Novena visita de Macri que ensalzó a Colombi y aseguró “vamos a seguir juntos”

Novena visita de Macri que ensalzó a Colombi y aseguró “vamos a seguir juntos”

El Presidente destacó la figura del mandatario correntino en su visita a la Escuela Regional, donde sólo descubrió una placa. Luego recorrió las instalaciones del Hospital Vidal. Repartió selfies pero no realizó anuncios ni promesas.

El presidente Mauricio Macri concretó ayer su novena visita a Corrientes. Estuvo por primera vez en la Escuela Manuel Estrada, más conocida como Regional, y luego fue al Hospital. No hubo anuncios, ni promesas, alabó al gobernador Ricardo Colombi por su “entrega” y a los correntinos porque “siempre que vengo me voy lleno de energías”.

En la Escuela Regional sabían que el Presidente venía pero no sabían a qué. “No hay nada por inaugurar, si bien se están haciendo obras, pero no están listas aún”, dijo a El Litoral una de las autoridades del establecimiento.

Unos 120 chicos de sexto año, futuros egresados, rodearon a Macri en una tarima del aula magna. El resto de los presentes se ubicaron en sillas frente al Presidente y funcionarios, y en las sillas traseras se sentaron alumnos de cuarto y quinto año.

Los estudiantes tampoco sabían a qué venía Macri, pero se mostraron emocionados ante su presencia. Era la primera vez que veían a un Presidente tan cerca. “No sabemos a qué viene, pero está bueno que venga”, dijo Diego de quinto año.

Las autoridades de la escuela tenían dos motivos para estar felices: la histórica visita de un presidente y la histórica visita de Colombi.

“Estamos muy felices porque nos visitó el Presidente, pero además porque vino Colombi, que también es la primera vez que viene, nunca antes había venido”, contó con algarabía una de las autoridades.

Macri bajó del helicóptero presidencial a las 10.30 y a las 10.50 ya se había retirado de la Regional.

“No le pudimos decir nada. Vino y se fue. Logramos que firme el libro de visitas y además le regalamos un ejemplar de ‘Regional, escuela mía’, de Cesar Zarrabeitia.

Los estudiantes filmaron cada segundo de la visita presidencial. Los obnubiló el gigante de hélices que trajo al Presidente.

El protocolo de la Casa Rosada se ocupó de cada detalle. Estuvo todo pensado. Macri repartió selfies, pero no habló con nadie más que con Colombi.

A las periodistas, ya es una costumbre del macrismo, se los encerró en un rincón del aula, desde donde se podía ver todo el acto. Pero nunca hubo posibilidades de interpelar a Macri.

Acompañaron al jefe de Estado el gobernador electo Gustavo Valdés, el ministro de Educación de la nación, Alejandro Finocchiaro y la ministra de Educación de la provincia, Susana Benítez.

Participaron del acto el titular del Plan Belgrano, Carlos Vignolo, ministros, secretarios y subsecretarios del gabinete provincial, interventores de entes autárquicos, el presidente de la Cámara de Diputados, Pedro Cassani, legisladores provinciales, el intendente electo, Eduardo Tassano, docentes, alumnos e invitados especiales.

Se descubrió una placa recordatoria, como testimonio y reflejo de la recuperación y puesta en valor del edificio de la Escuela Regional, declarada Monumento Histórico Nacional. La visita presidencial fue un espaldarazo a la puesta en valor de una institución de alto prestigio, que en junio pasado cumplió 130 años, y que ha cobijado a generaciones de estudiantes. En sus inicios se especializaba en la formación de Maestros, para luego incorporar también la carrera de Perito Mercantil a su propuesta educativa, ofertas que se mantienen a la fecha, además de los niveles inicial y básico.

La edificación en una de las más importantes y antiguas dentro de la infraestructura educativa, con trazos y materiales similares a instituciones tales como la Escuela Normal, el Colegio Nacional y otras entidades distribuidas por el territorio provincial.

Discurso presidencial

“Buenos días queridos correntinos, querido gobernador. Ya perdí la cuenta de la cantidad de veces que he venido como presidente a Corrientes, 9 veces”. Fueron las primeras palabras del presidente Mauricio Macri que luego agregó “son pocas por lo lindo que es para mí venir, porque me vuelvo a la Capital lleno de energía, de alegría, esas que solamente ustedes pueden expresar con tanta vitalidad”.

El edificio va a cumplir 100 en dos años más, me dijeron, pero la institución lleva 130 años de fabricar sueños. Eso es lo que es una escuela, el lugar donde los chicos empiezan a soñar en qué es lo que quieren hacer el día de mañana y sueñan de la mano de nuestros maravillosos docentes, que son protagonistas fundamentales en esta etapa tan importante para los chicos”, puntualizó.

