"Cuarentena hard" y otros dos escenarios, las opciones de Larreta para el "Día D"

El jefe de Gobierno evalúa cómo seguir en base al avance de la curva de contagios. Qué habló con Kicillof. ¿Reabren las peluquerías? ¿Cuántos comercios fueron multados?

Horas de análisis en el Gobierno porteño y de evaluación profunda con tres. Además un “Día D” en el que se evaluará a fondo cómo seguir con la cuarentena en la Ciudad de Buenos Aires. Se trata del debate que ya está instalado sobre cuál es la mejor manera de continuar la lucha contra el Coronavirus en las próximas semanas. Y una materia de diálogo constante del jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, con el presidente, Alberto Fernández y con el gobernador, Axel Kicillof.

De hecho, ayer a la mañana Larreta y Kicillof tuvieron una larga charla en cuanto al avance del Covid-19 en barrios populares y sobre un tema clave como el transporte público, y las formas para limitarlo.

Por ello, para Larreta serán muy importantes las estadísticas que muestren entre el viernes y el lunes que viene, ya que allí podrían mostrar una suba – o no-  de la curva de contagios producto de la flexibilización.

De todas formas, en este marco, la primera evaluación que realizaron en la sede gubernamental de Parque Patricios es que, en general, los vecinos tuvieron un buen comportamiento. Los datos que tienen desde el ministro de Salud, Fernán Quirós, pasando por el secretario de Transporte, Juan José Méndez, y el de Desarrollo Económico, José Luis Giusti, indican que hubo alto acatamiento en lo que refiere a la distancia social y al uso de barbijos o tapabocas.

Por qué aumentaron las muertes por coronavirus y cuál es el plan de Horacio Rodríguez Larreta

Es más: en la Ciudad aseguran que también se respetaron los protocolos en los comercios de cercanía, en la mayoría de los casos.  “Solo tuvimos problemas con 12 negocios que incumplían con el distanciamiento social y fueron multados”, sostiene a PERFIL una fuente oficial. En materia de transporte: el subte, por caso, sigue llevando a menos del 30% de los pasajeros habituales y el crecimiento en el tránsito vehicular no se compara aún con el de un día hábil cualquiera.

En este marco, un sector del gabinete porteño ya comenzó a tantear la posibilidad de que se reabran otros comercios de cercanía. El caso emblema: las peluquerías. Pero también la venta de zapatos e indumentaria. La idea aún no prende. Quirós sigue siendo muy cauto.

Aunque, por ahora, se muestra optimista ya que sus primeros análisis muestran que la curva de crecimiento se debió al aumento de testeos en los barrios populares principalmente. En este contexto, a pesar de ello, la tasa de mortalidad no aumentó ni tampoco el uso de camas de terapia intensiva, las dos variables clave para observar la respuesta del sistema de salud.

Por ello, los epidemiólogos que trabajan para el Gobierno porteño tienen en mente tres escenarios.

Escenario 1: Endurecimiento o "cuarentena hard"

La cuarentena “hard” fue lo primero que puso sobre la mesa Quirós cuando aceptó habilitar las salidas recreativas. “Si aumentan los contagios, volvemos todos adentro”, fue la orden que dio Larreta luego de escuchar a su ministro de Salud. En ese marco, los números que surjan a fin de esta semana y comienzos de la próxima serán determinantes. Por ahora, esta hipótesis está lejana, aunque no descartada. De hecho, lo primero que podrían suspenderse, dependiendo del comportamiento social, son las salidas recreativas.

Escenario 2: Todo igual

Este es el escenario más probable. Aunque hay sectores comerciales que presionan por “liberarse”, por ahora en estos días se ve con buenos ojos en el larretismo sostener esta flexibilización al menos quince días más para ver qué ocurre. “Tenemos tiempo para volver a movernos”, analiza uno de los ministros porteños.

Escenario 3: Mayor flexibilización

Esta es una hipótesis que ya ayer el jefe de gabinete porteño, Felipe Miguel, propuso en un almuerzo con la UCR y la Coalición Cívica. Larreta duda. Quirós no está convencido tampoco. La variante que se analiza seriamente es que se sume algún comercio de cercanía más con un estricto protocolo pero todo dependerá de la curva de contagios. 

Con todo, el nuevo “Día D” para Larreta será el viernes. Esa mañana las 8 de la mañana Quirós dará su último informe sobre la evolución de la curva de contagios. Allí, si bien una suba ostensible producto de la última flexibilización se vería la semana que viene, los primeros síntomas de un aumento estarán disponibles. Ese mismo fin de semana, el jefe de Gobierno deberá decidir cuál de los tres escenarios es el que tomará.

Comentá la nota