Panorama Político Platense: Una amenaza que podría interpretarse como un desafío institucional

Panorama Político Platense: Una amenaza que podría interpretarse como un desafío institucional

La semana tuvo una advertencia seria luego de la amenaza que realizó supuestamente una puntera radicalizada del Frente de Todos sobre la integridad física del intendente Julio Garro pero también apuntando a la institucionalidad. ¿Fue un hecho aislado o debe ser tomado como un llamado de atención sobre movimientos desestabilizadores?. En tanto, gabinete, Presupuesto y ajetreo político generan incertidumbre en el oficialismo y en la oposición.

El martes 5 de noviembre cuando el concejal de Juntos por el Cambio, Darío Musto, se acerca al local partidario ubicado en 520 y 169 encuentra signos de vandalismo, como roturas en la fachada y un principio de incendio. El inmueble es alquilado y el edil es su encargado, además de ser el responsable político de la barriada en cuanto a lo que representa la organización partidaria del intendente Julio Garro.

El incidente, que sobre la superficie puede ser un hecho vandálico más o incluso el emergente de alguna rencilla política muy localizada, podría constituir la señal más visible de advertencia de episodios que se estén planificando con el objetivo de dañar a las instituciones de la democracia, o siendo más directo: tratando de generan una situación de desestabilización en la Ciudad.

La lectura de la denuncia que presentó Juntos por el Cambio en dependencia policial y que será investigada por el Fiscal Álvaro Garganta, expone un episodio muy llamativo y ofrece el aporte de importante y clarísimo material probatorio además de varios testigos del ámbito comercial y político local, todos ellos muy calificados.

La presentación hace foco en la presunta responsabilidad de una puntera política del lugar, que estaría vinculada en el pasado a expresiones políticas muy radicalizadas como por ejemplo Quebracho.

La cuestión es que la presunta autora de instigar al incendio del local dejó un mensaje de voz en un grupo de Whats App que de comprobarse la autenticidad del mismo podría crearle un serio problema personal con la justicia, pero también debería ser la puerta para abrir una investigación aún mayor.

Vale la pena observar una parte de la presentación de JxC en sede policial, en donde se apunta a la denunciante diciendo sobre ella: “que efectúa en la Ciudad de La Plata actividades de militancia política por la agrupación política de Frente de Todos, toda vez que a través de su celular y por distintas notas de voz enviadas a un grupo “what saap” denominado “TRES BANDERAS” del cual es parte, manifestó que  “se debería haber prendido fuego ese local de 169 aunque ustedes digan que soy una setentista medio rara pero lo deberíamos haber hecho” y que …” deberíamos haber ido al galpón de 161 abrirlo y sacarle todos los colchones y todas las cosas que estuvo repartiendo en el bajo Musto” y que “ a ese local hay que prenderlo fuego, que no tengan nada que festejar” ( todas estas expresiones, en clara alusión al local de Juntos por el Cambio sito en la calle 169 y 520 y de quien impulsa la presente denuncia, XXXXX , de acuerdo a un análisis integral de las notas de voz en cuestión)”.

Y acá otro tramo interesante de la presentación: “Por otro lado, en la presente denuncia, hacemos saber que del análisis de los distintos fragmentos de las notas de voz mencionadas con anterioridad, no solo surgen las amenazas por parte de la señora XXXX de provocar graves daños al local en cuestión, sino que surge además una clara instigación a cometer delitos de acuerdo a lo dispuesto por el artículo 209 del CP”.

TE PUEDE INTERESAR TAMBIÉN:EL DEBATE

Peronismo en llamas: ¿Tolosa Paz le ganaba a Garro?

“El tipo penal del art. 209 del C.P recepta que ´el que públicamente instigare a cometer un delito determinado contra una persona o institución, será reprimido, por la sola instigación, con prisión de dos a seis años, según la gravedad del delito y las demás circunstancias establecidas en el artículo 41´. En ese orden, en distintos fragmentos de la nota de voz aludida,  la señora XXXX exige y manifiesta que  “ hoy es momento de tomar la municipalidad y sacar a esa lacra sea como sea ” (en clara alusión a la Municipalidad de La Plata y al intendente Julio Garro) y que “ ni un día en la ciudad de la Plata… de acá se va aunque sea con la patas para delante pero se va…..” y que “ todas las delegaciones las tenemos que ir desde abajo y empezar el cultivo para que las delegaciones se levantes y eso llevarle a Magario y a Axel y que se intervenga la ciudad de la Plata y que este tipo no pueda gobernar” todo ello en franca violación a lo receptado en el artículo 209 del Código Penal de la Nación”, añade la demanda.

