La oposición respaldó el reclamo de los casineros en el Concejo

La oposición respaldó el reclamo de los casineros en el Concejo

Los bloques de Unidad Ciudadana, 1País y Acción Marplatense apoyaron a los gremios del sector. Pidieron que la provincia dé "marcha atrás" con el cierre de tres salas de juego.

“Ellos van por todos, es evidente que por nosotros también”, advirtió Daniel Rodríguez, jefe del bloque de Unidad Ciudadana y ex titular de la Asociación de Empleados de Casinos. “Estamos ante un gobierno para ricos que está atacando, de una u otra forma, a todos los sindicatos. Tenemos que estar más unidos que nunca”, pidió Mercedes Morro, concejal de 1País y secretaria general de los gastronómicos.“Compartimos el deseo de que esta decisión tenga un marcha atrás”, le siguió Marcelo Fernández, de Acción Marplatense.

El recinto de sesiones del Concejo Deliberante se llenó este miércoles de voces opositoras que respaldaron el reclamo de los gremios ante la decisión de María Eugenia Vidal de cerrar las salas de juego de Valeria del Mar, Mar de Ajó y Necochea, lo que obligará a los empleados a trabajar en otros casinos de la zona. Para los sindicatos, eso implicará que algunos no puedan adaptarse y queden en el camino. “Lo que está sucediendo con el cierre de los casinos no deja de ir en contra de derechos adquiridos de los trabajadores”, interpretó Fernández.

“Los dirigentes que encabezan sus sindicatos tienen una clara conciencia, saben el rumbo y saben dónde tienen que estar. La única manera de enfrentar situaciones como estas es con dirigentes como los que ustedes tienen”, agregó. Les hablaba a los empleados de casinos que coparon la barra del recinto, y los elogios eran para Daniel Méndez, el presidente de la Asociación de Empleados de Casinos Nacionales, y Roberto Páez, de Maestranza, que estaban sentados a pocos metros.

“Todos tenemos que estar en pie de lucha. Yo no me voy a involucrar en la visión sindical, sino en el verdadero fundamento de lo que pasa detrás de todo esto, que no es ni más ni menos que espurios negocios de poderosos, como siempre ha sucedido”, alertó Rodríguez. “Cuando tienen la posibilidad política de ser respaldados (estos intereses) avanzan”, agregó el concejal de Unidad Ciudadana.

El ex casinero consideró que esta medida “no tiene que pasar”. “Hemos demostrado que lo que vale la pena para la sociedad son las salas de entretenimiento, que las han hecho pelota. Porque ahora va la señora con la bolsa de los mandados, ahí está el riesgo de la ludopatía, no en una sala de entretenimiento que fue controlada, administrada y llevada adelante por el Estado”, acotó.

Parte de los cuestionamientos fueron para los bingos, que según los gremios de casinos son los grandes beneficiados con la medida de la gobernadora, pese a que los cierres también incluyeron el de un bingo en Temperley. “Es vicio el casino y no es vicio el bingo”, ironizó Morro. Y aclaró que las salas privadas son “muchos más dañinas” por los horarios.

“Estaremos al lado de ustedes en la angustia por recuperar los puestos de trabajo y en todo lo que sea necesario”, apuntó la titular del sindicato que a nivel nacional tiene como referente a Luis Barrionuevo, quien en los últimos días no pasó desapercibido cuando alertó que los ex presidentes “(Fernando) De la Rúa y (Raúl) Alfonsín atacaron a los sindicatos y no terminaron su mandato”.

Los concejales oficialistas ni pisaron el recinto. Con múltiples diferencias por las políticas locales, esta vez los ediles de la UCR, la Agrupación Atlántica, la Coalición Cívica, el PRO y Crear actuaron como un interbloque homogéneo.

“Lamentablemente no estamos todos”, los recordó Méndez. En la misma línea, Paéz agradeció a los que estuvieron. “Porque han venido a escuchar la problemática de los trabajadores”, remató.

Coment� la nota