Emergencia alimentaria: proyecto opositor (con costo político para el Gobierno)

Emergencia alimentaria: proyecto opositor (con costo político para el Gobierno)

Los diputados de distintos bloques de la oposición unificaron un proyecto para declarar la emergencia alimentaria. El texto salió con las firmas de los dirigentes del Frente de Todos y otros sectores del justicialismo. Los representados por Roberto Lavagna tienen un proyecto propio y analizarán detenidamente -en las próximas horas- si acompañan la propuesta de la primera oposición. 

Los representantes de la oposición en el Congreso ratificaron que pedirán una sesión especial para discutir el tema. Dado que los plazos indican un tiempo de 48 horas desde el ingreso del proyecto, será debatido el jueves en el reciento de Diputados. Oficialismo y oposición dan por descontado que habrá quórum, pero la aprobación está en veremos. 

El texto consensuado entre las principales bancadas de la oposición se presentó este lunes por la tarde en la Cámara baja. El Gobierno, en tanto, recibió a la cúpula de la CGT para abordar el tema y volvió a cuestionar a la oposición por hacer una utilización "política" de ese reclamo, aunque no aclaró cual será su posición en el Congreso.

"El Gobierno debería tener la responsabilidad de hacerse cargo de este problema que ellos generaron y tomar medidas urgentes antes del jueves, de no ser así avanzaremos con la sesión especial para darle media sanción", aseguró el diputado del Movimiento Evita Leonardo Grosso en Canal 26. Tras la presentación del proyecto, el legislador resaltó que "la oposición está unida y decidida a aprobar la Emergencia Alimentaria porque" entiende "que es una necesidad urgente".

Desde el entorno de Roberto Lavagna aseguran que tienen un proyecto propio y no confirmaron que acompañarán cualquier texto. "No nos interesa ir con La Cámpora", señalaron a El Canciller desde el entorno del exministro de Economía. El oficialismo definirá su estrategia mañana: puede pagar el costo político de bloquear el proyecto o dejar que sea aprobado por la oposición. Desde el Poder Ejecutivo ya adelantaron que, de ser aprobada, la emergencia alimentaria no será vetada.

El consenso entre en los diputados opositores se logró tras una reunión que mantuvieron representantes de los distintos bloques con las organizaciones sociales la semana pasada en el Congreso, en coincidencia con una jornada nacional de protesta. El presidente del bloque de diputados del Frente para la Victoria, Agustín Rossi, señaló que la iniciativa "busca darle al ministerio de Desarrollo Social y a la Jefatura de Gabinete las herramientas administrativas" para destinar mayor presupuesto a "los comedores, las intendencias y las provincias".

En declaraciones a radio Futurock, el dirigente kirchnerista consideró que la norma permitiría también que estas licitaciones "sean lo más ágil posible, lo más potente y transparente posible". "Me imagino que no habrá muchos diputados que quieran volver a sus provincias planteando que se negaron a tratar la emergencia alimentaria", destacó Rossi.

El proyecto

El proyecto consensuado en el Frente de Todos prorroga hasta el 31 de diciembre de 2022 la emergencia alimentaria nacional dictada por el Decreto 108 del año 2002. También se faculta al jefe de Gabinete  a que -durante ese período- actualice trimestralmente estas partidas presupuestarias, debiendo tomar como "referencias mínimas" el aumento de la variación porcentual del rubro ''alimentos y bebidas no alcohólicas'' del IPC y la variación de la canasta básica alimentaria según el INDEC. Esto dispone un incremento de, como mínimo, 50% de las partidas presupuestarias.

Coment� la nota