Juraron los nuevos concejales y el Concejo se rearma

Juraron los nuevos concejales y el Concejo se rearma

La jura de los nuevos concejales marcó el inicio de un rearmado del cuerpo legislativo que ayer mostró acuerdos partidarios y un peronismo disgregado, en medio de un escenario que tendrá mucha tela que cortar. Son 13 los nuevos ediles, contando a Marcia González quien reemplazó a Nicolás Ducoté, que mañana prestará juramento como intendente.

El salón de sesiones lució un nuevo paisaje, con las bancas en media luna, al estilo Congreso, todas mirando a la presidencia del cuerpo, que enaltecía sobre una suerte de altar y un número nutrido de familiares, amigos y seguidores políticos de los ediles entrantes.En la primera fila se ubicaron el jefe comunal saliente, Humberto Zúccaro, su sucesor, y el senador bonaerense y excandidato a intendente de Pilar por el Frente Renovador, Jorge D’Onofrio.Mientras todo esto ocurría en el primer piso del palacio municipal, en la planta baja grupos que acompañaban a distintos concejales, lo vieron en vivo por pantalla gigante.Sentados en sus bancas recibieron a sus nuevos compañeros y a los que renovaron cargo, los zuccaristas Guillermina Sánchez y Alfredo Hermidas; los kirchneristas Santiago Laurent y Juan Luna; Alberto Zapata y Hugo Rosso, más Osvaldo Pugliese en la presidencia, todos del Frente Renovador, la molinista Marcela González y de los bloques unipersonales, Sebastián Pérez, Gustavo Trindade y Ricardo Male.Los juramentos comenzaron con los ediles electos por la lista ganadora que impulsó a Ducoté a la intendencia. El primero en hacerlo fue Sebastián Neuspiller, hombre que podría emigrar hacia el Gobierno bonaerense y dejar su lugar para que asuma Gustavo González. Tras el juramento, el ex goleador de Fénix, fue directo a abrazarse con el intendente electo.El segundo en la lista, fue Miguel Gamboa, que se acercó a Ducoté y le dio las gracias en voz alta. La tercera fue Claudia Zakhem que juró sobre la biblia por la “Unión Cívica Radical” y recibió un ramo de flores de manos de sus hijos.La siguieron Gabriel Lagomarsino y Daniel Liberé, para terminar con Carmen Murguía, nueva en la política de Pilar al menos en lo personal, pero con antecedentes familiares de funcionarios ya que es la esposa del ex bivortista Ramón “Moncho” Núñez.El segundo turno fue para quienes llegaron en la lista del Frente para la Victoria. El primero fue el ex jefe de Gabinete Federico Achával, seguido por Nicolás Darget, ambos renovaron cargo. Le siguió Inés Ricci, que antes de asumir había pegado el salto al massismo. La derquina juró sobre una estampita de la Virgen de Luján. El último de esa nómina en jurar fue el referente de la Juventud Peronista, Juan Pablo Roldán.Adrián Maciel renovó banca ya ungido como presidente del bloque del Frente Renovador, y Silvio Rodríguez juró por los “trabajadores y los desaparecidos”.  Además prestó juramento la exinspectora general de Educación, que ocupó el lugar de Ducoté por haber sido la tercera en la lista denarvaísta del 2009, pero su banca será para el molinismo. 

Coment� la nota