En busca del milagro, Vidal se despega de un Macri golpeado por el dólar y el cepo para hacer su propia campaña

En busca del milagro, Vidal se despega de un Macri golpeado por el dólar y el cepo para hacer su propia campaña

Con un perfil más bajo que en la campaña de las PASO, la mandataria busca que la nueva estrategia electoral le permita achicar la diferencia con Kicillof

Los 17 puntos porcentuales de diferencia que le sacó Axel Kicillof en las últimas elecciones primarias, abiertas, simultáneas y obligatorias (PASO) del 11 de agosto, fueron un sorpresivo sacudón para María Eugenia Vidal y su plan para retener la Gobernación de la Provincia de Buenos Aires por cuatro años más.

Tanto es así, que obligó a la gobernadora a reformularse la estrategia de campaña y buscar una alternativa que le permita recortar la holgada ventaja a favor del candidato del Frente de Todos y conseguir revertir, en las elecciones del 27 de octubre, lo sucedido en las PASO. Algo que a esta altura parecería ser un "milagro".

Y para ello, a diferencia de lo que ocurrió en la primera mitad del año, la mandataria bonaerense parece proponer una campaña electoral más alejada del presidente Mauricio Macri y mirando al interior provincial más que al conurbano.

"Había estado mucho en el Conurbano y sentí que ya era tiempo de volver a recorrer el interior", explicó Vidal a los periodistas el viernes 30 de agosto, cuando visitó casi de manera sorpresiva la ciudad de San Pedro.

Fue su primera salida al territorio después del desolador fracaso en las PASO y la hizo prácticamente en silencio. Como en 2015, para volver a las bases y despegarse del caos nacional.

En San Pedro, recorrió una escuela en construcción, habló con un mecánico, visitó la casa de una vecina y caminó las calles del municipio que encabeza Cecilio Salazar, quien perdió por 104 votos contra el Frente de Todos.

Esta visita se produjo el mismo día en que la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley, y unas 300 dirigentes de todo el país, se reunían en el Encuentro de Mujeres PRO de Parque Norte. Sin embargo, Vidal -la dirigente con mejor imagen del oficialismo- optó por alejarse del ruido partidario para focalizarse en su "batalla" personal, la de recuperar el terreno perdido en la arena electoral.

Desde el equipo de campaña de Vidal destacaron que la gobernadora bonaerense se enfocará nuevamente en caminar la Provincia, con algunas visitas programadas y otras de sorpresa, como sucedió hace 10 días, cuando después de reunirse con los candidatos "sin tierra" fue al Hospital de Niños de La Plata, sin avisar.

Además, destacaron que la mandataria por ahora optará por el mayor silencio posible, sin declaraciones grandilocuentes ni demasiadas entrevistas programadas en los medios de comunicación, ni actos de envergadura.

También limitará a lo "justo y necesario" los grandes anuncios, como ella misma había anticipado el lunes 12 de agosto cuando habló desde la Casa de Gobierno en La Plata, por primera vez después de la derrota.

En aquella oportunidad, junto a su vice, el radical Daniel Salvador, repitió en muchas veces la necesidad de "escuchar" a la gente. Así, se diferenció de las declaraciones que había brindado Macri horas antes, cuando culpó a los votantes de Alberto Fernández por el descalabro económico que se está viviendo.

"Vamos a seguir escuchando en este camino que nos queda por recorrer. Tenemos que escuchar más", repitió Vidal.

En sus palabras, la estrategia ya estaba planteada: correrse de la escena, dejar de hablar y volver a golpear las puertas de los vecinos de la Provincia, como hizo en 2015, cuando fue la figura revelación de la elección.

Por eso, el jueves Vidal anunció un paquete de medidas centrado en los aumentos de los planes sociales: un incremento del 20% en el Servicio Alimentario Escolar (10% en septiembre y 10% en octubre); $1.000 más para el Plan Más Vida (sólo por el mes de septiembre); un aumento del 15% para las becas Unidades de Desarrollo Infantil; un incremento del 25% a las partidas destinadas a Hogares de Niñez; y los jubilados que cobran la mínima tendrán un aumento del 45%.

Asimismo, las Pymes obtendrán un beneficio de hasta $5.000 por mes por empleado a través del Programa de Promoción, Preservación y Regularización del Empleo (PREBA).

Vidal se despega de la campaña nacionalTe puede interesarMelconian y su metáfora de las reservas del BCRA: "Son una teta de la que maman tres terneros"

Desde el 12 de agosto, el colapso económico y financiero se apoderó de la actualidad del país, con la venta de millones de reservas para controlar las subas del dólar y rumores continuos sobre las peleas internas. Sobre todo con Marcos Peña, con quien Vidal tiene una "relación de rispideces momentáneas", según un funcionario cercano a la Gobernadora. Pero Vidal se mantuvo en silencio.

