Ritondo descarta el "plan V", pero se imagina peleando la gobernación en 2023

Ritondo descarta el

El ministro de Seguridad ratificó que Vidal buscará la reelección y se prepara para llegar al Congreso

Cristian Ritondo quiere ser "alguna vez" gobernador de la provincia de Buenos Aires. "Alguna vez", enfatiza, cuando le recuerdan que su nombre es el único que suena en la Casa de Gobierno como sucesor natural de María Eugenia Vidal ante un eventual cambio de planes de la fórmula presidencial. Un supuesto "plan B" del "plan V".

El ministro de Seguridad que más tiempo aguantó en ese cargo en la provincia sabe que es un camino lento, que deberá trabajar duro otros cuatro años. Pero admite que quiere ser gobernador cuando llegue el momento.

¿Va a ser gobernador?

Ads by scrollerads.com

-No -exclama-, ahora es María Eugenia Vidal.

-¿Quiere ser gobernador?

PUBLICIDADinRead invented by Teads

-Alguna vez puede ser. Ahora no. Ahora soy ministro de Seguridad. Quizá después de octubre tenga otra función. Pero el candidato a presidente es Mauricio Macri y la candidata a gobernadora es María Eugenia Vidal -respondió Ritondo, el jueves, ante la consulta de LA NACION. Buscó dejar en claro que no participa de las especulaciones que lo dan como reemplazante de la gobernadora en caso de que se active un plan para postular a Vidal como presidenta.

Esa alternativa es descartada en la Casa de Gobierno de la provincia de Buenos Aires. "A menos que venga Mauricio Macri y le pida a Vidal: 'María (así la nombra, no la llama Mariu, ni Eugenia), María, tenés que ser vos'", admite ante LA NACION otro de los hombres fuertes que rodean cada día a la gobernadora.

En este escenario -y solo en este escenario, que hoy es negado por Vidal-, aparece la figura de Ritondo como único candidato natural a suceder a la gobernadora.

PUBLICIDADinRead invented by Teads

Por el momento, todo indica que Ritondo deberá esperar a su tiempo político, al menos otros cuatro años. En una etapa inmediata a la elección de octubre próximo espera presidir la Cámara de Diputados de la Nación, tal como les pidió su jefa política a los armadores de las listas de Cambiemos.

Mientras tanto, el ministro de Seguridad se dedicó a mostrar mano firme con los hombres de la policía sospechosos de provocar un cuádruple homicidio en San Miguel del Monte.

Ritondo fue contundente: primero separó a 13 uniformados de distinto rango que actuaron de manera directa en la persecución y balacera de San Miguel del Monte o que encubrieron las gravísimas mentiras de manera indirecta. Diez días después, cuando una de las cinco víctimas del choque provocado por la persecución y balacera policial aún pelea por su vida, Ritondo dispuso el cambio de siete jefes de la cúpula policial.

Fue el último jueves, horas antes de que se celebrara la primera marcha para pedir justicia por Camila López, Gonzalo Domínguez, Danilo Sanzone y Carlos Suárez frente a la Gobernación provincial.

La movilización, convocada por el colectivo contra el gatillo fácil de La Plata, llegó hasta la comisaría 1», donde están los 13 detenidos acusados de participar o de encubrir las muertes.

Ritondo hizo esos gestos a los familiares de las víctimas: reemplazó al superintendente de Seguridad de la región capital, Marcelo Corbalán, por Hugo Natiello, y a Marcela Martí en la Superintendencia de Institutos Policiales.

Toda una señal para los que piden modificar el entrenamiento y comportamiento de los casi 100.000 agentes de la bonaerense, la policía más grande del país, para evitar más casos de gatillo fácil. Los cambios en la cúpula alcanzaron a un total de siete comisarios generales.

En 2015, Ritondo era el candidato preferido del macrismo puro para acompañar a Vidal en la vicegobernación. Sumaba su pasado peronista y los acuerdos que había tejido para mantener activa la Legislatura porteña, donde Pro funcionó durante años en minoría.

La alianza con la UCR en Cambiemos determinó la llegada de Daniel Salvador a esa silla. Hoy, el radical parece confirmado otra vez en la fórmula por el alineamiento que logró de la tropa en la convención provincial y nacional de la UCR.

Pero Ritondo vuelve a soñar con integrar alguna vez otra fórmula. Otros ministros de Seguridad peronistas pidieron -años atrás- como muestra de gratitud un puesto en la Suprema Corte de Justicia bonaerense.

Ritondo, en cambio, no esconde que su perfil es político. Y que "algún día" quiere ser gobernador de Buenos Aires.

Coment� la nota