Supermercados temen faltantes por presión a aumentar precios

Supermercados temen faltantes por presión a aumentar precios

Advierten que muchos proveedores les exigen aceptar listas con incrementos en varios productos ante la falta de una nueva referencia de Precios Máximos, que vence hoy, al menos en esta etapa

La presión que comenzaron a ejercer la semana pasada varios proveedores para que los supermercados acepten las listas con aumentos de precios, generaron gran preocupación en el sector, a tal punto que hablan de un posible desabastecimiento.

Este temor se centra en que, en muchos casos, estos proveedores afirmaron que solo les venderían sus productos a los precios que figuraban en las nuevas planillas. Dicen, además, que ya no pueden soportar los valores que figuran en el programa Precios Máximos -vigentes desde el 6 de marzo pasado-, y que al no tener novedades respecto de si continuidad comenzarían a operar con actualizaciones.

De acuerdo con lo pautado semanas atrás, esta etapa del sistema utilizado para controlar precios vence hoy, aunque se descarta que continuará por, al menos 30 días más.

Según las fuentes consultadas por El Cronista, los nuevos listados que comenzaron a circular mostraban incrementos de hasta un 15%, e incluían tanto a productos que forman actualmente parte de Precios Máximos como de otros que no.

Mirá tambiénAFIP extendió la feria fiscal hasta el 17 de julio

Al menos en todos los casos consultados la respuesta al requerimiento de los proveedores fue negativa, y no se aceptaron las nuevas listas. "Si ya con los valores actuales que se manejan en Precios Máximos estamos fuera de los márgenes de ganancias, en caso de convalidar esos aumentos la situación sería más compleja todavía", sostuvo un supemercadista consultado.

En el sector entienden que si realmente comienza mermar el ingreso de productos a sus depósitos en primer lugar se comenzará a vender stock, hasta que se comiencen a ver faltantes.

Esta visión se da en buena parte del país. En Córdoba, por ejemplo, la Cámara de Supermercados y Autoservicios local (Casac) resaltó esta problemática.

"En las últimas tres o cuatro semanas hemos tenidos solicitudes de modificaciones de precios. Muy pocas empresas han conservado las listas originales. La mayoría ha quitado bonificaciones o descuento, modificando precios base", dijo Víctor Palpacelli, quien además es el titular de la red Almacor.

El comerciante dijo además que al no aceptar la lista de un proveedor que aplica aumentos, los comercios se quedan "condicionados" con las entregas, lo que puede generar "desabastecimiento o quiebres importantes de stock".

Se espera que el Gobierno de a conocer en breve qué hará con Precios Máximos. Casi es un hecho que no perderá vigencia y que mantendrá a los cerca de 2300 productos que en la actualidad tiene en su canasta.

En cuanto al movimiento de precios, no hay precisiones aunque en el sector entienden que podría haber movimientos alcistas leves para productos que no son considerados esenciales. Aquellos que sí lo son no mostrarían ningún incremento.

Incluso, el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, sostuvo recientemente que se podrían aplicar "pequeños aumentos" en los precios, aunque no ofreció mayores precisiones.

Los industriales sostienen que resulta fundamental que se realice una revisión en los valores establecidos para los productos, ya que al ser los mismos que se ofrecían el 6 de marzo pasado se les hace muy complejo poder atacar su sistema de costos.

Comentá la nota