Sólo organizó dos grandes reuniones de arenga. Una fue en la República de los Niños de Gonnet, junto a intendentes y candidatos de Juntos por el Cambio en la Provincia, donde la alianza de Gobierno podría perder unas 30 intendencias si los resultados de las PASO se mantienen en octubre.

El espacio de "catarsis", según lo definió un colaborador de Vidal, sirvió para cargar las pilas y descargar tensiones, enojos y reproches. Uno de esos temas, aunque nadie lo dijo abiertamente, fue la negativa de Macri-Peña-Durán Barba de adelantar las elecciones en la Provincia.

"Había una convicción muy fuerte de que era bueno desdoblar", sostenían allá por enero/febrero en La Plata. Creían que si Vidal lograba despegarse de la mala imagen de Macri, tenía más posibilidades de darle pelea a Kicillof. Lo mismo le pasaba a los intendentes, los más interesados en desentenderse de la gestión de la Casa Rosada. Pero el plan fue dado de baja con los resultados ya conocidos.

 La otra gran reunión de arenga -aunque las fotos enviadas por la prensa oficial mostraron caras largas- fue en la Casa de Gobierno, para el Gabinete ampliado: ministros, secretarios, subsecretarios y otros funcionarios de rangos bajos.

 "Puedo atravesar otra derrota, otra victoria, puedo empezar de nuevo el 10 de diciembre, pero hay algo que no puedo, y no me voy a aceptar de mí misma y no se los voy a aceptar a ustedes, y es darme por vencida", indicó Vidal ante ese auditorio.

Aunque la estrategia de comunicación de campaña nacional aún no está definida -en el búnker PRO de Balcarce 412 dicen que se establecerá "en las próximas semanas-, Vidal ya puso en práctica su plan para llegar con la frente en alto a octubre. Por ahora, consiste en escuchar más y hablar menos. La idea es retomar los timbreos y visitas casa por casa y municipio por municipio, es decir, volver a las fuentes para dar poder seguir dando pelea, aunque el combate parece estar cerca de la definición.

El jefe de gabinete bonaerense, Federico Salvai, dijo días atrás que "cada voto cuenta, hay mucha gente que no fue a votar, hay mucha que hay que convencer y hay mucha que sí nos votó y espera una respuesta de parte de nosotros y por ellos vamos a trabajar".

"Las elecciones se ganan o se pierden, pero hay valores que representa María Eugenia y todo este equipo que tenemos que militar toda la vida", remarcó Salvai.

Vidal tendrá su propia plaza de apoyo

Tal como sucedió el pasado 24 de agosto, cuando miles de personas se convocaron en la Plaza de Mayo para respaldar la gestión del presidente Macri, la gobernadora bonaerense también tendrá su movilización de apoyo.

"No la dejemos sola" y "#8SJuntosConVidal" es la campaña que varios grupos de vecinos vinculados al oficialismo lanzaron por las redes sociales para convocar a una movilización en respaldo de María Eugenia Vidal, la candidata que va por la reelección en condiciones muy desventajosas en relación a su principal contendiente.

Sin embargo, la posibilidad de que la gobernadora pueda caer derrotada produjo una gran angustia en su propio electorado, que ve en Vidal a una dirigente calificada por uno de los convocantes "con dotes excepcionales, altamente preparada para los desafíos de la gestión, increíblemente honesta y con altísima sensibilidad social".

Aparentemente, el 24 de agosto entre varios twitteros que se encontraron en la marcha que se realizó en Plaza de Mayo surgió la idea de replicar algo semejante a escala provincial, y en conversaciones que se dieron por las redes acordaron que podría ser el 8 de septiembre, día del cumpleaños número 46 de Vidal.

También se explicó que convocan a Morón porque "María Eugenia vive en ese distrito". Por otro lado, anticiparon que se contactaron desde varias localidades del interior para replicar la movida, que podría extenderse a Mar del Plata, La Plata, Bahía Blanca, ciudades donde la marcha del 24A fue grande. "Pero el acto central es en la Plaza San Martín de Morón, a tres cuadras de la estación, a las 16", se precisó.

"Vamos a defender a la mejor gobernadora de la historia de la provincia, que se animó a dar las peleas que el PJ nunca quiso dar", es el llamado de twitteros como @robertovilaok @gracemazzola @gonziver @arielviano @nowpaty1 @walhallaMann, entre los más activos.

"Este domingo, empezá a darla vuelta con tu SUBE", fue uno de los tuits de los convocantes, pidiendo que se ingrese a un mapa para saber cómo llegar el domingo 8 de septiembre a Morón.

Después de la derrota, la gobernadora realizó una serie de reuniones con intendentes de su espacio y también del llamado grupo de "los sin tierra". En todos, demostró vocación por dar la pelea el 27 de octubre, porque "yo no sé trabajar para perder", y anunció que pidió "un plan para ganar las elecciones".

Incluso, según trascendió, planteó: "Salga como salga, yo voy a seguir representando a los bonaerenses en el lugar que me toque".

Coment� la nota