Tras las abundantes lluvias, siguen asistiendo a los evacuados y ejecutando obras de desagüe

Tras las abundantes lluvias, siguen asistiendo a los evacuados y ejecutando obras de desagüe

La Comisión Provincial de Crisis se reunió dos veces ayer: primero evaluaron la situación de los distintos municipios afectados y luego, con la participación del Gobernador, coordinaron tareas. 

Aunque las precipitaciones fueron de menor intensidad, aumentó el número de perjudicados. Hubo un desmoronamiento en la Ruta 12, puentes dañados en Santo Tomé y hay alerta en el sector productivo.

El agua acumulada como consecuencia de las abundantes precipitaciones registradas en los últimos días, siguen generando una serie de daños en más de una docena de poblaciones del interior. Municipios, Provincia y diferentes instituciones locales trabajan en la asistencia de los evacuados como así también en la ejecución de diversos trabajos de desagüe. Caá Catí, Berón de Astrada, Loreto, San Luis del Palmar, Santo Tomé e Ituzaingó son algunas de las comunas que continúan sufriendo los embates de las lluvias.

Para evaluar la situación en el territorio correntino ayer a la mañana se concretó una primera reunión de la Comisión Provincial de Crisis en la cual participaron el ministro de Coordinación, Eduardo Vischi; de Desarrollo Social, Federico Mouliá; el director de Defensa Civil de la Provincia, Eulogio Marquez; el interventor del Ente Regulador del Agua, Arturo Vázquez y el subinterventor administrativo y financiero de la Dirección Provincial de Energía, Alfredo Aun. Mientras que a las 18, se realizó un nuevo encuentro que fue liderado por el gobernador Ricardo Colombi y al cual, además de los funcionarios citados, se sumaron los ministros Ricardo Cardozo (Salud) y Jorge Vara (Producción).

“Si bien ya se está brindando asistencia, se dialogó sobre las tareas que cada área debe realizar ante una situación de emergencia. Está todo organizado”, manifestó Márquez al ser consultado por El Litoral sobre la segunda reunión.

Berón de Astrada

y la emergencia

“Comparado con el domingo, ahora estamos mejor. Hoy cayeron unas pocas gotas y ahora está refrescando”, dijo el intendente de Berón de Astrada, Adrián Curi a El Litoral. Tras lo cual destacó que por los trabajos realizados en la zona de Cañada San Antonio, el caudal del agua acumulada en esa región bajó aproximadamente unos 20 centímetros.

No obstante, señaló que aún falta mucho para volver a la normalidad. Es que los más de 360 milímetros de lluvia que se registraron en la zona durante las últimas jornadas provocaron daños que por ahora persisten. Por eso una señora de 95 años y también un matrimonio de adultos mayores no pueden regresar a sus hogares. “Seguirán en la casa de los parientes”, acotó el jefe comunal.

En tanto que siguen atentos a los pobladores de las zonas rurales, donde el acceso es difícil debido a que los caminos están anegados.

“También hoy firmé una resolución declarando la emergencia hídrica para el departamento. Ese documento se va a enviar mañana al Ministerio de la Producción y a Gobernación porque nos preocupa la situación de los pequeños productores”, destacó Curi, al mismo tiempo agregó que “son unos 70, que tienen sus animalitos en la zona de Cañada San Antonio. Ellos necesitarán aunque sea unos rollos de pasto para alimentar a las cabezas de ganado”.

Loreto, agua

y aislados

Otra de las poblaciones afectadas es la comunidad loretana. Ayer, siete familias aún no podían regresar a sus casas en el área urbana. Pero en total, tal como se informó, son varias decenas las que sufrieron distintos tipos de daños por las abundantes lluvias. Precisamente, para facilitar el escurrimiento del agua, el Municipio continúa trabajando con bombas y ejecutando diferentes tareas de limpieza de cunetas y desagües. “Si bien los que fueron evacuados o se autoevacuaron están en la casa de parientes, se les sigue brindando asistencia. Se trabaja en conjunto, Municipio, Provincia, Policía, la iglesia, docentes, pobladores y hasta estancias de la zona (San Juan, San Antonio y Don Alfredo)”; destacó el edil Antonio Galarza a este diario. Precisamente, efectivos de la fuerza de seguridad con integrantes de la citada empresa, fueron ayer a una zona rural emplazada a unos 30 kilómetros del área urbana.

En esa zona están los pobladores de tres parajes que, de acuerdo a los datos brindados desde la localidad, están con serias dificultades. “Policías, personal de Recursos Humanos, del Instituto de Desarrollo Rural y personal de establecimientos agropecuarios de la zona harán mañana (hoy) un operativo especial. Estimamos que será después del mediodía. Ojalá deje de llover”, indicó Galarza.

Por otra parte, comentó que al cierre de esta edición, la comisión vecinal de saneamiento trabajaba para reparar un caño de la red de agua potable que se rompió ayer en horas de la mañana.

Coment� la nota