Pulti: “Le habrá pedido opinión a Scioli, pero está acá porque lo decidí yo”

El jefe comunal habló en exclusiva con 0223 y defendió la incorporación de "Manino" Iriart al gabinete municipal. Dijo que no cambiará la política a mediano y largo plazo, pero reconoció que el flamante secretario de Seguridad puede ayudar a obtener resultados en lo inmediato.

Sentado en el sillón de su despacho y con el mate en la mano, el intendente Gustavo Pulti decide hablar por 0223 para explicar por qué decidió incorporar al diputado ultrasciolista, Rodolfo “Manino” Iriart al gabinete municipal. Primero, dejó en claro que bajo ningún punto de vista se trata de una intervención del gobernador Daniel Scioli sobre la política de seguridad de Mar del Plata. “Le habrá pedido la opinión al gobernador y a mí no me molesta, pero está acá porque lo he designado yo”, afirmó Pulti.

El jefe comunal resaltó como una virtud el estrecho vínculo del flamante secretario de Seguridad con Scioli y el ministro de Seguridad Alejandro Granados y añadió que más allá de no retroceder en la línea de trabajo a mediano y largo plazo “la coyuntura actual” obliga a tomar decisiones para “obtener resultados”.

Más allá de su pertenencia a las filas del sciolismo, Pulti remarcó que el ahora exdiputado “es un hombre de su confianza” y reiteró los elogios a Adrián Alveolite, a quien calificó como un funcionario “brillante”.

-¿Por qué el cambio y por qué en este momento?

-El desarrollo de la política de seguridad comunitaria que está llevando adelante el gobierno municipal tiene distintos momentos. Estamos a poco tiempo de que empiece a salir a la calle la Policía Municipal, que es una estructura de más de 700 hombres, más su cuerpo de conducción. Eso lo convierte en una de las áreas voluminosas del gobierno. Tenemos en marcha la central de monitoreo más grande de la Argentina. Así, la Secretaría de Seguridad va adquiriendo una complejidad cada vez mayor. Cuando se creó no estaba el Comando de Patrullas, la Policía Local, no había una central de monitoreo para 1.200 cámaras, tenía otras dimensiones. Hoy, para que se pueda cumplir con eficacia los distintos ejes de gestión, amerita que desglosemos por una parte lo que es la puesta en marcha del plan maestro y tránsito, la incorporación de tecnología para los excesos de velocidad, la recepción final de los estudios que hicimos con el BID para hacer 150 kilómetros de bicisenda y vías exclusivas de tránsito, así como el control de Inspección General, y por otra, la seguridad. El propio volumen del trabajo aconseja esta instancia.

-Eso explica la descentralización. ¿Por qué se sumó Iriart?

-Lo hemos designado porque tienen una gran capacidad de trabajo. En este presente particular que se atraviesa, donde hay una instancia política innegable, nos parece importante contar con una persona de nuestra confianza, a quien conocemos de hace muchos años –fue candidato a concejal en quinto término en la lista de Acción Marplatense de 2003-. Tiene manejo, conocimiento y cercanía con toda la estructura del Ministerio de Seguridad de la Provincia. Yo quiero asegurar por sobre todas las cosas la tranquilidad de los marplatenses. Como dijimos días atrás, queremos resultados, no perder el tiempo.

Quiero asegurar por sobre todas las cosas la tranquilidad de los marplatenses.

-Iriart dijo que es un militante y que está donde se lo necesita. Él responde al gobernador Daniel Scioli. ¿La decisión de sumarlo fue de usted, del gobernador o consensuada?

-El agradeció la designación que le hemos hecho. Por supuesto que le habrá pedido la opinión al gobernador y a mí no me molesta, pero está acá porque lo he designado yo.

-Entonces, ¿la decisión fue exclusivamente suya?

-Está acá porque lo he designado yo y va a estar cumpliendo las funciones en el marco de la política que fija el intendente de Mar del Plata, sin ningún lugar a dudas.

-¿Pesó su fuerte vinculación con la gestión provincial?

-Me parece una virtud y un valor agregado que tenga ese vínculo con el gobernador Scioli.

-¿Se pueden esperar más cambios en el área?

