El peronismo rechazó el tarifazo al gas con críticas a Vidal y a las empresas

El peronismo rechazó el tarifazo al gas con críticas a Vidal y a las empresas

Pidieron que Camuzzi Gas Pampeana y el Estado absorban el impacto del aumento.

Legisladores massistas y del Peronismo Federal rechazaron públicamente la decisión de María Eugenia Vidal de autorizar a las empresas de gas a aumentar las tarifas un 35 por ciento. "Con la crisis que viven los bonaerenses, es la gobernadora Vidal y las empresas de gas quienes deben hacer el esfuerzo", dijeron en una conferencia de prensa en La Plata.

Los bloques del Frente Renovador y Frente Amplio Justicialista le pidieron a la Gobernadora que el esfuerzo lo haga la empresa y el Estado para no recaer siempre en el consumidor.

El jefe de los diputados de Massa en la Legislatura bonaerense Ruben Eslaiman, aseguró que "hoy más que nunca, creemos que el esfuerzo no debe ser sólo de los consumidores, sino también de las empresas".

El diputado cargó contra los costos extra que se cobran en la factura. "Se trata de montos que no están relacionados al consumo pero que se suman en la factura". Según explicó los impuestos que se gravan en las facturas de gas representan un 50% adicional a lo que se cobra por consumir el servicio, entre ellos el Impuesto a las Transferencias Financieras conocido como ‘Impuesto al Cheque'.

Vidal habilitó a las energéticas a aplicar un aumento extra para compensar la inflación

En tanto, la diputada Rocío Giaccone apuntó a Mauricio Macri. "El Gobierno se caracteriza por contarnos las cosas por la mitad. Si la tarifa se midiera por costos reales, el mayor costo de las empresas es salario, que aumentó un 28%. ¿Por qué entonces la tarifa aumenta un 60%?", se preguntó.

Según la diputada de Junín, los costos que aducen las empresas "están inflados, no son reales y el gobierno garantiza así a las empresas ganancias del 80%, que la pagan los trabajadores".

Los diputados estuvieron acompañados por el Defensor del Pueblo Adjunto, Walter Martello, quien alertó que el impacto del ‘Impuesto al Cheque' que las principales compañías de gas le transfieren a los usuarios es alrededor de $150 millones por año.

En paralelo, intendentes y diputados peronistas, junto a organizaciones de consumidores, realizaron una audiencia pública alternativa para manifestarse "contra el tarifazo", y pedir por servicios públicos "accesibles" y de "calidad".

Walter Martello.

Mientras la empresa Camuzzi Gas Pampeana solicitaba un aumento tarifario del 34%, durante la Audiencia Pública convocada por el Ente Nacional Regulador del Gas (Enargas); un grupo de dirigentes peronistas, sindicalistas y especialistas en temas tarifarios se reunía en el teatro Astros de Capital Federal, en una especie de "contra audiencia".

Del encuentro, participaron intendentes; legisladores; la Defensoría del Pueblo bonaerense; la Red de Multisectoriales, Asociaciones de Usuarios y Consumidores; cámaras empresarialesM; pymes; clubes de barrio, y el Centro de Estudios para la promoción de la Igualdad y la Solidaridad (Cepis), entre otras organizaciones.

Allí, los presentes pidieron por "tarifas justas", una nueva ley que regule los servicios públicos y que estos sean "accesibles, eficientes y de calidad". En tanto, reclamaron por "tarifa social" para pymes, clubes de barrio y para los sectores más vulnerables.

La apertura del encuentro estuvo a cargo del intendente de San Martín, Gabriel Katopodis, quien aseguró que "lo que estamos planteando es un país en el que se puedan pagar las boletas de luz y de gas con el trabajo de cada uno y no que nos corten los servicios porque las tarifas son abusivas e injustas".

Su par de Esteban Echeverría y titular del PJ bonaerense, Fernando Gray, señaló que "la audiencia del Gobierno es una parodia para justificar el aumento desmedido de tarifas" y que "hoy una familia humilde destina más del 20% del ingreso para pagar las tarifas, cuando en el mundo se destina ese porcentaje para pagar una vivienda". 

Coment� la nota