero que en agosto se volcaron por la nómina encabezada por Boto. Prince sabe, además, que necesita ampliar el campo de acción. Ahí las posibilidades no abundan, pero hubo intentos. Por ejemplo, la actividad del domingo pasado organizada por el Partido Socialista, a la que asistió el ex intendente. 

CAPITALIZAR

La crisis crónica que arrastra el peronismo de extracción kirchnerista local en cuanto a unidad se trata, genera esperanzas en otras de las fuerzas que competirá el domingo 22. Vamos entiende que se trata de una oportunidad inédita a su favor para superar la cosecha escasa de votos lograda en agosto. En las últimas semanas, la lista que encabeza Carolina Francia tendió puentes con sectores encuadrados en el progresismo lujanense que en las PASO acompañaron, en su gran mayoría, a Leonardo Boto. Las expectativas son altas: “Estamos haciendo una campaña voto a voto, sabiendo que tenemos muy buenas posibilidades de mejorar considerablemente los números de agosto”, contó a este medio uno de sus referentes.

Hasta se entusiasman con la posibilidad de llegar al Concejo Deliberante, tarea que entienden difícil pero no imposible. Se logre o no ese objetivo, en Vamos analizan que una plataforma de votos más elevada que la registrada en 2015 (cuando participaron como Patria Grande) les abrirá un nuevo escenario para el futuro inmediato. A nivel provincial, Patria Grande-Vamos formalizó su apoyo a las candidaturas de Unidad Ciudadana. Fue en una reunión con Jorge Taiana, de la que también participó Francia.

Vamos tiene bastante para mostrar en términos de práctica política en el territorio. A través de diferentes espacios que se aglutinan en Patria Grande, la organización suma la construcción de viviendas sociales, una escuela para adultos, un centro cultural y otros trabajos con fuerte impronta barrial. De cara a las elecciones, serán la única lista que a nivel local lleve boleta corta, lo que constituye una verdadera dificultad. También ven complicada la inserción en las localidades.

TEMORES

Federico Guibaud fue el claro ganador de las anteriores elecciones legislativas. Cuatro años después, el panorama se presenta muy distinto. En el Frente Renovador (1País), saben que la posibilidad de sumar concejales es real, aunque incierta.

“El temor de quedarse afuera existe porque evidentemente Massa va a perder algunos puntos y eso tiene una repercusión a nivel local. Tenemos la expectativa de no bajar de los 10 puntos, lo cual nos garantizaría un concejal y la expectativa de ingresar un segundo. Hay una lucha cuerpo a cuerpo”, analizan puertas adentro.   

Buena parte de las expectativas están centradas en que su referente provincial no sufra una fuga de votos y que, a la vez, la lista de Guibaud no padezca un corte masivo en su contra. No descartan recibir algún porcentaje de votos que en agosto fueron a la interna de Unidad Ciudadana.

En Cumplir, con Jonatan Fattorini como primer candidato a concejal, las expectativas son prácticamente nulas. Aunque la semana pasada recibió la visita del primer candidato a senador, Florencio Randazzo, analizan que existen muy pocas posibilidades de conseguir un lugar en el Concejo Deliberante. De la interna que tuvo esa fuerza en Luján, no quedó nada. Ningún sector se plegó a la lista ganadora. Si a eso se suma el poco caudal de voto arrastre que le arrimará Provincia, las chances son remotas.

Las pocas expectativas están puestas, como en otros casos, en la posibilidad de restarle votos a Unidad Ciudadana. “Creemos que vamos a recibir votos de gente que no va a votar a Randazzo pero sí a nosotros. Van a cortar mucha boleta de Cristina y algo de Massa”, dijeron a EL CIVISMO desde Cumplir.    

SEGUIR SUMANDO

En el Frente de Izquierda esperan, cuanto menos, mantener los números de agosto. En una campaña muy atada a las perspectivas nacionales del FIT, la lista local se suma a las denuncias contra los ajustes y la situación laboral. Se organizaron algunas charlas y se abrieron casas electorales.

Coment� la nota