Si el dólar sube, el Gobierno está dispuesto a ir por más regulaciones

Si el dólar sube, el Gobierno está dispuesto a ir por más regulaciones

Si a la Argentina le sobraran los dólares, la deuda no sería un problema. Si a la Argentina le alcanzaran los dólares, sería un problema menor. El problema es que a la Argentina no le alcanzan los dólares y entonces el problema no sólo es de los argentinos, también es un problema para los acreedores.

 

En el medio de esta desgraciada situación, a la que se llegó por variados motivos, entra la negociación o reestructuración de la deuda. Por eso, la ingeniería que por estos días hace el Gobierno para llegar a un acuerdo no sólo es contrarreloj, sino que el mayor de los sacrificios tal vez tiene gusto a poco para muchos acreedores.

 

De todos modos, en el Gobierno son cautos a la hora de asegurar que el acuerdo ya está definido. Sí admiten que hay negociaciones por separado que ya tienen el ok del grupo acreedor correspondiente. Un ejemplo es el Bono de Política Monetaria (BoPoMo) que está en pesos pero que se pagará con un bono en dólares ¿Cómo es la negociación? Simple. El fondo de inversión Pimco, que tiene entre otras inversiones, bonos de la deuda argentina en pesos, accedió a canjear la totalidad de los títulos (son el 80% del vencimiento de $ 130.000 millones que debe pagar el Estado esta semana) por bonos en dólares de la nueva deuda ¿Por qué? También es simple. Pimco, cuando compró los dólares en pesos, puso dólares, y ahora, se puede llevar dólares en un bono. Esa negociación, aseguran, está cerrada.

Al mismo tiempo, lo que piensa el Gobierno es cerrar aún más las posibilidades para que los inversores se hagan de dólares a través del dólar financiero o Contado Con Liquidación (CCL). Para esto diseña a grandes rasgos dos alternativas. Por un lado, un instrumento en pesos que empieza a ver sus frutos. Los plazos fijos mayoristas crecieron 27% en un mes y esto está relacionado con una tasa de retorno efectiva anual de 34,5%. Nada despreciable en un contexto como el actual, salvo que el inversor esté convencido que la inflación del año superará esa tasa. En segunda instancia, hay definiciones del 

Ayer, en un comunicado enviado a los medios, el Ministerio de Economía anunció nuevos instrumentos financieros denominados en moneda extranjera. En el último párrafo del comunicado Economía dijo: "En un contexto de fuertes restricciones de divisas, esta medida busca resolver tensiones existentes en la curva de rendimientos en pesos a efectos de generar una secuencia que permita generar una mayor demanda relativa por activos denominados en moneda nacional, al tiempo que reduzca las presiones en los frentes cambiarios y financieros".

Los inversores saben de la falta de dólares, por eso sospechan que las trabas para hacerse de ellos, pueden aumentar.

Gobierno que están lejos de asegurar que el cepo no se endurecerá aún más.

 

Comentá la nota