Tironeos entre los intendentes de Cambiemos por el decreto contra familiares

Tironeos entre los intendentes de Cambiemos por el decreto contra familiares

Algunos no aclaran si la medida será retroactiva. Ya presionan a Molina por el contrato del hermano

Los intendentes de Cambiemos salieron el martes, rápidos de reflejos, a replicar en sus distritos la decisión de Mauricio Macri de prohibir a sus ministros nombrar familiares en cargos públicos. Sin embargo, ya arrancaron los tironeos porque algunos le buscaron la vuelta y ablandaron el decreto nacional. 

Mientras que el decreto de Macri precisa en su artículo 4º que deben quedar "desvinculados" desde el 28 de febrero todos los parientes contratados -es decir, se trata de una medida retroactiva- en Tres de Febrero Diego Valenzuela la aplicará desde marzo pero no dice nada sobre su alcance respecto a los familiares que ya trabajan en el municipio o que puedan ser contratados en ese lapso.

Fuentes de Cambiemos señalaron a LPO que el decreto de Valenzuela se presta a confusión porque indica que "no podrán formar parte" del municipio los familiares a partir de esa fecha, pero no detalla si se debe "desvincular" a los que ya están contratados. 

Sin embargo, allegados de Valenzuela explicaron a LPO que el decreto entra en vigencia el primero de marzo, pero eso significa que a partir de ese momento ningún familiar de un funcionario de primera línea puede continuar en el cargo, aunque haya sido nombrado antes. "Tenemos detectado un sólo caso y ya se le avisó que se va a tener que ir", agregaron las fuentes.

En el caso de Vicente López, Jorge Macri aún trabajaba en el borrador que firmaría este jueves y que pensaba aplicar a partir de febrero. Desde su entorno dijeron a LPO que toda normativa rige "hacia adelante y no para atrás", por lo que tampoco tendría un carácter retroactivo, aunque dijeron a este medio que aún se encuentra en revisión y que la idea es que sea "lo más parecido posible" al nacional. 

Los intendentes de Cambiemos salieron rápido a replicar el decreto de Macri, pero hicieron algunos cambios que podrían influir en su aplicación

Si bien en ninguno de esos casos se especificaba que deberán irse del Estado los parientes ya contratados, en Vicente López hicieron énfasis en que no tienen ningún caso de familiares del intendente que trabajen en el municipio. 

Además, fuentes de Cambiemos buscaron resaltar que si bien los decretos no lo especifican, si los intendentes contrataron a parientes les deberían pedir la renuncia por una "cuestión ética".   

El decreto de Valenzuela tiene otras diferencias con el de Macri porque habla de los familiares "hasta el segundo grado de consanguinidad o afinidad" de los secretarios del municipio, pero no especifica -como sí lo hace el nacional- si quedan incluidos los cónyuges y la unión convivencial.

Además, sólo habla de contrataciones para la planta municipal y no alcanzaría a otros empleados, por lo que Jorge Macri buscó diferenciarse de su par de Tres de Febrero y el suyo aclararía que la limitación alcanza a todas dependencias municipales centralizadas y descentralizadas del Ejecutivo, lo que incluye la Defensora del Pueblo y los Tribunales de Faltas.

Mientras que el decreto de Valenzuela no prevé las excepciones para aquellas personas seleccionadas por concurso público o con estabilidad en el cargo, el de Jorge Macri dejaría exceptuados a aquellos que entraron por concurso y menciona la "importancia del valor de los profesionales idóneos mas allá de los vínculos, con el objetivo de construir la excelencia del estado con la participación de los mejores profesionales".

Como contó LPO, la decisión de Macri sorprendió a los alcaldes del oficialismo y muchos siguen sin saber cómo posicionarse al respecto. Es que en el Conurbano donde hay algunos casos resonantes de intendentes con familiares cercanos con funciones en el municipio.

Uno de estos casos es Quilmes, donde el intendente Martiniano Molina tiene a su hermano Tomás en el gabinete e incluso reconocen que es su mano derecha. En Morón, Ramiro Tagliaferro tenía a su hermano Leandro -que sigue figurando, según el último organigrama que data de noviembre- aunque desde el municipio aseguraron a LPO que el familiar fue desvinculado en diciembre con el recorte de los cargos políticos.  

Otro caso que tomó repercusión en las últimas horas es el del intendente de General Rodríguez, el macrista Darío Kubar, que tiene al menos 12 familiares trabajando en cargos públicos.

Desde que llegó a la gestión, a fines de 2015, Kubar ubicó en la intendencia a Natalia Ruiz, su esposa y secretaria privada; su hermano Lucas, secretario de Servicios Públicos; y su primo Carlos, coordinador de políticas socio-educativas. También a una pariente de su esposa, Florencia Ruiz, como subdirectora de tesorería; a su cuñada Graciela Ruiz, como directora del museo; a su sobrina Brenda Lucero como directora de juventud; y su sobrina Wanda Lucero con un cargo en Tesorería.

El intendente de General Rodríguez, el macrista Darío Kubar, es otro caso extremo, con doce familiares nombrados. Ya avisó que piensa adherir al decreto presidencial y sus familiares deberán renunciar.

Allegados a Kulbar adelantaron a LPO que enviará al Consejo Deliberante la adhesión al decreto de Macri y una vez votada le solicitará la renuncia a sus doce familiares nombrados en el municipio.

El peronista Ariel Sujarchuk les sumó presión a los intendentes del PRO al ser el primer opositor en sumarse a la iniciativa de Macri, que incluso la profundizó al informar que no se podrán designar familiares de hasta cuarta generación en ningún área municipal.  

"Si lo hizo Sujarchuk con su hermano, no podemos permitir que otros intendentes nuestros no lo hagan", repiten en Cambiemos. 

Si bien en la Provincia aclaran que "por ahora" no hay una orden de arriba para que todas las intendencias repliquen el decreto, también admiten que "está implícito" que deben ir "ordenando" el tema, en una fuerte presión sobre todo para que Molina resuelva la situación de su hermano en Quilmes.

Comentá la nota