Maduro da un golpe de timón para revitalizar a Pdvsa

Maduro da un golpe de timón para revitalizar a Pdvsa

Lanzó un paquete de cambios para sacar de la crisis a la petrolera estatal.

Decreto una reestructuración absoluta de Pdvsa [Petróleos de Venezuela]. Cero tolerancia con la traición. ¡Estamos preparados para una Pdvsa indestructible!" Nicolás Maduro aprovechó la fiesta de su cumpleaños para anunciar al país que la estatal petrolera, una de las mayores empresas del subcontinente y el brazo financiero del chavismo durante la revolución, necesita "un golpe de timón", porque 18 años después de llegar al poder todavía tiene que vencer la "corrupción y la burocracia".

"El socialismo no se construye ni con burócratas ni con corruptos ni con traidores. El presidente [Hugo] Chávez nos dejó un modelo de acción. La clase obrera debe pasar al mando de Pdvsa en todas sus instancias", añadió el mandatario, que alargó la conspiranoia habitual de la revolución para denunciar ataques a las refinerías, buques doble fondo y fuga de la producción petrolera. "Están coordinaditos con los golpes de Estado que anuncia la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), el último 1° de septiembre", dijo.

Aquel día un millón de venezolanos tomaron Caracas para protestar contra Maduro y para exigir el revocatorio, que semanas más tarde fue suspendido por tribunales revolucionarios y el Consejo Nacional Electoral (CNE).

Las palabras del "hijo de Chávez" sorprendieron al país, sobre todo porque Pdvsa está inmersa en una polémica que afecta incluso la confianza del mercado, tras necesitar del llamado período de gracia para pagar intereses de sus bonos. Endeudada, sin dólares para las importaciones de reactivos y de nafta, y también señalada por la Asamblea Nacional, que determinó la responsabilidad política de Rafael Ramírez, ex presidente de Pdvsa. El antiguo zar económico del chavismo está siendo investigado por su presunta implicación en varios casos de corrupción, que sumarían 11.000 millones de dólares.

Para complicar aún más el bucle económico, Pdvsa sufrió como no esperaba durante el reciente canje de bonos que lanzó al mercado, recaudando menos del 50% del importe esperado.

"Maduro reconoció la corrupción de Pdvsa, pero su solución es más socialismo. La única manera de acabar con esa corrupción es saliendo de Maduro", dijo Jesús Torrealba, secretario ejecutivo de la MUD.

El gigante petrolero venezolano padece una enfermedad de difícil diagnóstico: sus trabajadores se multiplican mientras su producción cae. Según datos aportados por el dirigente sindical Iván Freites, en 2000 Pdvsa extraía 3.200.000 barriles diarios con 42.000 trabajadores en nómina.

Después llegó la famosa huelga petrolera y la reconversión forzada por Hugo Chávez, que convirtió a Pdvsa en un actor político trascendental dentro y fuera de Venezuela. Hoy 170.000 personas trabajan para obtener 2.095.000 barriles, 300.000 menos que a principios de año. Según distintos voceros sindicales y expertos, los principales lastres para la industria son la reducción de la actividad de los taladros y la falta de mantenimiento de la infraestructura.

La crisis llegó incluso a la venta de nafta en el país, el de mayores reservas de petróleo en el planeta. Desde hace semanas, los usuarios se quejan de la escasez del combustible de 95 octanos, lo que provocó colas y esperas prolongadas en diversos estados, sobre todo en la fronteriza Táchira.

El gobierno aspira a que los miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y los no integrantes del bloque petrolero acuerden la semana que viene en Viena, de una vez, recortar la extracción de crudo. Con ello se estabilizaría el mercado y subirían los precios del barril, cuya caída profundizó la crisis económica que sufre Venezuela. El precio promedio del barril este año ronda los 34 dólares, mientras que en 2012 superó los 103.

Maduro acusó a Citibank y amenazó con denunciar a JP Morgan, después de que la empresa financiera informara a sus clientes que Pdvsa había postergado en 30 días el pago de 147 millones de dólares, correspondientes a los intereses de los bonos 2035.

"El imperio desesperado trata de hacer daño como sea a nuestra patria con mentiras y manipulaciones", subrayó Maduro, contrariado ante las voces que se levantaban para anunciar el default del Estado. Cualquier crítica a la petrolera es considerada alta traición para el chavismo.

Hasta la oposición desmintió el default, aunque sí acusó a Pdvsa de falta de transparencia. Pero lo que se viene puede ser mucho peor. Según el diario El Nacional, Pdvsa y el Estado deben pagar más de 14.000 millones de dólares en 2017, una deuda que parece enorme si se la compara con las menguadas reservas internacionales: 10.800 millones.

Murió el "padre político" de Chávez

El ex ministro Luis Miquilena, a quien Hugo Chávez consideraba su padre político, murió ayer a los 97 años. Ex presidente de la Asamblea Constituyente que en 1999 redactó la actual Carta Magna, Miquilena murió por causas naturales. Miquilena militó en el Partido Comunista de Venezuela desde los 14 años y fundó junto a Chávez el extinto Movimiento Quinta República, con el que el teniente coronel llegó a la presidencia en 1998. Estuvo preso durante el régimen de Marcos Pérez Jiménez y aportó a la base ideológica del chavismo, con el que años más tarde rompió. El político, que en los últimos años fue un duro crítico deNicolás Maduro, se granjeó el afecto de Chávez quien se consideraba su "hijo político".

Coment� la nota