-Todo el equipo de gestión que acompañó a Alveolite va a acompañar a Iriart, sin perjuicio de lo cual es probable que él incorpore colaboradores específicos en diferentes áreas. Seguirá habiendo un centro de análisis estratégico del delito, seguirá habiendo en César Ventimiglia un director de seguridad comunitaria que trabajará activamente, seguirá habiendo la central de monitoreo, la dirección de prevención de la violencia, seguiremos trabajando con Tagle en el CPC, sin perjuicio de que se fortalezca ese equipo y se nutra de más aportes.

-¿Cambiará en algo la política de seguridad del Municipio?

-Tenemos metas de largo plazo, mediano plazo y corto plazo. El desarrollo del mediano y largo plazo de la política de seguridad que nos hemos fijado lo expresa la secretaría y el acuerdo que hemos establecido con el Instituto de Seguridad y Democracia Americana, que conduce Alberto Binder. Eso expresa nuestros valores y nuestra doctrina en materia de seguridad democrática. Y también hay que administrar este presente complejo que atraviesa la ciudad. Yo tengo la certeza de que hay que trabajar para obtener resultados, además de fijar rumbos estratégicos. Y la mejor manera de garantizar los resultados es poner gente trabajadora y en este caso que además tenga capacidad de desenvolverse y gestionar en forma conjunta con el Ministerio de Seguridad.

Siempre hemos dicho que el ministro Granados para nosotros ha sido un paso adelante.

-¿Esos lineamientos de mediano y largo plazo, no son contradictorios con la línea de trabajo de corto plazo que impulsa el Ministerio de Seguridad?

-Siempre hemos dicho que el ministro Granados para nosotros ha sido un paso adelante. Ha abierto la información del 911 para que se analice en nuestro centro de análisis estratégico del delito, ha puesto en marcha el Comando de Patrullas con participación del municipio que ha tenido la posibilidad de trabajar e invertir recursos para que funcione mejor. También nos ha abierto otros aspectos de información que antes se manejaban cerradamente. Esos han sido pasos adelante.

Nunca planteamos una política de seguridad en términos de confrontación con algún estamento. Siempre planteamos una política de coordinación, integración y sumatoria de los esfuerzos. Cuando planteaba en soledad en toda la provincia la creación de una Policía Municipal y me preguntaban cómo se iba a llevar con la Bonaerense yo decía que la creábamos para que funcionaran coordinadamente. Cuando se creó la Policía Local y muchos decían otra vez que podía ser que hubiera diferencias de criterios, yo decía que se busca un funcionamiento coordinado.

-¿Y se logró?

-Se está trabajando, la policía local todavía no está en la calle.

-¿Pero la decisión de que Manino Iriart se incorpore no responde a la dificultad de trabajar de manera articular con la Bonaerense?

-Yo no estoy encontrando dificultades para mejorar, estoy encontrando la necesidad de tomar decisiones que garanticen una eficacia. Sin renunciar a ninguno de los objetivos del mediano y largo plazo, sin rectificar en lo más mínimo la política que fijamos cuando designamos a Fernando Telpuk, cuando creamos la Escuela de Seguridad Democrática, cuando decidimos la forma de designación del jefe de la policía local, cuando decidimos trabajar en conjunto con el instituto de seguridad ciudadana y democracia, nosotros pensamos que en el corto plazo es necesario garantizar respuestas eficaces para la tranquilidad de los trabajadores, amas de casa, estudiantes y vecinos de Mar del Plata.

-¿Está conforme con la actuación de la Policía Bonaerense?

-Creo que hay que mejorar, Mar del Plata necesita resultados. Las felicitaciones entre dirigentes están de más. Reconocimientos laudatorios entre funcionarios públicos que no logran los objetivos están de más. Acá el momento de la felicitación y los aplausos es cuando la gente esté tranquila. Mientras tanto no puede haber ningún funcionario tranquilo en su silla. Yo soy el responsable de hacer algo todos los días para mejorar la seguridad. Pero también tienen que mejorar todos los sistemas de administración  de Justicia y por supuesto que tiene que mejorar la policía provincial.  

 

-¿Le preocupa que Iriart no tenga experiencia, que no sea un técnico en seguridad ciudadana?

-Alveolite tampoco tenía y ha sido un secretario brillante. ¿Cuántos construyeron una policía local como la que se está construyendo? ¿Cuántos lograron el funcionamiento de un centro de análisis estratégico del delito que es único en la Argentina? ¿Cuántos secretarios de seguridad crearon una escuela de seguridad municipal? Es la única. ¿Cuántos lograron un jefe de la Policía Local con acuerdo del Concejo y audiencia pública? Es el único caso. Fue un secretario brillante hasta el día de hoy y no tenía experiencia. Termina un ciclo con un gran valor agregado, y sin que nadie pueda hacer observaciones a su honradez y transparencia.

