En el PRO piensan que la cumbia antilarreta le juega en contra a Lammens

En el PRO piensan que la cumbia antilarreta le juega en contra a Lammens

A pesar de la buena convocatoria de #SiVosQuerés, en el oficialismo creen que será un búmeran para el kirchnerismo.

El larretismo mira de reojo la cumbia contra la elección de Horacio Rodríguez Larreta y creen que no le sumará adeptos al kirchnerismo. "Cuando vos hablás "'en contra de' y no a favor, al final puede terminar siendo un búmeran", señalaron desde el oficialismo capitalino.

Por segunda vez, días atrás se repitió en la Ciudad una convocatoria kirchnerista para que los militantes y simpatizantes participen de un flashmob contra el alcalde capitalino. Miles de personas se juntaron en las comunas porteñas y bailaron al ritmo de "Si vos querés", el tema de Sudor Marika.

La canción se viralizó en pocos días y le dio nuevas esperanzas a Matías Lammens, el postulante kirchnerista que debe remontar una desventaja de 14, 5 puntos. Se trata de una tarea complicada, sobre todo porque con mantener los votos de la última elección ya superaría el 50% exigido para imponerse en primera vuelta.

Consultados sobre el impacto que tienen las reuniones en la campaña porteña, en el oficialismo no se mostraron demasiado conmovidos. Elogiaron el tema, pero descreen que pueda cambiar el curso de la campaña.

"Le hablan a los propios. No agrega gente a la base que tiene el kirchnerismo, los que había en la calle eran militantes, no vecinos de a pie",  le dijo a LPO uno de los principales funcionarios capitalinos.

Javier Grosman y la irrupción del flashmob "#SiVosQuerés" que amenaza a Larreta

"Horacio tiene una gestión con más de 65 puntos de imagen positiva. No les va a caer muy bien a los que valoran a Horacio que pidan que se vaya", agregó.

"Cuando hacés una campaña ‘en contra de' es complicado que funcione. Puede terminar siendo un búmeran y tener el efecto contrario al que buscás", agregaron desde el oficialismo.

En las oficinas de Parque Patricios recordaron el caso de la campaña "Amor sí, Macri no", que intentó captar los votos del progresismo kirchnerista que no tenía demasiado entusiasmo por la candidatura de Daniel Scioli. "Fue un fracaso", señalaron.

"Le están haciendo un favor al subirlo a Horacio porque octubre es nacional. La gente vota a presidente", explicó un asesor porteño. "Le recordás al tipo que odia a Macri y que busca castigarlo que también se vota a intendente. Y con eso aumentan las chances de que corten boleta y voten a Horacio", analizó. 

Coment� la nota