Comisión de Legislación tratará la sustitución irregular de concejales de la UCR

Comisión de Legislación tratará la sustitución irregular de concejales de la UCR

Los concejales analizarán si se presentarán a la Justicia y ante otros organismos para esclarecer el caso. Confirmaron que en tres ocasiones se omitió reemplazar a concejales de la UCR por la denarvaísta Rosana Morrone. Su lugar fue ocupado por el radical Gonzalo Quevedo.

El presidente de la comisión de Legislación del Concejo Deliberante, Cristian Azcona (Frente Renovador), incluyó en el orden del día del próximo lunes el tratamiento del expediente que contiene el planteo realizado por Rosana Morrone, quien días atrás sostuvo que nunca fue notificada de su obligación de suplantar a dos concejales del bloque radical que tomaron licencias y a los que ella debía reemplazar en su condición de tercera candidata de la lista de la Udeso que participó de las elecciones de 2011.

De este modo, el caso se convertirá en una pieza de discusión política en un momento en el cual se considera probable que la cuestión también tenga derivaciones judiciales. El expediente que analizarán los concejales contiene como un elemento central una nota presentada por Morrone el pasado miércoles 15, mediante la cual la mujer le preguntó al Concejo cuál es el procedimiento para "sustituir a un concejal en ejercicio frente a la licencia del mismo" ya que desde el 10 de diciembre de 2011 "nunca" tuvo conocimiento de que tuviera que cumplir con su obligación de reemplazar a algún edil de su lista por razones de ausencia.

Morrone fue la tercera candidata a concejal por la Unión para el Desarrollo Social (Udeso) en 2011, año en el cual el radicalismo compitió en las elecciones en el marco de un acuerdo con el espacio político de Francisco De Narváez.

Merced a aquella alianza, la candidata a intendente fue Vilma Baragiola, mientras que los primeros dos candidatos a concejales, Maximiliano Abad y Mario Rodríguez, también fueron de la UCR.

El tercer lugar lo ocupó Morrone, identificada con el denarvaísmo, cuya presencia en ese lugar tuvo además el propósito cumplir con el requisito del cupo femenino.

Los votos conseguidos por la Udeso sólo permitieron el ingreso de Abad y de Rodríguez al Concejo, por lo que a partir de entonces Morrone se convirtió en quien debía suplantar en primer término a cualquiera de los dos cada vez que fuera necesario.

Sin embargo la mujer nunca ocupó una banca a pesar de que durante los últimos 3 años y medio tanto Abad como Rodríguez se ausentaron en más de una oportunidad.

Según consta en la documentación del Concejo, quien siempre ejerció ese rol fue el cuarto candidato a concejal, Gonzalo Quevedo, quien también pertenece a la UCR.

Ocurrió en 3 sesiones

Luego de recibir la consulta de Morrone, esta semana los concejales revisaron la documentación disponible para conocer cuántas veces se había repetido este episodio, detectando que al menos ocurrió en 3 oportunidades: el 22 y el 30 de diciembre de 2015 y el 12 de marzo pasado.

El hecho casi se repite por una cuarta vez el jueves pasado, cuando el bloque radical volvió a solicitar reemplazar a Abad por Quevedo. Pero ese día la nota de Morrone ya había ingresado al cuerpo, por lo que sus autoridades se negaron a convalidar el reemplazo sin que existiera un texto de excusación fehaciente firmado por la mujer.

Las sustituciones ahora sospechadas de irregulares tienen en común que ocurrieron durante el mandato del radical Nicolás Maiorano en la presidencia del Concejo, la cual concluyó a principios de abril. Junto a la nota de Morrone el expediente que se tratará el lunes contiene un documento firmado por los bloques de Acción Marplatense, el Frente Renovador, el Frente para la Victoria y la Agrupación Atlántica que propone se analice si el caso amerita pedir dictamen a la Procuración Municipal, la Junta Electoral de la provincia de Buenos Aires, o si corresponde remitirlo a la Justicia en alguna de sus instancias.

Es sabido que en las últimas horas en estas bancadas se evaluó solicitar la inmediata intervención de la Justicia ya que hay quienes consideran estar frente a la existencia de varios delitos como falsedad de documento público y usurpación de título.

Sin embargo, y sin perjuicio de que el Ministerio Público pueda actuar de oficio, prevaleció la idea de en primer lugar debatir el tema en la comisión de Legislación el lunes que viene.

¿Nueva licencia de Abad?

Esta semana la nota de Morrone recibió una contestación formal por parte del Concejo explicando cuáles son las normas que deben cumplirse para cubrir las suplencias y detallando en qué fechas ella debería haber actuado como concejal.

En algunas circunstancias, el hecho de que la mujer haya planteado que "nunca" fue notificada de su obligación se contradice con el contenido de ciertos documentos, como por ejemplo, la nota del 22 de diciembre firmada por la jefa del bloque de la UCR, Cristina Coria. Allí la concejal explicó que "debido al pedido de ausencia del concejal Maximiliano Abad (...) de acuerdo a los resultados de las elecciones de 2011 el reemplazo le corresponde a la señora Morrone Rosana Beatriz y debido a que la misma por razones laborales no puede asistir y el reemplazo del concejal antes mencionado es el señor Quevedo Gonzalo" (sic).

Ese día entre los temas tratados por el Concejo estuvo la ordenanza fiscal e impositiva, mediante la cual fueron establecidos los montos de las tasas para el ejercicio 2015. En tanto que el 30 de diciembre, cuando Quevedo reemplazó a Rodríguez, la votación por el presupuesto quedó igualada, lo que colocó a Maiorano -por ser en ese momento el presidente del cuerpo- como responsable de desempatarla, lo que generó un cuarto intermedio que se extendió durante casi tres semanas.

Frente a este caso, un asunto que comenzó a cobrar relevancia en la última semana se vincula con el futuro político de Maximiliano Abad, quien según algunas versiones, tiene interés en solicitar una prologada licencia para meterse de lleno en la campaña del precandidato a presidente por la UCR, Ernesto Sanz, quien competirá en agosto contra el líder del Pro, Mauricio Macri.

Su eventual ausencia en el Concejo requerirá de un reemplazo que, a la luz de los hechos, representará mucho más que un simple trámite.

Coment� la nota