“El mundo aceleró en cambio tecnológico, avanzó el mundo digital y es un desafío enorme para los docentes. Para nosotros que somos inmigrantes a la tecnología todo eso que nos cuesta; pero nos damos cuenta que si no adquirimos esas herramientas nos vamos a quedar afuera por muchos años de todas las cosas que podemos hacer. Y lo más importante, si nuestros docentes no adquieren estas herramientas y no se las pueden transmitir a los chicos, éstos chicos no van a tener acceso al trabajo del Siglo XXI”, agregó.

“Hablamos de las herramientas de la digitalización, programación, robótica, impresoras 3D, lo que nos permite elegir dónde vivir, dónde trabajar. Que aquellos correntinos que aman su ciudad no tengan que abandonarla por falta de trabajo, porque van a tener las herramientas. Y lo más importante es que esta revolución que hemos aprendido y acordado junto a todos los gobernadores allá en Purmamarca (Jujuy) tiene como objetivo la igualdad de oportunidades más allá del lugar donde vivan, que tengan acceso a todas esas herramientas”.

Aludió a la relevancia que tiene “profundizar el diálogo”, y cuando ve a los líderes gremiales siente que “cada vez representan menos a los docentes como me dicen a mí cuando los visito. Cómo nos vamos a oponer a la evaluación, como vamos a mejorar si nos sabemos en qué estamos fallando. Necesitamos tener información y lo más importante, como me he comprometido con todos los argentinos que necesitamos saber la verdad.

Que realmente los chicos que terminan el colegio están preparados para ingresar a la Universidad o adquirir un buen trabajo. Eso hoy sabemos por las primeras evaluaciones que no es verdad, que no sucede. Sólo uno de cada cuatro chicos que comienza hoy en la Argentina educación pública está en condiciones de acceder a un buen trabajo. Tenemos muchísimo por mejorar y esa mejora la queremos hacer en conjunto, gobierno, gremios, docentes, padres, poniéndonos de acuerdo en cuáles son los valores que queremos transmitirles a nuestros chicos”.

“Este es un camino que recién comienza; la argentina entró en una etapa de reformismo permanente porque así está el mundo. A punto de cumplir dos años de gobierno hemos avanzado mucho desde el primer día. Este cambio genera respeto, admiración, apoyo en el mundo entero. Lo hemos visto con esta tragedia que estamos viviendo con la desaparición del submarino. Han venido de diversas partes del mundo a decirnos ‘queremos ayudar a los argentinos’, darle nuestro apoyo, la mejor tecnología, para ver si juntos encontramos el submarino”.

Por eso añadió: “Esto demuestra que el mundo nos está dando una oportunidad y ahora depende de nosotros que somos capaces de demostrarle que aprendimos de verdad de nuestros errores y que ahora queremos trabajar juntos. Respetándonos unos a otros, sin más avivadas que lo único que han generado es mucha pobreza en todo el país”.

“Gracias queridos correntinos por seguir apoyando este cambio cultural que hemos empezado en la Argentina, país en el que creemos, en los valores que tienen que ver con aquél que es buena persona, que trabaja, que se esfuerza, que convive y respeta a sus vecinos. Nunca más al que miente, al que estafa. Estamos en el camino de construir un país basado en el amor y la buena convivencia, alejándonos para siempre de la intolerancia y la violencia, que solamente han sido cómplices de la pobreza contra la cual hoy luchamos”, expuso.

En el cierre afirmó “vamos a seguir trabajando juntos porque hay muchas cosas por hacer en la Argentina y los correntinos confían en que mientras el nuevo gobernador (Gustavo Valdés) se ocupa del día a día de la provincia, él va a estar para ayudar a pensar qué otras herramientas necesitamos construir para que el crecimiento de la Argentina avance”.

El Presidente abandonó la escuela y se dirigió al Hospital Materno Neonatal Eloísa Torrent de Vidal. Se trasladó hasta el lugar en una combi, cuando se anunció que iba a hacerlo en un helicóptero; que luego aterrizó en la cancha Libertad.

En el Hospital, Macri fue recibido por la directora de la institución sanitaria, doctora Liliana Méndez Gallino, y demás funcionarios del área.

Estuvo acompañado por el gobernador Ricardo Colombi; el vicegobernador Gustavo Canteros, el ministro de Salud Ricardo Cardozo; el doctor Eduardo Tassano, entre otros.

¿Qué Sentís?

Coment� la nota