Y pide: “por lo expuesto, se solicita al Señor Fiscal se investigue la posible comisión de los tipos de injusto penal contemplados en los arts. 183 y 209 del  Código Penal de la Nación”.

Lo sucedido está planteado en esa presentación, generada por la subsecretaría de Legal y Técnica de la Municipalidad el mismo 5 de noviembre, pero debería enmarcarse teniendo en cuenta otros datos de interés que terminan creando un clima espeso y poderosamente llamativo.

Vecinos del lugar contaron que para el lunes 4 de noviembre se estaba preparando una reunión en el domicilio particular de la denunciada a efectos de debatir temas inherentes a una supuesta elección para dirimir el cargo de delegado municipal en el mes de febrero del año próximo, y que en las invitaciones verbales para concurrir a la misma se hacía referencia al marco de conversaciones que se realizaron en el subcomando del Frente de Todos de Melchor Romero, y en paralelo entre referentes que concurrieron al Club Romerense, el viernes 1 de noviembre a un mitin que tuvo como oradora central a Saintout.

Y unos días antes, el Subcomando Electoral de la Sección Séptima, difundía un durísimo documento político con críticas hacia peronistas que no habrían trabajado para Saintout, y con fuertes cuestionamientos a Julio Garro, mientras que en un momento apuntan: “….Y desde hoy mismo nos prepararemos para moldear al candidato que represente a nuestra zona en la prometida elección de Delegados Municipales. ¿O el intendente borrará con el codo lo que escribió con la mano?” (sic).

Todo este clima caldeado en la localidad del oeste del distrito debe analizarse como producto de un correlato de situaciones que ocurrieron claramente, y que no solo es la imagen de un local vandalizado ni tampoco un audio de Whats App.

Esta situación planteada debería al menos investigarse para saber si detrás de estas cosas no hay un plan sistemático para dar golpes bajos en algunos barrios, y crear un claro enfrentamiento con la institucionalidad. Es que amenazar de muerte a un intendente y llamar a tomar un Municipio no son frases normales que se dicen como si nada, por lo que la investigación tendría que ir más allá del presunto delito penal puntual contemplado en el artículo 209 del Código Penal.

Y nuevamente preguntamos: ¿Hay un plan para desestabilizar al gobierno municipal?.

La violencia política puede ser un problema que surja con fuerza en los próximos tiempos, porque después de esta elección municipal las cosas no quedaron bien en algunas localidades, en especial en lo que tiene que ver con la interna “panperonista”, luego de que varios cuadros decidieron dar la espalda a la candidatura de Saintout y directamente repartir la boleta cortada llamando a votar por Garro.

Por eso decíamos en análisis anteriores la importancia que significaba luego de la elección un saludo formal de la candidata derrotada al alcalde reelecto, porque simplemente ese acto, -que debería ser normal en casi 40 años de democracia-, es un mensaje tranquilizador hacia abajo. No saludar también es aportar a que se potencie la crispación y habilitar de algún modo a los más radicalizados para que protagonicen cualquier barrabasada.

Esos hechos violentos, -vandalización de local y amenaza por audio-, tendrían que haber sido condenados enérgicamente por el arco político local, y la verdad es que no se recibieron comunicaciones, con la excepción de la concejal Florencia Rollié, una ex  radical furiosamente “antigarrista” que escribió en su cuenta de Facebook: “Condeno enérgicamente toda manifestación o ejercicio de la violencia política” en post ilustrado con la foto del local vandalizado, y agregó en el texto: “la violencia como la corrupción , merecen ser condenadas sin importar quien la ejecuta porque destruyen a la democracia no solo como sistema político sino también como forma de vida”.

Pero la gran parte del arco político local, incluyendo al Partido Justicialista como eje, no emitieron expresión alguna, y esa situación significa también un llamado de atención en sí mismo. Además, en el Concejo Deliberante se tendrían que haber sucedido pedidos de sesión extraordinaria, o al menos una comunicación firmada por todos los titulares de bloques políticos repudiando el hecho en donde se amenaza de muerte al intendente, se llama a tomar la Comuna, y además se vandaliza un local que responde a uno de los integrantes de esa Casa parlamentaria.

