Rubén Etcheverry. "Cristina le quitó recursos a Neuquén para dárselos a Chevron"

Rubén Etcheverry. "Cristina le quitó recursos a Neuquén para dárselos a Chevron"
El ex presidente de la empresa pública Gas y Petróleo de Neuquén critica al gobernador por el acuerdo "escandaloso" con la empresa
Hasta hace sólo unos meses, Rubén Etcheverry era un hombre de confianza del gobernador de Neuquén, Jorge Sapag, y probablemente quien más sabía de la extrema riqueza que vive en el subsuelo de la provincia: gas y petróleo. Pero luego de la aprobación del decreto de soberanía hidrocarburífera, que a fines de año le dio más poder a la Nación sobre los recursos que eran de las provincias, Etcheverry renunció a la empresa pública Gas y Petróleo de Neuquén, que había dirigido cuatro años, y se unió a la oposición con filosas críticas.

"Cristina le quitó a Neuquén sus recursos y se los dio a Chevron", denunció el ex secretario de Energía provincial bajo el gobierno de Felipe Sapag y hombre que encabeza la lista para diputado de Nuevo Compromiso Neuquino, partido del radical Horacio "Pechi" Quiroga, actual intendente de la capital provincial.

-¿Qué implica para la provincia el pacto entre YPF y Chevron ?

-En realidad es desconocido e implica lo oscuro, lo sospechoso. Que fuera confidencial sería correcto si se hiciera entre privados. El problema es que Chevron se quiere quedar con la concesión y eso implica otro tipo de derechos y otro marco legal. En principio, una licitación. Son todas cuestiones que acá no existen. La situación es realmente patética. Hace unos meses le estábamos sacando con el ministro de Planificación, Julio De Vido, y el gobernador Jorge Sapag las concesiones a Chevron. Por mucho menos que lo que está pasando acá echamos a las patadas a Repsol.

-¿Cuál es la mayor irregularidad técnica que ve en el acuerdo?

-Lo más escandaloso aparece cuando se comienzan a analizar en detalle los datos remitidos formalmente por el gobierno de Neuquén a su Legislatura relacionados con el acuerdo entre Neuquén, YPF y Chevron. Esa misma Legislatura fijó en forma unánime hace sólo unos años las condiciones de las prórrogas a través de la ley 2615, en la que se establecían las pautas y valores en forma previas a su firma. Los valores de las reservas se establecieron en 2008 en unos 3 US$/bbl (unidad de medida por barril de petróleo) para el pago inicial en efectivo. Con los datos de reservas desarrolladas por YPF, brindados por el Gobierno, de 794 millones de barriles equivalentes de petróleo significa un monto inicial que debiera abonar YPF de estimativamente US$ 2382 millones, en lugar de los US$ 20 millones del convenio firmado por Neuquén e YPF y, a su vez, con la posibilidad de trasladar este precio de baratija a quien ella disponga. Suponemos que a Chevron. Esto significa valorizar las reservas de Loma de la Lata/Loma Campana del orden de los 0,025 US$/bbl. Son dos centavos y medio de dólar por barril, único en el mundo por lo barato. Es una gran ganga a precio de baratija.

-¿No es positivo que una empresa extranjera apueste a invertir si YPF no tiene fondos?

-Si YPF no tiene fondos tiene que revertir las áreas a la provincia y ésta las volverá a licitar. Para que podamos tener nuevos inversores, la Argentina tiene que volver a las condiciones anteriores a 2011, lograr una inflación controlada, resolver los problemas de la expropiación irregular de YPF a Repsol y a los banqueros de los Kirchner, terminar con las trabas a las importaciones y exportaciones, eliminar las restricciones cambiarias y autorizar la repatriación de dividendos. Porque todo eso no se soluciona es que Chevron tiene estas exigencias y se las cumplen.

-¿Qué opina de los hechos de violencia que se vivieron fuera de la Legislatura?

-Fue un bochorno. No se justifica la violencia, pero de ninguno de los dos lados. Hubo una fuerte presión a los legisladores y el acuerdo no pasó por la Comisión de Medio Ambiente. Fue un escándalo. Además se descalificó a todos los que pensaban distinto, incluso a Guillermo Pereyra [ganador de la interna del partido de gobierno], que insinuó que podría haber una Banelco en la Legislatura. Todo lo que ocurrió fue una especie de provocación, esto fue como el Fuentealba de Sobisch.

-¿Qué le dice a la gente que está preocupada por el fracking?

-Ese miedo fue el costo del desastre actual. Arriba del desastre de Chevron se mezcla todo y la gente se asusta con el fracking . Tiene riesgos, pero como las rutas o la energía eléctricas. Y no cerramos las rutas ni cortamos los cables. Tiene que haber seguridad, transparencia y control. Si el acuerdo con Chevron no es transparente, ¿cómo se va a controlar el fracking ?

-¿ Por qué se fue del gobierno provincial?

-Salió el decreto de soberanía hidrocarburífera y el gobierno provincial lo aceptó porque quería alinearse al kirchnerismo. Peleamos 50 años para que el recurso fuera de la provincia y con un decreto Cristina se lo quitó a Neuquén y se lo dio a Chevron..

Coment� la nota