Salvador le exige al senador de La Cámpora denunciado por abuso que justifique sus faltas al Senado

Salvador le exige al senador de La Cámpora denunciado por abuso que justifique sus faltas al Senado

Hace seis sesiones que Jorge Romero no se sienta en su banca. Tampoco pidió licencia.

Daniel Salvador le pidió al senador de La Cámpora, Jorge Romero, que explique el motivo de sus inasistencias a las sesiones de la Cámara Alta bonaerense.

Desde el entorno del vicegobernador dejaron trascender que se le giró un correo electrónico advirtiendo sus inasistencias y exigiendo una justificación. Por reglamento interno, la cámara permite hasta cinco faltas consecutivas. Aseguran que esa comunicación es parte de un procedimiento regular que ocurre cuando se sobrepasa el límite máximo de faltas sin que el legislador explique los motivos.

La Legislatura aprobó la licencia de Mosca y asumió una diputada de Insaurralde

El caso del senador Romero, entonces líder del armado bonaerense de La Cámpora, estalló en diciembre pasado luego de que una militante de La Cámpora lo denunciara por abuso sexual en las redes sociales

En su momento, el senador no desmintió la acusación, y presentó un descargo en sus redes sociales, en las que dijo que "soy un varón criado en una sociedad patriarcal. En ese texto reconocía las acusaciones.

Santiago Carreras y Jorge Romero.

Sin embargo, pidió una licencia, a pesar de las tensiones que generaron el caso dentro del bloque de Unidad Ciudadana. Se entiende que tras la denuncia, La Cámpora separó a Romero de sus responsabilidades partidarias, pero en el Senado no hubo ningún movimiento.

Apenas días después de que explotara el escándalo, Máximo Kirchner aseguró que la agrupación tomaría medidas. "Quiero ser claro: no puede ser un calvario para las compañeras militar en una agrupación política. Deben tener todos los resguardos necesarios", dijo y aseguró que la agrupación se pondrá al frente del tema.

El senador de La Cámpora acusado de abusar de una militante, no renunció a la banca

Días más tarde, La Cámpora publicó un extenso comunicado en el que se dejaba claro que la salida de Romero de la agrupación había sido una decisión de la organización "hasta tanto dure la aplicación" de esas normas internas.

Sin embargo, ni la agrupación ultrakirchnerista, ni el bloque de senadores tomaron decisión alguna con la banca de Romero. En las seis sesiones que hubo en el Senado desde diciembre hasta estos días, la banca estuvo vacía.

En los últimos día, tras la salida del presidente de Diputados, Manuel Mosca, por una denuncia de acoso sexual, desde el bloque de Unidad Ciudadana en el Senado empezaron a presionar.

El caso de Cambiemos dejó al kirchnerismo en un lugar incómodo. Mientras Mosca pidió al cuerpo de diputados que voten su licencia y su desafuero, en el Senado, el kirchenrismo protegía a un senador acusado de abuso.

La presidenta de esa bancada, Teresa García, desplazó a Romero de todas las comisiones que integraba, dado que como tampoco concurría a esos espacios, el kirchnerismo estaba sin firma en varias de ellas. "No podíamos firmar un despacho de minoría siquiera", explicaron.

Coment� la nota