La UCR pelea para conservar la banca

La UCR pelea para conservar la banca

Desde NEO aseguran que el Partido Socialista se comprometió a mantener ese lugar para ellos. El escollo es que el radical Fabián Bastiá, del mismo sector que Pullaro, es el segundo suplente. Di Pollina asegura que "nunca hubo un compromiso".

Después de la victoria presidencial de Cambiemos, arribó a Santa Fe el primer cortocircuito político entre el socialismo y el radicalismo. NEO, el sector de la UCR al que responde el futuro ministro de Seguridad Maximiliano Pullaro, asegura que el socialismo se comprometió a garantizar que la banca que dejará libre el designado funcionario será mantenida por el partido centenario. Pero el diputado Eduardo Di Pollina afirmó, en diálogo con Rosario/12, que "nunca hubo un compromiso partidario".

El conflicto también roza a la Coalición Cívica, que tiene en Ariel Bermúdez al primer suplente de la lista legislativa del Frente Progresista. El, confiado, espera su asunción y remarcó: "(Pullaro) Sabía que tenía que dejar de ser diputado, no sé por qué a último momento se plantean estas cosas".

El gobernador electo Antonio Bonfatti arrasó en la categoría Diputados para que el Frente Progresista tenga, a partir del 10 de diciembre, la mayoría de 28 legisladores. Pullaro, uno de los integrantes titulares de aquella lista, se convertirá en funcionario y su lugar vacante le corresponde en un corrimiento directo al CC-ARI Bermúdez. Pero desde NEO juran y recontra juran que el PS asumió el compromiso de respetar la banca radical en más de una reunión, ante los ojos del propio Pullaro, el vicegobernador electo Carlos Fascendini y el senador Felipe Michlig, referentes del sector UCR creado hace poco meses. Así lo reveló a este diario el legislador Rodrigo Borla, que también se sienta a la mesa chica del grupo.

El senador por el Departamento San Justo habló de "compromisos verbales" y dijo estar "a la espera" de que la situación "se destrabe por bien de todos los integrantes del Frente Progresista" entre "lunes (por hoy) y martes". Si no suena a ultimátum, es muy parecido. Desde otro punto del partido se preocupan porque el tema "daña al Frente" y se comenzó a dialogar "más de dos meses atrás". Pullaro, cuentan, firmará su renuncia apenas el socialismo libere la banca, "tal como se comprometió".

Uno de los hombres clave en este movimiento es Fabián Bastía, radical perteneciente al mismo sector que Pullaro, que se encontraba en el puesto 30. Es decir, el segundo suplente. "Esperamos que se cumpla con el compromiso y tanto Bermúdez como Bastía asuman como diputados", reclamó Borla. Caso contrario, NEO maneja una "alternativa" polémica, que podría acrecentar las tensiones dentro del Frente. "Que Pullaro jure (como legislador) y tome licencia" para integrar la gestión que liderará Miguel Lifschitz. En ese escenario, no asumiría nadie en su reemplazo y el bloque oficialista quedaría en 27. El tiempo corre y NEO hubiese preferido que el conflicto estuviera "resuelto antes". Borla cuenta los minutos y confía "que se va a destrabar".

Pero Di Pollina ve pasar el planteo por al lado y dijo que "no hay mucho que hablar". Cerró la persiana al reclamo y adelantó que se producirá el "corrimiento como corresponde, entra el diputado siguiente". El legislador socialista admitió que un sector del radicalismo "ha estado haciendo algún planteo, pero formalmente no hemos discutido el tema". A la vez, afirmó que "nunca" hubo un compromiso de partido a partido. "No hay mucho para ver, si Pullaro acepta ir de ministro de Seguridad, como ya lo hizo y es público, no tiene que asumir como diputado", concluyó.

Bermúdez, el D29, se abraza a la idea de que Pullaro "va a renunciar antes de asumir" porque "no puede ejercer los dos cargos". Para el CC no hay vueltas. "Sale Pullaro y entro yo, después que hará el gobernador, si nombrará alguien del gabinete, socialista, radical, del SI o del Pares, no lo sé". El diputado ya vivió una situación similar en el año 2012, cuando le tocó reemplazar a Raúl Lamberto, que abandonó la Legislatura para asumir el cargo que tomará Pullaro. Enfadado, alertó sobre una posible "picardía", que el socialismo finalmente acceda al planteo y contenga en el Ejecutivo a la diputada electa Clara García. En ese caso, para respetar el cupo femenino, podría asumir la D32, Susana Bertone, una radical que pertenece al MAR. "De alguna manera voy a asumir", se abroqueló Bermúdez.

Coment� la nota