Medidas económicas y cambio de gabinete para rearmar el gobierno

Medidas económicas y cambio de gabinete para rearmar el gobierno

El presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, desembarcará como jefe de gabinete a cargo de una estructura renovada, con dos vicejefes. A la vuelta de la ministra Silvina Batakis de Estados Unidos se anunciarán también las medidas que buscarán incentivar la liquidación del campo y fortalecer las reservas del Banco Central.

Por

FERNANDO CIBEIRA

El Frente de Todos apuesta a salir de las turbulencias económicas con un conjunto de medidas tomadas de común acuerdo y un gabinete renovado que represente de forma más acabada a todos los sectores internos. Así quedó convenido en las últimas conversaciones que mantuvieron Alberto Fernández y Cristina Kirchner, que bosquejaron un nuevo elenco de funcionarios que tendría a Sergio Massa como jefe de Gabinete al frente de una estructura que incorporaría dos vicejefes, uno de ellos un economista del paladar de la vicepresidenta y el otro un asesor muy cercano al Presidente. De esa manera, apuntan a generar una gestión más cohesionada y representativa del oficialismo, donde ya no queden sectores internos que se perciban ajenos al rumbo del gobierno. 

A la vuelta de la ministra de Economía, Silvina Batakis, de su breve viaje a Estados Unidos se anunciarían las medidas destinadas a fortalecer las reservas del Banco Central y así enfrentar las maniobras especulativas en los mercados financieros. Principalmente, se apuntará a incentivar al campo para que liquiden 3 mil millones de dólares extra, el monto que se necesita para cubrir las importaciones de gas hasta que finalice el invierno. Consistiría en dos esquemas diferentes, uno para las grandes cerealeras y otro para productores, con rebajas impositivas que se mantendrían hasta el 30 de agosto. En Gobierno saben que la medida puede generar críticas desde sectores internos y del progresismo, dado el beneficio que se le otorgará a grupos que acopian granos para especular con una devaluación. También porque será un antecedente que los sectores del agro probablemente busquen repetir en los próximos años. 

 

 

Pero algo que dejaban en claro en la Casa Rosada que todas las medidas que se tomarán serán en común acuerdo entre Alberto y Cristina, incluyendo ésta que tiene que ver con el campo. En Gobierno confiaban en tener un incentivo extra con el acuerdo entre Rusia y Ucrania para habilitar la exportación de la cosecha ucraniana en medio de la guerra. "Si esperaban que el precio de los granos subiera indefinidamente, eso se le cortó. Ahora les conviene liquidar", comentaba un funcionario. De acuerdo a los datos que manejan en el ministerio de Agricultura y Ganadería, todavía quedan 22 millones de toneladas de soja pendientes. 

Lo otro que definieron el Presidente y la vice en el encuentro que mantuvieron en Olivos el sábado fue el rearmado del gabinete, algo de lo que se viene hablando desde hace tiempo pero ahora sí se concretaría. El dato central es el desembarco de Massa como jefe de Gabinete, pero al frente de una estructura más amplia que la actual, que contaría con dos funcionarios para secundarlo. Uno sería un economista de la confianza de Cristina y perteneciente a la gestión bonaerense de Axel Kicillof. "No es Augusto Costa", aclaraba una de las personas que trabaja en la reestructuración. En varias ocasiones se habló del posible desembarco del actual ministro de Producción bonaerense en el gabinete nacional, pero no sería en esta oportunidad. El otro vicejefe que se designará sería un asesor de extrema confianza de Alberto, alguien que suele acompañarlo en Olivos. De esa manera, en la conducción de la jefatura de Gabinete estaría representada la "mesa chica" del Frente de Todos, con funciones bien ejecutivas.

 

 

El destino de Juan Manzur, actual ocupante del cargo, no estaba claro. Dependía del interlocutor al que se consultara. El fin de semana circuló una versión que lo colocaban como futuro canciller pero en Relaciones Exteriores lo descartaban. Más lógico sería que fuera a Interior, dado que tiene que ver más con las funciones que vino desempeñando hasta ahora, básicamente aceitar el vínculo con gobernadores e intendentes. También había quienes lo daban volviendo a Tucumán. 

Massa siempre planteó la necesidad de una reestructuración del gabinete que apuntara a unificar áreas y achicar ministerios. Hay funcionarios trabajando en esa línea, aunque tampoco había certezas de que se finalmente se pusieran en marcha o si los cambios se limitarían exclusivamente a Jefatura. Hasta el momento, la lógica de Fernández en su gestión fue siempre la de hacer únicamente los cambios imprescindibles, ministro por ministro. Pero todo indica que a partir de ahora la lógica deberá incluir el pensamiento de los demás artífices del Frente de Todos, que buscan una gestión mucho más dinámica y visible. En lo que claramente había coincidencia era en que había que hacer lo necesario para evitar una devaluación y en las próximas horas seguirán trabajando en esa dirección. 

 

 

El primer día de Batakis en Washington estuvo acompañado por una baja del dólar blue y menos tensión en los mercados. "Esperaremos a ver qué noticias trae", comentaban en la Casa Rosada. A su vuelta, se harán los anuncios que, sería lo lógico, estarían acompañados de esa foto de unidad que tanto se reclama dentro del Frente de Todos. "Para solucionar esto la foto sola no sirve, las medidas solas tampoco. Las dos cosas juntas sería el principio de la solución", imaginaba un ministro. 

Comentá la nota