Radicales fugados: mensaje de los que siguen

Radicales fugados: mensaje de los que siguen
Ante la revista La Tecla, consultados por "¿qué opina de los intendentes de la UCR que se pasaron al massismo?", los alcaldes dieron su opinión. Algunos fueron duros. Otros no tanto
Hasta hace poco eran apenas 20. Hoy son sólo 17. Los intendentes que siguen "remando" dentro del radicalismo no están para nada contentos con Mario Meoni (Junín), Gustavo Posse (San Isidro) y Carlos Oreste (Coronel Pringles). A continuación, la palabra de los que siguen.

Pablo Zubiaurre (Ayacucho)

Son decisiones personales. En lo que no estoy de acuerdo es en que un dirigente se lleve una banca a otro bloque, como el caso de Ricardo Jano. Lo conozco desde hace mucho tiempo y me da mucha lástima que se haya ido.

Aníbal Rapallini (Maipú)

En estos días asistimos al triste y vergonzoso espectáculo de ver a históricos dirigentes del radicalismo que saltan a otros partidos para seguir viviendo de la política, encaramados en los triunfadores de turno. Son los que siempre entendieron a la política como transa, como un permanente toma y daca. Se llevan bancas y cargos que obtuvieron con el voto del radicalismo, traicionando a sus votantes.

David Hirtz (Adolfo Alsina)

No creo que un radical que se vaya al massismo tenga demasiada convicción radical. Es una expresión que aparece novedosa, pero que proviene del justicialismo. Sus fundadores han sido actores privilegiados del gobierno kirchnerista.

Aníbal Loubet (General Guido)

Se equivocan. Ya pasó con los K. Si Massa tuviera la vocación de tener amplitud, podría haber hecho el convite a nivel partidario y no cooptar de manera personal.

Carlos Gorosito (Saladillo)

Hay quienes piensan en candidaturas personales y no en el radicalismo. He estado conversando con Massa, y lo respeto. Soy un radical que no destiñe. Es muy fácil querer que el radicalismo mejore e ir en busca de los que hoy aparecen como ganadores.

Facundo Castelli (Puán)

Si uno se presenta por un partido, lo tiene que respetar y trabajar para la sociedad desde adentro de ese partido. A los que se fueron porque apareció una nueva figura, la gente los va a terminar castigando. Tendrían que renunciar al cargo y volver a presentarse a elecciones.

Héctor Gutiérrez (Pergamino)

No comparto, pero no juzgo. Es una opción de más de lo mismo. Cambiaron de collar pero siguen con el mismo perro.

Facundo Dimatz (Coronel Dorrego)

La gran mayoría son oportunistas. Lo hicieron sólo para estar con el ganador. Pero a la larga estos dirigentes, sobre todo en sus distritos, van a sufrir el haberse ido.

Miguel Gargaglione (San Cayetano)

Si no coinciden con una dirigencia, hay que cambiarla, luchar para que cambie, pero nunca irse a otro partido. Hay que hacer una autocrítica y tener los principios firmes, no irse detrás de un mediático que mida diez puntos más.

Miguel Angel Pacheco (Pellegrini)

No tienen principios ni ideologías. Hay que respetar los valores de la democracia que nos legaron los grandes dirigentes de nuestro partido. Yo soy de San Lorenzo, y si se va a la B voy a seguir siendo de San Lorenzo, no voy a pasar a ser de Boca, por más que salga cam-peón de la Libertadores.

Esteban Hernando (Daireaux)

Si uno responde a un partido, debe hacerlo en todo momento. Tomar decisiones personales, siendo elegido por la gente, es un error.

Alejandro Cellillo (General Alvear)

No lo comparto. En algún caso me parece sorprendente. El radicalismo se arregla desde adentro.

Juan Gobbi (Chascomús)

La pelea se da desde adentro. El punto de partida es que no estamos bien. Hay que establecer nuevos objetivos.

Miguel Lunghi (Tandil)

Los intendentes que se van del partido son unos inmorales, no tienen vergüenza y por supuesto no tienen principios.

Coment� la nota