-Sin embargo, está cerca de ir a juicio en una causa por abuso de autoridad.

-No está en tela de juicio su conducta moral.

-Pero sí su eficacia como funcionario.

-Lo que se ha cuestionado es si se excedió en el cumplimiento de sus funciones por clausurar un lugar 12 años usurpado. No fue a clausurar un comercio legítimamente establecido. Yo los invito a que le pregunten a los legítimos dueños del lugar lo que piensan de Alveolite. Sabemos lo que piensan los que fueron clausurados, que muchos valores con la convivencia sana no tenían, porque usurparon.

-De todos modos, una cosa no justifica la otra.

-Se está investigando si cometió un abuso de autoridad, si se excedió en el uso de sus atribuciones y Alveolite sabe y el intendente sabe que un funcionario público de esta gestión cuando es reclamado a dar explicaciones por la Justicia las tiene que dar y someterse al criterio de la Justicia. Pero no es lo mismo que alguien esté cuestionado por tener conductas enojosas, reñidas con los valores de lo que se espera de un funcionario público, a la posible comisión de algún tipo de error o exceso en un caso de las particularidades que tiene éste. Para mi convicción y mi entendimiento íntimo y público estamos en presencia de un funcionario ejemplar.

-¿Y por qué no siguió como secretario de Seguridad?

-Me parece que en esta instancia en la que un gobierno abre caminos nuevos hace falta ir arbitrando los medios y los procedimientos para que los funcionarios den lo mejor de sí en diferentes lugares.

-Entonces cree que a pesar de no tener experiencia Iriart puede hacer una buena gestión.

-Sí, tiene voluntad, capacidad política, experiencia en la gestión pública, una trayectoria y es de mi confianza.

Además de fijar rumbos estratégicos a mediano y largo plazo tengo que tener resultados.

-Desde 0223 interpretamos el desembarco de Iriart en Seguridad como una especie de “intervención” de Scioli sobre el área. ¿Rechaza esta idea?

-El gobernador Scioli más que nadie se ha ocupado de transferir a los gobiernos locales más oportunidades de trabajar en la seguridad. Pocas veces como ahora se ha puesto tanto recurso público municipal en la política de seguridad. Estamos poniendo 25 litros de nafta por día en cada patrullero, hemos creado la secretaría de Seguridad, el centro de monitoreo, el centro de análisis estratégico del delito, la escuela municipal de seguridad, tomamos examen de ingreso a la policía local, ponemos dinero para reparar los patrulleros. Con todo esto, no podemos hablar de una cosa que no sea una complementación. Además, nosotros hemos pedido todo eso.  

Primero es la seguridad de los marplatenses, prevenir la violencia y el delito. Después, lo que suponemos que la gente espera de los políticos, es que tengamos la capacidad de armonizar recursos para obtener respuestas. La política de la queja es para quienes hacen un ejercicio oportunista desde la oposición de los problemas que atraviesa la ciudad. Nosotros no tenemos ganas de quejarnos, tenemos ganas de solucionar las cosas. Nuestra prioridad siempre fue Mar del Plata y los marplatenses y tomaré todas las decisiones políticas para garantizar los mejores resultados posibles.

-¿Se puede hacer una lectura política de la incorporación de Iriart al gabinete?

-Se debe hacer una lectura política. La lectura es que yo tomo las decisiones que interpreto más le convienen a Mar del Plata y los marplatenses. Y en función de eso creo que lo más conveniente es no abandonar las políticas de corto, mediano y largo plazo e incorporar un funcionario que nos ayude a optimizar la complementación del trabajo con el Ministerio de la Provincia. Cuanto más respaldo tenga el funcionario más resultados vamos a obtener de él.

-Una pregunta más concreta, ¿esto implica que usted elige a Scioli como candidato dentro del Frente para la Victoria?

-No he hecho un análisis electoral de las necesidades de la coyuntura en materia de prevención del delito en Mar del Plata.  

-Pero es consciente de que ese análisis se hace.

-Todas las decisiones que tomamos las personas públicas tienen una lectura política por parte de la comunidad. Pero yo lo que analizo es la administración de este presente de Mar del Plata que tiene por primera vez en su historia una política municipal de prevención del delito y seguridad comunitaria con una inversión de más de 200 millones de pesos.  

Coment� la nota