Axel Kicillof elige pagarles a los “sin tierra” del peronismo bonaerense

Axel Kicillof elige pagarles a los “sin tierra” del peronismo bonaerense

Fernanda Raverta y Florencia Saintout son los casos más salientes. Pero otros dirigentes derrotados en los comicios de octubre empiezan a colonizar las segundas líneas del Gobierno.

Entre Axel Kicillof y los intendentes del peronismo bonaerense hay algo personal. Una distancia, una sonrisa socarrona con cada nueva dificultad que afronta, con cada traspié. Se notó en las últimas 48 horas, con la demora para salir a respaldar públicamente al Gobierno en el medio de la puja por los impuestos de 2020.

Parte de ese malestar surgió cuando se confirmó que quedaban al margen de las primeras líneas del Gobierno provincial. A diferencia de lo que hizo Alberto Fernández, Kicillof no negoció ministerios. Tampoco abrió las segundas líneas. Eso mereció comentarios irónicos: “salieron los ceo, entraron los tecnócratas”, dijeron.

Distinta es la situación de los “sin tierra”, que empiezan a “cobrar”. No en gran escala, claro. Las primeras fueron Fernanda Raverta, ex candidata a la intendencia de Mar del Plata, que fue confirmada como Ministra de Desarrollo de la Comunidad.

Luego Florencia Saintout, derrotada por segunda vez en sus aspiraciones a convertirse en intendenta de La Plata, a quien se le encargó el manejo de un Consejo Interuniversitario que nucleará a todas las universidades que desempeñan sus actividades en el territorio de la Provincia de Buenos Aires y que pareció creado a medida y a última hora.

En las últimas horas se confirmaron los ingresos de otros dos “sin tierra”, aunque a las segundas líneas. Federico Aguilera, de La Cámpora de Olavarría, también derrotado en la contienda municipal, tiene un cargo en el Ministerio de Producción. Él mismo lo confirmó en sus redes y, aunque no precisó cuál será, seguramente se trate de la dirección de Minería, estratégica para su pago chico.

Aguilera es una paradoja del gabinete de Kicillof, porque no tiene especialización académica ni experiencia en el área, y según él mismo declaró, vive desde hace seis años de su dieta de concejal. Políticamente responde al diputado César Valicenti, también de La Cámpora.

Otro es Luis Siri, candidato del FDT en Lincoln, quien tras una primaria prometedora no logró desbancar a Salvador Serenal, de Juntos por el Cambio. A Siri, que es ingeniero, le espera la titularidad de la Autoridad del Agua, donde reemplazará a Juan Pablo Rodrigué.

Todavía hay muchos cargos que ocupar. Algunos son estratégicos: Cultura, Turismo, Deporte, las empresas del Estado como ABSA, AUBASA, Centrales de la Costa y más. Las confirmaciones llegarían en los primeros días de enero. Como el propio Gobernador, tienen mucho trabajo por delante.

Comentá la nota