Concejales reclaman (recién ahora) que Lázaro Báez pague 4 millones de pesos en impuestos

Concejales reclaman (recién ahora) que Lázaro Báez pague 4 millones de pesos en impuestos

El árbol caído está ahí, derrumbado, al alcance de todos. Es hora de quitarle las ramas que antes, estaban tan altas, que nadie podía alcanzarlas. Los leñadores son, cambiando algunas caras, los mismos partidos que pasan de mano el gobierno municipal de Río Gallegos. Hoy se despiertan y quieren cobrarle a Lázaro Báez, que jamás pagó, los impuestos por vehículos y propiedades en esta ciudad. Son los mismos que en el 2008, por ejemplo, no se animaban a sacarle los beneficios a Báez y negociaban “compensaciones” con Austral Construcciones SA, de obras que jamás se hicieron.

Los concejales de Río Gallegos aprobaron una Resolución del Presidente Daniel Roquel (UCR) por la cual le pide al intendente Roberto Giubetich (UCR) “que lleve adelante las acciones jurídicas para el cobro de las deudas que mantiene con el municipio la empresa Austral Construcciones S.A, así como también todas aquellas empresas en las que el Sr. Lázaro Báez sea propietario o tenga participación accionaria“, dice el documento.

Austral Construcciones, debe unos 4 millones de pesos por impuestos inmobiliarios, patentes automotor, tasas y servicios. Paralelamente y ante la situación judicial y financiera de la empresa constructora, que empeora día a día, se alude a la necesidad de trabar embargo en lo que se pueda, como por ejemplo la flota de más de 900 vehículos, algunos de los cuales no pagan patenteshace 7 años o más.

Los concejales Radicales votaron por unanimidad, incluyendo claro está, los del Frente para la Victoria que apoyaron la moción para que el Ejecutivo actúe judicialmente “sobre los bienes de los deudores para que el cobro no resulte imposible en el futuro, teniendo en cuenta que es inminente la situación de quebranto de esas empresas“.

De acuerdo a medios de la ciudad, el Presidente del Cuerpo habría dicho por las redes sociales”Estoy seguro que ese dinero que contaban en “la Rosadita,” es el que le falta a nuestros vecinos” y también estar seguro que “existieron funcionarios públicos que fueron cómplices, pagando sobreprecios en la obra pública”, remarcando “Quiero que esa plata la vuelvan a contar, pero esta vez, sea para que paguen sus deudas“. Aplausos para este hombre joven de la política, que quiero hacer buena letra y pretende enmendar años de amiguismo, silencio y corrupción municipal. Pero olvida algunos detalles, veamos.

El tiro en el pie

Es muy cierto que los pecados del padre no tiene por qué pagarlo el hijo, a menos claro, que como Báez haya metido a toda su familia y después se queja porque a sus hijos los hieren con las críticas descarnadas y piden que vayan presos por ser prestanombres de empresas, estancias y capitales que jamás pudieron obtener lícitamente en su corta vida improductiva, que transcurrió entre lujos y desbordes, sin haber conocido el trabajo. Un hecho casi similar al de Máximo Kirchner, siguiendo esta odiosa costumbre de comparar todo.

Daniel Roquel, hoy presidente del HCD de Río Gallegos, es un hombre nuevo en la política provincial y esta denuncia que hace, pretendiéndole cobrar a Lázaro Báez lo que debe desde hace tantos años, porque ningún intendente previo ni tampoco ningún concejal se le animaba cuando tenía poder, es muy bueno y esperanzador, pero, el titular del Cuerpo, comete un grave error de apreciación: acomete contra Báez que hoy está “en la lona” y no habla de quienes facilitaron esa acción evasora de Báez. Y aquí está el gran problema de Roquel, que como dijera el inefable y hoy desaparecido ex presidente Néstor Kirchner “no hay que investigar tanto porque al final te podés encontrar con vos mismo”. En el caso de Daniel Roquel, él seguramente no está en la historia del municipio de Río Gallegos,pero su padre y el actual Intendente, entre otros funcionarios y ex funcionarios, sí y fueron parte necesaria de todo este proceso de evasión y corrupción que hoy le tiran por la cabeza al empresario K.

Recordemos que la evasión de Lázaro Báez con su empresa viene de las épocas de Héctor Aburto (FPV) y Carlos Villafañe (FPV) (2003), siguió con Héctor Roquel (UCR) por dos periodos (2003/2007 – 2007/2011), continuó con Raúl Cantín (FPV) y Pablo Grasso (FPV) (2011-2015) y llega a nuestros días con Roberto Giubetich (UCR).

Como aditamento extra a todo esto, el actual Intendente de Río Gallegos, Roberto Giubetich, fue uno de los principales funcionarios del Ejecutivo municipal en aquella época, junto a Héctor Roquel, desempeñando el cargo de Secretario de Gobierno, Hacienda y Obras públicas. Es decir, en todo estos períodos, sacando cuando estuvieron los del FPV, tuvo en sus manos la posibilidad de transparentar la deuda descomunal de Báez (entre otros amigos K) y jamás hizo nada. ¿Por qué debería hacerlo ahora?. Tal vez porque a caído el árbol y de él, cualquiera hace leña, como reza el dicho popular, sin embargo ¿Cómo hará particularmente el actual Intendente para que una astilla de ese árbol, no se le clave en el corazón al Radicalismo? ¿No se habrá disparado en el pie, Daniel Roquel?.