¿Estamos dispuesto a tolerar violencia política extrema?, ¿Vamos a dejar pasar como si nada hubiese ocurrido una amenaza no solo al intendente como persona o dirigente político, sino a la institución que representa?, ¿estamos en verdad en el inicio de un operativo venganza que tendrá a los barrios y localidades como epicentro?.

Este eje en cuestión la justicia lo debería investigar, y la política lo tiene que debatir en primer lugar.

Rumores, ansiedad y operaciones por todos lados

Hace alrededor de cuatro meses Julio Garro estaba dispuesto a hacer un cambio casi total de su gabinete porque no se encontraba conforme con el rendimiento, y además porque varios de sus integrantes eran muy afines a protagonizar camarillas.

“Los funcionarios tienen alitas y en cualquier momento vuelan”, es una de las frases que se le atribuyen al alcalde, quien debió firmar varias resoluciones de despedida de colaboradores en el primer tramo de gestión, hasta lograr el gabinete que lo acompaña en la actualidad.

Pero antes de las elecciones PASO, Garro quería darle otro perfil al gabinete, y probablemente no lo implementó porque estaba en la antesala de una elección que podría ser complicada y el manual indica que en esos casos no hay que hacer movimientos bruscos de estanterías porque se puede venir todo abajo.

Los comentarios de funcionarios que opinan con recelo de sus pares se fueron incrementando cada vez con más fuerza hasta la mitad de camino entre las PASO y la elección del 27 de octubre. Y una fecha importante que cortó con ese clima áspero fue el sábado 28 de septiembre, cuando se realizó una reunión interna en donde el alcalde alineó con mano dura, y dicen que el camino de los treinta días siguientes hasta la contienda electoral fue armonioso y absolutamente ascendente.

En rigor, el gabinete de Garro si bien posee individualidades que han funcionado bien, tuvo varias recaídas y si el propio Jefe Comunal no se colocaba detrás de determinada área, la dinámica que muchas veces imprimían sus funcionarios no era la que los platenses esperaban, y eso se notaba en programas que comenzaban altos y con mucha actividad convirtiéndose en aciertos, pero al poco tiempo se desvanecían sin encontrarse demasiada explicación.

Por eso, a la hora del nuevo gabinete es posible que Garro aplique la experiencia para generar transformaciones importantes, que posiblemente vayan más allá de los nombres.

La actual estructura de gabinete no le sirve a la gestión. Hay áreas, como Espacios Públicos u Obras y Servicios, que son demasiado amplias, y que es lógico que imposibilite a sus titulares planificar programas a mediano plazo porque las urgencias del día a día los absorben. Esa no es una falla de los funcionarios a cargo, sino un problema organizativo que tiene una raíz política.

Un gabinete moderno posiblemente no deba detenerse tanto en la cantidad de áreas que tenga, sino en la practicidad de ellas. Tal vez buscando formatos como creación de Agencias o Entes para ejecutar determinadas cuestiones la gestión encuentre la dinámica que le faltó, o incluso la mirada más allá de los problemas de cada día.

En estas horas suenan varios nombres de dirigentes que podrían ocupar diferentes lugares, pero en verdad no hay nada cierto sobre todo porque el intendente está buscando el mejor formato para su gabinete y siguiendo con atención las particularidades que tendrá el proyecto de Presupuesto 2020, que viene algo demorado porque no hay pautas claras nacionales o provinciales como para poder hacer una proyección de gastos y recursos en la esfera local.

Sí se sabe que en el mientras tanto Garro le está dando forma a la implementación de sus promesas de campaña, como mejorar el estado de los barrios o generar microcréditos.

Con un proyecto de Presupuesto más aclarado es posible que el futuro organigrama comunal empiece a tener más certezas.

Hasta el momento hay grupos del garrismo que operan nombres propios para ocupar secretarías o direcciones, y también lanzan supuestas aspiraciones de rivales internos. Eso es lógico en cualquier proceso de transición de un ciclo a otro, y es parte de la pirotecnia. Por lo general publicar nombres en esta instancia es someterse al juego de la politiquería, que busca promocionar o quemar postulantes según convenga.

