Schiaretti fue a la Rosada y buscó diferenciarse de Kicillof

Schiaretti fue a la Rosada y buscó diferenciarse de Kicillof

Se reunió con Wado de Pedro, que busca descongelar la relación con Córdoba. El gobernador confirmó que pagará la deuda en dólares en tiempo y forma.

El gobernador de Córodoba, Juan Schiaretti, volvió a la Casa Rosada en un gesto de acercamiento con el gobierno de Alberto Fernández, al mismo tiempo que buscó diferenciarse de Axel Kicillof anunciando que pagará en tiempo y forma los vencimientos de deuda en dólares.

Schiaretti se reunió este mediodía con Wado de Pedro, quien viene recibiendo a todos los gobernadores pero esta vez agasajó a su invitado con un largo almuerzo, lo que fue resaltado del lado cordobés. "Fue una buena y cordial reunión de trabajo", celebró el "Gringo" a la salida del encuentro con el ministro del Interior, que duró una hora y media. "Repasamos todos los temas que hacen a la agenda bilateral. Resolvimos avanzar con los diversos temas con los ministros de cada área para ir dándole soluciones", agregó después del bife con ensalada. 

De Pedro trabaja en un intento de descongelar la relación de Schiaretti con Alberto, quien quedó molesto por el muy mal resultado que tuvo en Córdoba en las elecciones de octubre. El presidente cree que el gobernador no hizo nada para ayudarlo, mientras que en la provincia sostienen que no terminó de entender el "cordobesismo" y que sin la estrategia local la derrota del Frente de Todos hubiese sido peor.

El nexo entre el dirigente de La Cámpora  y Schiaretti es Jorge "Zurdo" Montoya, un histórico operador del PJ cordobés que ganó mucha relevancia en el nuevo gabinete, en el que fue designado Secretario de Integración Regional. Montoya es el vínculo más aceitado entre Nación y Córdoba y trabaja para tratar de reconstruir la relación.

Otra lectura del encuentro de este mediodía en la Rosada es que Alberto ninguneó a Schiaretti y lo mandó a hablar con el ministro como una forma de marcarle la cancha. Como todos los gobernadores, el cordobés tiene urgencias financieras y tiene especial interés en que la Rosada atienda los reclamos del sector automotriz y el campo, claves para la provincia y golpeados por las últimas medidas de Nación. Según se informó oficialmente, esos fueron dos de los temas centrales de la reunión.

Radiografía de las provincias más complicadas por la deuda en 2020

Un dato que no pasó desapercibido es que en las últimas horas Schiaretti salió a desmarcarse de Kicillof y anunció oficialmente que pagará en tiempo y forma los vencimientos de deuda en dólares, despegándose también de la supuesta estrategia de la Rosada de amenazar con el default para forzar a los acreedores.

El gobierno de Córdoba informó a la Bolsa que pagará el próximo vencimiento, de alrededor de 16 millones de dólares, en concepto de intereses del bono CO27. Para este año, Córdoba necesita unos 250 millones de dólares, aunque el año que viene se multiplican a 763 millones.

Coment� la nota