Río Negro se encamina hacia un 2017 con cinco eleccionesRÍO NEGRO.Cuatro comicios municipales y nacionales están confirmados y podría sumarse la definición de convencionales para modificar la Constitución.ADRIÁN PECOLLOadrianpecollo@rionegro.com.arHUGO ALONSOhalonso@rionegro.com.ar19 SEP 2016 - 00:00ADEMÁS/Doñate: “Sería un error tener dos o tres candidaturas”/El desembarco massista, con peronistas y exfuncionarios/El Pro abraza al gobierno nacional para consolidarse/JSRN: debut nacional y con la reforma en la gatera/La UCR espera estrategia nacional y descarga la responsabilidad en su socioLas PASO están convocadas para el 13 de agosto y el 22 de octubre se conocerá quiénes serán diputados entre 2017 y 2021. (marcelo ochoa)Comparte ésta noticiaIMPRIMI LA VERSION SOLO TEXTOViedma/Roca -

Río Negro abrirá su calendario electoral en el 2017 con la definición de convencionales de Catriel y podría sumar cinco comicios en el año, considerando la –cada vez más evidente– reforma constitucional que propondrá el gobernador Alberto Weretilneck.

La segunda fecha de elecciones pertenecerá a las municipales, a partir que la renovación parcial de una docena de concejos deliberantes. Luego, el 13 de agosto serán las PASO por los candidatos a diputados nacionales. Y las generales serán el 22 de octubre, día en el que Río Negro designará a dos diputados, por el vencimiento de los mandatos de María Emilia Soria y Luis Bardeggia.

Los partidos deberán tener resueltos socios y nombres para junio. El 13 vencerá el plazo de las alianzas y, 10 días después, cerrará la presentación de precandidatos para las Primarias de agosto. Antes, Río Negro tendrá sus pruebas municipales.

La primera votación será el 16 de abril en Catriel para nombrar a 15 convencionales, según la ley municipal 897/16, promulgada por el intendente Carlos Johnston en abril pasado.

Después, en mayo o junio, el gobernador propondrá un turno electoral al ofrecer servicio a la docena de los municipios que renovarán sus Concejos. Obviamente, las convocatorias pertenecen a los intendentes entonces podrán aceptar esa propuesta rionegrina o, también, adherir a la fecha nacional de octubre, evitando desembolsos propios.

Esos comicios municipales del año próximo recaerán sobre unos 24.000 votantes, con padrones pequeños. El mayor pertenece a Jacobacci –unos 6.000 votantes– y los otros son Maquinchao, Los Menucos, Ñorquinco, Pilcaniyeu, Sierra Colorada, Pomona, Belisle, Darwin, Chichinales, Godoy y Guardia Mitre.

Ese propuesto apartamiento del proceso nacional se explica en las alianzas ocasionales que se darán en las elecciones locales y, posteriormente, en las parlamentarias. Los intereses y las adhesiones no serán las mismas. Weretilneck es el más interesado ya que prevé garantizarse respaldos –incluso de los intendentes radicales aliados– en la compulsa a Diputados, con su impulso al plan constitucional. En cambio, a los jefes municipales poco les interesa el fallo nacional y su ocupación se concentra en la conformación de sus concejos deliberantes.

Reproches

Hay otros interesados. El presidente del PJ, Martín Soria ya inició reuniones en esos municipios, ya que advierte de su importancia política. Esa preparación abrió críticas. En la reunión del bloque, el legislador pichettista Ariel Rivero le cuestionó que no hablara con intendentes y le enrostró que los haya ignorado en esta aproximación municipal. En realidad, en ese debate anida el complejo vínculo de Soria con los pichettistas, aún no resuelto. Esa conclusión será sustancial en el armado del esquema del justicialismo.

Existen otras alianzas por repasar. El Pro y el radicalismo revisarán su confluencia en Cambiemos, más allá de las evidentes fugas de lealtades. La senadora Magdalena Odarda explorará acuerdos y, en ese sentido, poco quedó del Frente Progresista logrado con radicales disidentes, encabezado por Bautista Mendioroz. La relación de ambos sectores está quebrada.

Separación obligatoria

La elección de octubre no cerrará el proceso en Río Negro. Aceleraría el plan de la reforma de la Constitución. La última especulación indica que Weretilneck podría convocar para noviembre o diciembre del 2017 para nombrar a los 46 convencionales. Este objetivo exigiría que la ley de necesidad se apruebe en el primer semestre del año próximo, dejando la convocatoria para después de los comicios de octubre. El oficialismo espera que un buen resultado de la lista de JSRN facilite esa marcha reformista.

¿Por qué ese andamiaje? La elección de convencionales “no será antes de los 180 días de la fecha de la declaración”, dice el artículo 111 de la CP. Tampoco “coincidirá con elección alguna”, completa ese inciso 2. Esa exigencia descarta aquella conjetura difundida sobre una elección de convencionales simultánea con la nacional. No es posible. Tal vez, esa versión tuvo cierto asidero, a partir de que el oficialismo tanteó en la Justicia si esa simultaneidad podía forzarse pero, finalmente, se desechó cuando se alertó que la interpretación judicial recaería en los estrados federales porque se trata de una fase nacional.

Subsiste otro obstáculo de plazos. Lograda la ley de necesidad de reforma, la convocatoria de la elección de convencionales debe cumplirse con una antelación de 90 días a 120 días (Código Electoral).

Así, según el borrador oficial, Weretilneck podrá convocar en octubre para antes fin de año solamente si modifica esa ley 2431. De lo contrario, un llamado postgeneral recaerá –cuanto menos– a fines de enero o febrero.

“La necesidad de la reforma se declara por la Legislatura, con el voto favorable de las dos terceras partes del total de sus miembros y se lleva a cabo por una Convención”.

Artículo 111 de la Constitución rionegrina.Unos 24.000 vecinos de 12 ciudades deberán elegir concejales durante el año próximo. Esos comicios serían entre mayo y junio.

Las primeras elecciones del 2017 serán en Catriel, donde el intendente Johnston impulsó la reforma de la Carta Orgánica Municipal.

Convencionales

46 debería elegir la provincia si se concreta la convocatoria para reformar la Constitución Provincial.

Coment� la nota