El Pro y la UCR, cara a cara: ¿Los boina blanca de la Provincia empiezan a ver como Alfonsín?

El Pro y la UCR, cara a cara: ¿Los boina blanca de la Provincia empiezan a ver como Alfonsín?

Se viene el Foro de intendentes de Cambiemos y se espera que los radicales empiecen a mostrarse un poco más activos. Más allá de los temas de gestión a tratar, los muchachos del centenario partido, si es que finalmente se animan, le marcarán alguna que otra molestia a sus colegas del Pro y a los funcionarios provinciales que asistan.

Por caso, días atrás, cuando aún no estaba confirmado de manera oficial que el Foro sería el jueves 19 en Olavarría, el diputado provincial de Cambiemos, Jorge Silvestre, a veces más macrista que un Pro puro, hizo referencia al documento que el Comité Federal de la UCR elaboró tras la reunión que nucleó a las autoridades partidarias de todo el país y dejó en

claro la necesidad de hacerse sentir.

El legislador por la Cuarta, por supuesto en modo calmo, llamó a fortalecer Cambiemos y abogó por “ahondar en una verdadera coalición de gobierno entre los partidos que componen el Frente”; destacando que “el radicalismo fue, es y será una pieza insustituible en la construcción de poder de una nueva Argentina”.

“Adhiero a las conclusiones arribadas en el documento de la cumbre”, agregó Silvestre quien consideró, además, que “pensar en el bien de un país o una provincia cuando se integra una coalición gobernante implica pensamiento crítico, pero también posturas responsables y maduras teniendo en cuenta el pasado reciente de nuestra historia”.

Sobre el llamado a reforzar el trabajo en conjunto entre los equipos técnicos del PRO y la UCR, Silvestre apuntó que “el radicalismo ha aportado y puedo aportar cuadros técnicos que ayuden a sacar adelante al país. Es imperioso que nuestra actitud partidaria se direccione en

reforzar aquellas acciones de gobierno que tratan de sacar al país de la pobreza, haciendo crecer el empleo genuino y registrado pero sin perder de vista la lucha contra la corrupción y la construcción de una nueva etapa política en el país que implique un cambio cultural en la forma de gestionar”.

Por su parte, diputada Alejandra Lorden, quien participó en el cónclave mendocino, dijo que "se analizaron propuestas, estamos buscando alternativas a cada problemática que se plantea. Tenemos un partido fuerte y esta reunión así lo demostró", expresó la saladillense, y agregó que “Cambiemos ha avanzado mucho en la dirección correcta, lo que no quiere decir que coincidamos con todo pero no queremos desandar aquello en lo que estamos progresando. Nuestro aporte es siempre constructivo y por ello alcanzaremos propuestas”.

A su vez, la reunión sirvió para establecer la agenda del partido para este 2018 y el 2019. “Queremos estar más activos que nunca. Para sumar, para tener presencia en todo el país” expresó Lordén, haciendo hincapié en la palabra "más", lo cual se traduce en un claro "no estamos quedando cortos".

Antes, el documento de la UCR nacional, también firmado por Daniel Salvador, había resaltado que "el trato igualitario entre las fuerzas de coalición de gobierno sirve para enriquecer la propuesta y la estrategia. Una verdadera coalición se forja sobre la igualdad, no de cargos en la burocracia, sino de trato entre las fuerzas que integran el frente y en la sincronía de objetivos".

Con este antecedente de respetuoso reclamo pero reclamo al fin, se juntan el Foro de jefes comunales del oficialismo por primera vez en el año y si bien aún resta definir algunos nombres, a la localidad de Sierras Bayas, se llegaría entre otros el ministro de Infraestructura, Roberto Gigante.

Tal como informó este medio, la elección del funcionario se debe a que los alcaldes llevarán los proyectos atrasados que Vidal y compañía mantienen con sus gestiones. “Las obras se pelean los primeros meses del año, tenemos un giro extra de Nación a Provincia que, en su mayoría, va a ser volcado a obras públicas”, apunto el mandamás de Magdalena, Gonzalo Peluso a la hora de describir el norte de las discusiones que se verán en el territorio que comanda Ezequiel Galli.

Un poco de gestión, otro poco de política. Así será el primer encuentro cara a cara de radicales y Pro a un año y medio de las elecciones presidenciales, justo cuando varios de los boina blanca empiezan a pensar medio parecido a Ricardo Alfonsín, quien no se cansa de remarcar que al centenario partido muchas veces no le dan la importancia que se merece.

Coment� la nota