La Provincia, la deuda y la necesidad de "ya" empezar a negociar con los acreedores

La Provincia, la deuda y la necesidad de

La situación de la Provincia no es sencilla. El gobernador Axel Kicillof lo repite cada vez que puede, y hoy viernes no fue la excepción. Su preocupación más grande pasa por los vencimientos de deuda que debe afrontar en enero. Por eso es que "ya" instruyó a su equipo a dialogar con los principales acreedores.

El diálogo con los periodistas de Casa de Gobierno, Kicillof señaló que la provincia tiene voluntad de cumplir los compromisos pero necesita tener una estructura de deuda sostenible. Y por eso es que ratificó que se van a poner inmediatamente en contacto, con el objetivo de entablar un pronto diálogo con los acreedores. Apuntan a buscar una rápida solución. 

"Recibimos una provincia muy endeudada, con vencimientos muy amplios en dólares y de corto plazo. Hay una deuda flotante inmensa que ni siquiera está blanqueada. A fines de enero tenemos 560 millones de dólares de vencimientos", sostuvo en el mismo sentido el Jefe de Gabinete Carlos Bianco, en declaraciones a El Destape Radio. 

"Axel (Kicillof)​ ya hizo un diagnóstico muy claro y puntilloso de la situación. Las cosas no están fáciles. Hay tierra arrasada en todo sentido. Tenemos problemas de cierre de caja para este año y para el pago de las obligaciones en enero: salarios, aguinaldos, vencimiento de deuda", planteó el dueño del Clío, aunque llevó tranquilidad al decir que se pagarán los sueldos de diciembre y el aguinaldo.

Para este y otros asuntos, pero siempre con la deuda en la mira, es que probablemente la semana que viene (o la otra) llegue a la Legislatura -se pidieron sesiones extraordinarias-, un proyecto general de emergencia económica que a su vez incluirá de manera individual las diversas emergencias, entre ellas la vinculada a las Pymes, Educación, etc.

Si bien la idea es hacerlo lo antes posible, se está a la espera de una coordinación con Nación, que permitiría diferentes medidas, entre otras el tratamiento de la deuda. Coordinarlas, nada más que coordinarlas. La Provincia tiene que abonar su deuda. Y ahí es donde está el problema, por eso la urgencia. Los análisis del equipo entrante indican que Vidal les deja de "regalo" 9.800 millones de dólares en vencimientos para los próximos cuatro años.

Otro tema de números y que hace al rojo de la administración provincial tiene que ver con la prometida (por Vidal) actualización del Fondo del Conurbano por unos 20 mil millones de pesos, que finalmente no llegó. Desde la nueva administración aseguran que no cuentan con ese dinero y que el tiempo de promesas ya pasó, pues Macri ya no está en el poder.

¿Será Alberto quien transfiera la plata? Como es sabido, Nación decidió posponer el envío al Congreso del presupuesto, y es ahí donde se determinan esas cuestiones. De todos modos, Kicillof y los suyos entienden que Fernández tiene muy en claro cómo reciben la Provincia de manos de Vidal. Eso, al menos, aseguran.

Habrá que terminar de calcular el déficit en estos días -sostiene el gobernador-, pero se estima en unos 50 mil millones de pesos. La Provincia recibió menos recursos, ataca. Cuando se hace la comparación entre 2019 y 2019 hay una caída en el total de las transferencias, hay una caída en términos reales, o sea que recibió menos plata que hace cuatro años. Así de contundente se muestra el ex ministro de Economía.

Y en seguida salta el contrapunto con la Ciudad de Buenos Aires. "A ellos sí les fue muy bien en ese sentido", tira Kicillof, y agrega: "ya lo dijo ayer Cristina". En el marco de la asunción de Fernando Espinoza como intendente de La Matanza, la Vicepresidenta indicó que "el país siempre tuvo riqueza en la Capital mientras que la periferia tiene pobreza estructural".

Sin vueltas, CFK recordó que La Matanza tiene 235 kilómetros cuadrados y 2,4 millones de habitantes, y que en 2019 su presupuesto fue de 10 mil millones de pesos, mientras “la Capital, con 202 kilómetros cuadrados y la misma población tuvo 350 mil millones de pesos” este año. "La provincia de Buenos Aires tiene 303 mil kilómetros cuadrados y 17 millones de personas y se manejó con 650 mil millones", añadió.

¿Ahora que se está en plena discusión por el presupuesto, va a ser un planteo la Provincia relacionado al tema? Por ahora no. Kicillof destaca que no van a ir con exigencias al gobierno nacional, sabemos que en este momento tienen también muchísimas dificultades. Por supuesto, coincide que hay un problema estructural y recuerda eso de que Buenos Aires aporta el 40 por ciento del PBI y recibe la mitad de Coparticipación.

"No digo ningún secreto", dice y gesticula el flamante mandamás. Claro, después no hay suficientes recursos para encarar las obras en las escuelas, los hospitales, las rutas, etc. Hoy por hoy el estado provincial dedica buena parte de sus recursos a pagar sueldos y realizar transferencias. Y el último año, el cuatro por ciento del presupuesto fue para gastos de capital.

¿Cómo pueden llegar esos recursos para realizar en la Provincia una verdadera transformación? A través de tranferencias automáticas o planes nacionales con ejecución en la Provincia. Y con respecto a esto último, vale señalar que son varios los ministros de Alberto que salieron de la Provincia; por ejemplo el de Transporte, Merio Meoni y el de Infraestructura, Gabriel Katopodis. No se les van a pedir más de lo que les corresponde a la Provincia, con lo que corresponde en principio alcanza. 

Por otra parte, en lo que respecta a la situación y los objetivos del Banco Provincia, se solicitó desde el Ejecutivo que integre lo que más pueda sus políticas de crédito con las políticas de desarrollo productivo a nivel provincial. Se va en busca de una especie de ventanilla única para que las empresas que están en dificultades puedan acudir sin filtro alguno y a partir de ahí un grupo de especialistas encuentren la salida más adecuada.

Coment� la nota