Atado al paquete del nuevo gabinete seguramente estará la designación del próximo Defensor o Defensora de la Ciudad, y por eso lentamente se siguen cumpliendo los tiempos fijados por los concejales que integran la Comisión de Enlace, tal cual lo prevé la ordenanza que le da origen a esa figura.

En rigor, para el lado que salga, parece que la elección de la Defensoría será una gran decepción para el vecino independiente, porque no es lógico decir que la misma está sujeta a los vaivenes políticos, ya que justamente ese funcionario debe garantizar independencia en ese tipo de influencias. Esta situación pone en evidencia la desactualizada ordenanza que rige su funcionamiento, y que va a teñir de falta de legitimidad a quien ocupe el puesto porque siempre estará sospechado de no haber sido seleccionado por su idoneidad sino por garantizar determinado status quo.

Más platenses que nunca

El 19 de noviembre llega el cumpleaños número 137 de nuestra Ciudad, y para tal festejo la Comuna elaboró una plantilla de artistas absolutamente locales, tal vez siguiendo la impresión de la campaña electoral que le permitió a Garro la reelección, o teniendo en cuenta lo ajustado de los números presupuestarios.

De cualquier manera, la decisión es más que acertada.

El 2020 llega con dos elecciones internas claves: UCR y PJ

Por un lado, la Unión Cívica Radical el año próximo elegirá conducción partidaria, ya que vencen el mandato quienes fueron elegido el 28 de octubre de 2018. Actualmente el Partido es dirigido por el concejal Claudio Frangul, y sostenido mediante una alianza interna que componen también el espacio de los diputados Miguel Bazze y Diego Rovella, la Corriente de Opinión Nacional que lidera el ex ministro Federico Storani, y grupos vinculados directamente con el vicegobernador Daniel Salvador.

A un año de ese cambio institucional partidario no se observan demasiados movimientos que supongan romper el orden establecido por la alianza que lo conduce.

De todos modos, el radicalismo comenzará un debate nacional y provincial, y su resultado seguramente confeccionará el nuevo mapa político.

Por el momento, tanto Frangul como Bazze y Rovella, han manifestado una buena sintonía con el intendente Julio Garro que se vio reflejado en el óptimo rendimiento de Juntos por el Cambio.

También sobre fin del año próximo, el Partido Justicialista local deberá recambiar a sus autoridades y discutir nuevamente quien encabezará el Consejo del Partido, hoy manejado por una sociedad entre el bruerismo y la agrupación La Cámpora que se selló con la presidencia de Luis Lugones y la vicepresidencia de Ariel Archanco.

El martes 5 de noviembre, en la sede de la ONG Las Mirabal, el diputado Guillermo Escudero (foto) envió un fuerte mensaje interno, diciendo que el peronismo se reorganiza con humildad y con la mirada puesta en conquistar la Municipalidad en el próximo turno. 

En Escudero para algunos se observó a un candidato a suceder a Lugones, el tío de los Bruera.

En tanto, los camporistas empiezan a considerar que deben tener un manejo férreo del aparato partidario, porque será determinante para la elección del 2021, oportunidad en la que tienen que renovar la banca de diputados Florencia Saintout.

Pero en el medio se comienza a hablar bastante de la concejal Victoria Tolosa Paz, y dicen que podría ser la síntesis de renovación partidaria por un lado y de armado competitivo para destronar a Garro, por el otro.

En varios barrios ya se observan corrimientos de agrupaciones, que han dejaron de responder a los Bruera o en cierta medida a Saintout para mirar con más atracción a Tolosa Paz. Hay que ver si ese mensaje es captado por la concejal en sentido de apertura de su espacio o todo se terminará enfriando.

Como sea, la interna peronista que seguramente será en diciembre de 2020, va a ser protagonista central en las mesas políticas de los meses por venir, porque quien la resuelva a su favor no solo tendrá gran parte del camino hecho a las listas legislativas de mitad de término, sino que conseguirá el pasaporte que le permita un papel protagónico para dar pelea por la intendencia, en el lejano 2023.

Y una incógnita flotando: ¿Qué posición tomarán los peronistas de Juntos por el Cambio?, ¿podrán buscar la conducción partidaria con un candidato propio?. Algunos dicen que de ser así tienen chances de ganar.

Coment� la nota