El Gobierno negó estar detrás de una denuncia contra Cano

El Gobierno negó estar detrás de una denuncia contra Cano

Yedlin rechazó acusaciones del titular del Plan Belgrano; pidió que se esclarezca el caso “No tenemos nada que ver con anónimos. No trabajamos de esa manera”, afirmó el funcionario provincial

“La Provincia no tiene nada que ver”. El secretario General de la Gobernación, Pablo Yedlin, repitió varias veces esta frase ayer. Respondió así a las acusaciones del titular del Plan Belgrano, José Cano, de que el oficialismo provincial estaría detrás de una operación política que derivó en una denuncia en la Justicia federal por el polémico viaje a Corea de un grupo de allegados al radical.

“Definitivamente, una persona como Cano, que ha basado su estrategia política a lo largo de toda su vida en denunciar, entiende cuál es la dinámica de esto. Pero el Gobierno no tiene nada que ver. Que esto va a tener repercusiones políticas no tengo dudas, pero lo que hay que explicar es por qué esta gente viajó a Corea”, consideró.

Expresó que en la provincia se sabe que tanto Alberto Darnay como otros involucrados en el caso trabajan con el radical desde hace años. “No tenemos nada que ver con la denuncia, ni con anónimos ni con (el fiscal Guillermo) Marijuán. Nosotros no trabajamos de esa manera, nunca lo hemos hecho. Él (por Cano) conoce cómo es ese mecanismo y seguramente podrá saber de qué lado viene, pero no viene del Gobierno”, subrayó. Opinó que no es un hecho que deba usarse para hacer política y exigió que se sepa rápidamente si es que hubo hechos de corrupción.

Una presentación anónima con información relacionada con un viaje a Corea de supuestos miembros del Plan Belgrano para firmar convenios derivó en la denuncia del fiscal Marijuán. Denunció a Cano; al empleado del PAMI que hace de enlace con el Plan Belgrano Darnay; al dirigente radical Osvaldo Barreñada; al empresario Octavio Accardi y a dos comerciantes coreanos que viven en el país, Dae Kyu Yang y Young Sik Oh.

Marijuán sospecha que podrían haberse cometido dos delitos: defraudación contra la administración pública y negociaciones incompatibles con la función pública. Se cree que los involucrados podrían haber suscrito convenios en nombre del Estado por 300 millones de dólares y que habrían pedido coimas. “Detrás de la causa en que la se me pretende involucrar con una supuesta maniobra fraudulenta hay una gigantesca operación política y mediática”, lanzó Cano. Responsabilizó luego, al oficialismo provincial y lo adjudicó al año electoral.

El titular del Plan Belgrano, José Cano, salió al cruce de los cuestionamientos del gobernador y el vice, Juan Manzur y Osvaldo Jaldo, a la política económica de la Nación.

“Como si fueran un dúo actoral, critican a Mauricio Macri por la inflación y el déficit fiscal. Existen, pero hay que ser caraduras para cuestionar sin ponerse colorados. Formaron parte de un Gobierno que negó el problema de los precios y que se llevó $ 600 millones de la Legislatura sin poder explicar dónde fueron. No les cayó la ficha de que la era del relato terminó”, afirmó el radical. Consideró que la Nación se está ocupando de los problemas y enrostró a las autoridades locales que el kirchnerismo destruyó el Indec para evitar mediciones de inflación y pobreza.

Con respecto a las críticas de Manzur al nivel de déficit fiscal, afirmó que el gasto público también incluye a las provincias y que “lejos de ordenar, el Gobierno tucumano sigue utilizando recursos de la gente sin orden ni transparencia”. “La Nación les reintegró la Coparticipación Federal, impulsó políticas para mejorar las economías regionales y aun así la demanda no se agota. Deben hacerse cargo y dejar de mirar a Buenos Aires cada vez que tienen un problema”, concluyó.

Coment� la nota