Malas lenguas 1021

Malas lenguas 1021

23 Abril, 2017

De operaciones e impunidades I. Estuvo en Mar del Plata Fabián Perechodnik, ex sciolista devenido integrante de la línea interna del PRO “Agrupación Santa Marta”, que mientras libaba costoso champagne en Bruto (PG), desplegó el decálogo del vecino de San Miguel Joaquín De la Torre, subrayando en ese contexto que sería tremenda idea que Lucas Fiorini sea quien encabece la lista local de Cambiemos en octubre. Los interlocutores locales no salían de su asombro ante tanto atrevimiento, y tibiamente le preguntaron quién creía él -más allá de la opinión de De la Torre- que abriría la lista para que graciosamente el líder de la agrupación Groucho Marx ocupara tal dignidad. Perechodnik, muy suelto de cuerpo, deslizó: “Creo que Mariú (MEV) buscará disciplinar el distrito, que es un lío bárbaro, según lo que le cuenta Joaquín”. Está claro que cualquiera cree que puede hacer a su antojo en Mar del Plata.

De operaciones e impunidades II. Tres multitasking (De la Torre, Perechodnik y Fiorini) convencidos de que se llevan por delante a todos. Y “todas”, si las hubiera. ¿Creen que Vidal lo llamará a Arroyo, y Arroyo dirá “sí, cómo no, póngalo…”, preguntando a continuación: “¿y yo, puedo tener un concejal?“. Persuadidos que están, además, de que los radicales asentirán y depondrán sus propias y legítimas ambiciones; por caso Vilma Baragiola, contra la cual dirigieron su opereta de cuarta de que, en oportunidad del último meteoro que golpeó la ciudad, ante la ineficiencia municipal, fue necesario un operativo provincial para zafar del impacto estructural que tal evento provocó. Mediocres, al decir de Mario Roberto.

De operaciones e impunidades III. Es preciso hacer de memoria en una comunidad que parece afectada de Alzheimer temprano. Fueron Lucas Fiorini y su grupo -incluido el gurú Martín Abonjo- los que operaron en medios de la cadena de corte y pegue para derribar a Baragiola de la presidencia del Concejo Deliberante con auxilio de Camioneros; estos ambiciosos sin freno estaban circunstancialmente en el Frente Renovador, la agrupación que bancan hasta ahora los Moyano. Fue Claudia Rodríguez, espada de los accionistas marplatenses, la que dijo que “los galpones están llenos de material de ayuda y Baragiola está de viaje”. Obviamente que todo publicado y recontra publicado para presentar “la evidencia” en La Plata de que Mar del Plata es un distrito sin gestión, a la deriva. Tristemente para ellos, Carlos Fernado Arroyo ha levantado nueve puntos de imagen -roza los cuarenta- y Baragiola se corta solita y sola en el ánimo de los votantes de la ciudad.

Tribunalicias. Fue una semana oprobiosa en la ciudad, de crímenes sin resolver y criminales sueltos. Emiliano Cavas, asesino de Patricio Díaz, a quien le quitó la vida salvajemente ante su esposa e hijo, fue condenado a veinte años de prisión. Formal, por cierto, porque el juez de Ejecución Juan Galarreta lo incluyó en el programa “Casas por cárceles” y le concedió salidas transitorias. Cavas, no obstante, fue detenido luego por ser partícipe de un feroz asalto en el barrio Puerto, hecho cometido durante sus salidas transitorias. Todo es en teoría: las condenas, las acciones del Estado, pero la práctica no condice con la teoría. Además de otras insensateces, como la cercanía del funcionario federal Pablo “Humito” Ladarola con el narcoabogado César Sivo, entre mates y risitas cómplices a la vista de todo el mundo. Todos en el mismo lodo, diría Discépolo, con el salario asegurado a fin de mes.

Comentá la nota