Recuerdos del futuro

El 19 de mayo de 2008, OPI publicó una nota donde dábamos cuenta que con lo que el Municipio de Río Gallegos, en manos de Héctor Roquel (UCR), había pagado en arrendamientos de máquinas de Austral Construcciones SA para mover tierra, podrían haber comprado una flota de máquinas 0 Km. Este mecanismo redundaba en una “compensación por deudas”, que ponía a la comuna como cobrador en concepto de “trabajos realizados por Austral Construcciones SA” quien debía millones de pesos en patentes, tasas y contribuciones.

En ese momento, luego de que OPI diera a conocer el informe, Ernesto Cruz (UCR) Secretario de Gobierno del municipio dijo “Yo, inclusive, lo estuve hablando el año pasado con el Secretario de Hacienda y este año también con el Secretario de Obras Públicas de la Municipalidad, la necesidad de tener equipamiento propio y no seguir alquilando porque en definitiva estábamos pagando a veces, en algunas oportunidades, más por alquiler que la cuota que se pudiera pagar para tener un equipamiento propio… esto a veces es así.”

Pero lo peor de todo es que esas “horas máquinas”, que supuestamente habían trabajado las topadoras de Báez moviendo suelos, para “compensar” con las deudas de patentes, no se habían hecho, eran truchas.

El disparador de aquella información, partió de un hecho fortuito, como fue un accidente de tránsito que sufriera la esposa de un funcionario de Obras Públicas del municipio Fernando Millapel. En aquel momento, Millapel reconoció públicamente por Fm News, que el total de importes pagados en concepto de “compensación” hubiera bastado para reponer la flota nueva de la municipalidad. Roquel iba por su segundo mandato y esta modalidad provenía desde la época de Aburto y Villafañe.

Ya en el año 2008, existía un expediente de 15 fojas bajo el Nº 586 S 08, que tuvimos en manos y sobre el cual informamos en aquel entonces, donde se convalidaba una compensación por deudas con Austral Construcciones SA por los vehículos de la firma, teniendo en cuenta que por entonces era la mayor flota empresaria y de particulares de maquinarias en la Patagonia.

Austral Construcciones, como informamos en aquel momento, compensó deudas por $ 141.119,50 con la Municipalidad de Río Gallegos; esto significa que puso horas máquinas de trabajo, para pagar parte de la deuda que mantiene con el municipio.

Nos abocamos a averiguar dónde trabajaron estas máquinas y qué tareas desarrollaron para equiparar esta cifra que no es menor hoy y mucho menos lo era en ese momento, porque esto, además de plata que dejaba de percibir el municipio y se siente al final en la discusión salarial del Intendente con los trabajadores, era una cuestión básica de corrupción administrativa. Nadie pudo dar referencias concretas de dónde trabajaron estas máquinas, pero lo que consta es que están certificadas por el departamento de Obras Públicas de la comuna, en ese momento, a cargo de Fernando Millapel, funcionario de Héctor Roquel (UCR).

Estas compensaciones nunca se dejaron de hacer. En la etapa Aburto-Villafañe el mayor beneficiario del canje de deuda tenía nombre y apellido y era muy específico, o era pariente del entonces gobernadorCarlos Sancho, su primo, en ese momento Concejal que alquilaba maquinaria y también la empresaDiego Riestra SA.

El tercer gran beneficiario del alquiler ininterrumpido de máquinas, de una Caterpiller que en este caso sí prestaba servicios en el basural, era el Ejército Argentino. Hay que recordar que por entonces estaba el general Roberto Bendini y que era una de sus fuentes de ingreso por lo cual tuvo que rendir cuentas en la justicia Federal que terminó pidiéndole disculpas por las molestias.

Parte de los fondos que ingresaban a esas cuentas truchas alquilando maquinarias del Ejército y cobrándolas, eran de la Municipalidad de Río Gallegos. El propio personal del municipio señalaba que nada justificaba pagar en alquiler semejante cifras que equivalían a la compra mensual de la misma máquina, pero 0 Km.

En ese momento se había descubierto que se estaba violando la ley, ya que se mantenía una contratación directa encubierta, dado que esto se ingresaba por la vía de la compensación de deuda y después se mantenía el servicio, evitando los procesos licitatorios.

Como se ve, la iniciativa que tienen hoy los Concejales de Río Gallegos y el Presidente del Cuerpo, es buena pero no nueva. Si bien es correcto que se le cobre a Lázaro Báez por lo que nunca pagó y se proceda a embargar bienes, sería importante que con la misma fuerza, los concejales impulsen una investigación para llevar a la justicia a los funcionarios municipales que durante todos estos años, desde antes del 2003 y hasta hoy, facilitaron, propiciaron y aceptaron, que esta corrupción se pudiera llevar a cabo. 

Coment� la nota