Para Sturzenegger, la inflación ya está en 18,5% anual

Para Sturzenegger, la inflación ya está en 18,5% anual

Aseguró que en 2016 la inflación nacional fue de 36,6% y con el 1,4% de diciembre se cumplió el objetivo del Central.Banco Central

El presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger, presentó este miércoles el Informe de Política Monetaria del último cuatrimestre de 2016 en el que aseguró que cumplió con su palabra de bajar la inflación en 2016, luego de haber atajado los pagos de las ventas de dólar futuro pautadas por su antecesor Alejandro Vanoli y la fuerte emisión monetaria de 2015 para asistir al Tesoro, lo que se denomina en la jerga “dominancia fiscal”.

En este sentido, el banquero central aseguró que las correcciones de precios de las tarifas con sus idas y venidas le sumaron ruido a la serie, pero que de lo contrario se vería con claridad la fuerte baja de la inflación que hubo en el segundo semestre. Al respecto señaló que en el primer semestre las distintas mediciones de la inflación rondaron el 3,7% mensual cuando el segundo semestre la evolución de los precios “fue del 1,5% o menos”.

Con un 1,2% de inflación en diciembre según el Indec, Sturzenegger aseguró que “El Banco Central cumplió su objetivo” y detalló que si bien la medición de inflación de la Ciudad marcó un 41,05%, la inflación nacional fue de 36,6%.

“En el segundo semestre del año tuvimos la inflación más baja desde 2008”, aseguró Sturzenegger a la vez que se deslindó de la evolución de los precios de la primera mitad de 2016 por ser responsabilidad de Vanoli.

“En el segundo semestre del año tuvimos la inflación más baja desde 2008”, aseguró a la vez que se deslindó de la evolución de los precios durante la primera mitad de 2016 porque en su visión de la política monetaria, las decisiones del Banco central demoran seis meses en impactar y, por ende, hasta julio, la inflación respondió a la gestión anterior.

Este no fue el único objetivo cumplido por el que el presidente del Banco Central celebró: el límite de asistencia al Tesoro también se cumplió en esta transición de la dominancia fiscal a la dominancia monetaria. “Garroneamos 3 millones pero cumplimos con la meta de los $160.000 millones”, bromeó Struzenegger por haberle entregado al Poder Ejecutivo $157.000 millones en 2016 y luego reiteró que este año la asistencia desciende a $150.000 millones.

No obstante, como viene advirtiendo en los últimos comunicados semanales de política monetaria, las últimas señales respecto de la baja de la inflación son mixtas: por un lado, los números del nivel general de inflación muestran una desaceleración, pero no se está desinflando “al ritmo que venía”. En este sentido, las expectativas de inflación del REM y la inflación núcleo del Indec sigue clavada en el 1,7% mensual.

“Este 1,7% tiene que caer, tiene que ser menor”, dijo Sturzenegger y evaluó que “como hombre precavido vale por dos” insistirá en con la tasa de interés lo suficientemente positiva como para darle el brazo a torcer e indicó que para alcanzar la meta general de 12% a 17% de inflación en 2017, la evolución de la inflación núcleo o “core” tendría que evolucionar de manera tal de estar debajo del 1% mensual.

Respecto de las inflación esperada del Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM), que sigue fija en el 21% para 2017 y en 14,9% para 2018, el presidente del Banco Central se mostró tranquilo porque recién comienza el régimen de metas de inflación y sigue en la etapa de consolidación de la confianza, pero dijo no entender por qué no le creen que logrará su objetivo si hasta ahora ha cumplido su palabra: “Lo miramos con mucha curiosidad. La inflación hace seis meses del 18,5% y los analistas esperan un 21%. Para 2018 también estamos sobre la meta (del 8% al 12% anual)”.

No son solo los analistas los que descreen que Sturzenegger logre ganarle la pulseada a los precios y los deje dentro de la meta oficial, el Fondo Monetario Internacional aseguró que espera que la inflación “descienda considerablemente, pero que permanezca levemente por encima de la meta fijada por el Banco Central para 2017".

Sobre el régimen de metas, el presidente del organismo aseguró que del mismo modo que cambió la tasa de referencia de la economía de la tasa de Letras de 35 días al centro del corredor de tasas de pases a 7 días para reducir la volatilidad del sistema financiero y a partir de febrero las Letras se licitarán solo una vez al mes, “Argentina va a tener que transicionar” a un régimen más estable y con más certidumbre, por lo que a partir de marzo pasará a dar la tasa de referencia los martes semana de por medio.

“En el resto del mundo los Bancos Centrales comunican la tasa doce veces al año, incluso ocho; acá, una vez por semana. Esto no existe en el mundo”, explicó el banquero.

Coment� la nota