A Massa se le escapan todos despacito

A Massa se le escapan todos despacito

Tras la ruptura del Frente Renovador y la creación de Red x Argentina en el Congreso empezó la sangría en los municipios con varios concejales que dieron el salto. El plan para “desangrar” al FR.

“Despacito, despacito…”. La expresión sale de los desencantados de Sergio Massa. No hace mención a la letra del hit de Luis Fonsi ni al mítico cántico tribunero. Se trata, más bien, de la estrategia de los armadores del nuevo espacio Red x Argentina (RxA), que encabeza Felipe Solá, para quedarse con los representantes del Frente Renovador en los municipios de la Provincia y algunos legisladores bonaerenses.

La sangría empezó hace un par de semanas con ediles y consejeros escolares de varios distritos que anunciaron su salida del massismo y armaron el bloque RxA. Los primeros en dar el salto fueron dos concejales de la trinchera del peronismo: La Matanza.

Héctor Mantello y Ricardo Valdez formaron la bancada en el legislativo local. A estas se sumaron fugas en Almirante Brown, Avellaneda, Quilmes, Chascomús, Pilar, Berazategui, Berisso, Ensenada y Florencio Varela, entre otras. 

“Los compañeros están cansados de ser una colectora de Mauricio Macri o ser un peronismo blando”, dice el diputado nacional Fernando Asencio a La Tecla para justificar la salida de dirigentes. Asencio forma parte de los legisladores que abandonaron a Massa en el Congreso.

Pero en RxA hay otros que son un poco más crueles: “los zigzagueos de Massa, a muchos compañeros los confunden y no tienen más ganas de jugar ahí”, repite un armador del nuevo espacio, y anticipa que el plan es llegar a diciembre “con, al menos, un concejal por cada distrito”. Pero en el espacio no todos van al hueso.

El diputado nacional Daniel Arroyo, otro de los idos, sostiene que “no hay un objetivo de ir haciendo un armado sino de ir construyendo entre todos una gran unidad opositora”, y cree que “el punto no es ir construyendo fragmentando sino ir sumando por todos lados”. Pero el anuncio de los pases va a ser en cuentagotas, uno cada dos días, y esa maniobra tiene el aval de Felipe Solá. “Es para hacer sufrir a Sergio”, repite un “ingeniero” de RxA, que ya tiene referentes seccionales que transitan municipios con la “ambulancia” levantando massistas decepcionados. 

Tarea seccional Red x Argentina ya puso a sus dirigentes a trabajar en las ocho secciones electorales para juntar voluntades. Por caso, en el Conurbano (Primera y Tercera), la faena está en manos de Asencio y su equipo; en el noroeste bonaerense (Cuarta) ayuda el exministro de Asuntos Agrarios y amigo personal de Solá, Raúl Rivara; en la zona costera (Quinta), el ex- senador marplatense Gabriel Pampín; y en el sur de la Provincia (Sexta), Pablo Garate, actual diputado del Frente Renovador, quien ya dio muestras de su malestar con el mas-sismo en la última sesión, al votar contra la reforma del fuero laboral que su, hasta ahora, bloque acompañó.

Garate juntó hace dos semanas a todos los referentes del massismo de la Sexta sección en la sede del Sindicato de Luz y Fuerza de Bahía Blanca, y allí habría informado las buenas nuevas. En las filas de RxA aseguran que el diputado ya está en el trampolín y que la zambullida será el día del tratamiento del Presupuesto 2019 de María Eugenia Vidal. Massa ya empezó a negociar con la Gobernadora, y en Red x Argentina descuentan que el tigrense va a acordar brindar los votos necesarios pa-ra la sanción.

En ese escenario, Garate volvería a expresar sus diferencias con el FR y rechazaría el endeudamiento que plantea el Presupuesto. Esa, según el nuevo espacio, sería su última participación en el bloque massista. Pero Garate no está solo. A él se sumaría Patricia Cubría, del monobloque Convicción Peronista. La legisladora es la esposa del dirigente del Movimiento Evita, Emilio Pérsico, quien forjó una excelente relación con Solá cuando fue, en 2005, su vicejefe de Gabinete. También, porque el Evita tiene gran participación en la estructura nacional de RxA.

Además de Garate y Cubría aparece otro posible: el diputado Fabio Britos. Sin embargo, cerca del legislador lo niegan: “Nosotros no queremos saber nada con los que se quieren unir a Cristina”. Si ocurre podría llegar con “yapa” familiar. Es que otro de los apalabrados es el intendente de Chivilcoy, Guillermo Britos. La salida de los hermanos sería en tándem. Con eso, RxA planea abrir el “libro de pases” de intendentes. A la lista de posibles se suman el de Zárate, Osvaldo Cáffaro, y San Fernando, Luis Andreotti, más un “tapado” cercano a Massa.

“Hay legisladores e intendentes que ya están charlando con Solá directamente”, reconoce Asencio, y cree que “de acá a fin de año se va a clarificar más el panorama y se va a evidenciar más cuál es el peronismo y cuál no: si el peronismo blando de Massa, con concesiones al Gobierno de Macri, que lo vimos con el Presupuesto nacional, o el peronismo que nosotros expresamos, que es verdaderamente opositor”. En el entorno de Solá reconocen que detrás hay un proyecto más ambicioso que robarle a Massa. “Felipe quiere armar una musculatura para ser candidato a Presidente”, resumen en las filas del flamante Red x Argentina.

Coment� la nota