Dragado: Uruguay denuncia ante la Justicia el intento de coimas

Por Natasha Niebieskikwiat.

Lo decidió el canciller uruguayo. Además, pedirá levantar el secreto bancario de la cuenta de la firma involucrada.

El canciller uruguayo, Luis Almagro, decidió enviar a la justicia de su país los antecedentes de la firma argentino holandesa Riovia, encargada de las obras de mantenimiento del dragado del canal Martín García del Río de la Plata. La misma fue excluida de la licitación unilateralmente por la Argentina, ya que Uruguay no la objeta. Riovia se encuentra el medio de la reciente escalada diplomática entre Montevideo y Buenos Aires, a raíz de una denuncia por intento de coima que involucra a la empresa y a funcionarios argentinos.

En un artículo de tapa con la foto de Almagro y el titulo “Se picó” (se enojó), el semanario Brecha informó que el ministro oriental también decidió solicitar el levantamiento del secreto bancario de los pagos realizados por la Riovía “a personas y sociedades de los países involucrados” . Así, la actitud de Almagro demuestra que lejos de apaciguar los ánimos entre ambos países, la reunión de Cristina Kirchner y su par José Mujica en Brasilia, el martes pasado, no calmó la tensión aunque sí los cruces de declaraciones y comunicados de Almagro y su par Héctor Timerman de las últimas semanas.

Con su actitud, interpretaron fuentes consultadas en Montevideo, el gobierno de Mujica busca dar una “impronta de transparencia” a lo actuado por su país hasta el momento. “El camino judicial es el único que puede disipar todas las dudas”, indicaba ayer Brecha , con fuentes cercanas al gabinete de Mujica. Igual, como ya existe una denuncia penal allí desde mayo, la nueva documentación se sumará a dicha causa, aclaró el semanario.

El escándalo estalló en mayo pasado cuando un embajador amigo de Mujica contó que el jefe de gabinete de la cancillería, y actual presidente de la Comisión Administradora del Río de la Plata, Francisco Bustillo, le contó que el ex vicecanciller argentino Roberto García Moritán, le habría ofrecido en 2010 una coima para favorecer a Riovia en la licitación para seguir con los trabajos de mantenimiento. Los dos países acordaron despejar las sospechas. Y cuando el tema a parecía aplacado, el lunes pasado el Tribunal de Cuentas uruguayo dictaminó que existen “ dudas sobre la irregularidad de los procedimientos tendientes a extender el vínculo con Riovia” para el dragado del canal Martín García. Estas obras son vitales para la modernización del puerto de Montevideo y también para el de Nueva Palmira. Los uruguayos piden hace años a la Argentina acordar obras compartidas, y durante el conflicto por las pasteras -que enfrentó a los países en las cortes de La Haya- acusaron al país dilatar las obras para favorecer al canal Mitre y al puerto de Buenos Aires.

Tras la conclusión del Tribunal de Cuentas comenzaron los cruces Timerman-Almagro. Finalmente, los vecinos se molestaron por un comunicado argentino que sugería que los uruguayos favorecían con su actitud a Riovia.

Aún así, el lunes pasado, y como estaba previsto en el calendario, cuatro empresas -también Riovia- presentaron sus ofertas técnicas ante la CARP, que pronto dará sus conclusiones. Supo Clarín de la Comisión, que Riovia dejó allí una nota pidiendo que se respeten sus derechos adquiridos. Es decir, como no se probó aún delito alguno, que se le permita seguir con el proceso de licitación, al que le sigue las ofertas económicas, y en una segunda licitación, las ofertas para la profundización del canal.

Coment� la nota