Insfrán dió apertura a pretenciosa y ostentosa actualización doctrinaria del PJ Nac&Pop

Casualmente todos luciendo lux macri: saco sport, camisa celeste sin corbata.

Sin la presencia de figuras relevantes o referenciales del PJ nacional, que justifiquen la denominación “Cumbre del Justicialismo Nacional para la actualización doctrinaria en el contexto del bicentenario de la independencia”; ni el gasto de las 82 habitaciones alquiladas por el Estado provincial en el Howard Johnson Hotel, ni la costosa transmisión en directo por parte de la Red de Medios del gobierno provincial, ni mucho menos que para la movilización se haya dejado prácticamente sin transporte público de pasajeros a los vecinos de la ciudad.Finalmente, con la presencia del gobernador de la Provincia Gildo Insfrán, se dio apertura al reciclamiento doctrinario del PJ que ahora –desde Formosa- intenta rápida y desesperadamente despegarse de toda contaminación K y de cualquier vestigio que pudiera unirlos a Amado Boudou, Julio De Vido o José lopez.

Insfrán recordó que "los adversarios triunfaron cuando lograron dividirlos", pero se olvidó que "ahora se debandan solos".

La perlita que no paso desapercibida y fue al menos "llamativa" es que los principales dirigentes ex ultraKirchneristas aparecieron ataviados con el lux PRO que supo imponer en Campaña y luego en la gestión Mauricio Macri: saco sport, camina celeste sin corbata....

La nota de color del acto de apertura de la pomposamente denominada “Cumbre Nacional del PJ” la dió la estelar reaparición en la “conducción central” del “descongelado” funcionario de cultura Jorge Manuel Santander, que supo tratar de “HDP” y “villerito europeizado” a Carlos Tevez.

También fueron hechos distintivos que luego de tantos años desaparecieran del escenario: los carteles y las menciones a “Néstor y Cristina” y, que La Cámpora; la AFUS y la 17 de Octubre superaran rencillas para aparecer encolumnados abrazaditos como hermanos en desgracia.

En el descontaminado marco sin vestigios K y con uniforme PRO Gildo Insfrán dio la bienvenida a las delegaciones de dirigentes, pensadores e intelectuales que visitan la ciudad en el marco de la cumbre del peronismo en el contexto del bicentenario de la independencia y formuló un fuerte llamado a la reconstrucción del movimiento nacional justicialista a partir de sus valores esenciales que son la unidad, la organización y la solidaridad.

Reivindico las figuras de Perón y Evita (se olvidó de Néstor, Cristina y Julio De Vido) y recordó que hay un legado pendiente de cumplimiento por lo que propuso  la institucionalización del PJ como movimiento que puede convertirse en una herramienta útil de liberación para el mundo, exageró.

Hizo especial hincapié en la necesidad de recrear la unidad de concepción para la unidad de acción  para fortalecer las cosas bien hechas y corregir lo que no se hizo bien y aclaró que el actual es el momento de hacerlo al interpretar que  las cosas no están bien en el país y que se irán agravando aún más porque las medidas que se están tomando ya son conocidas pues se adoptaron en otras épocas  y si son los mismos métodos los resultados serán iguales.

Insfran, en su condición de presidente del peronismo provincial y titular del Congreso Nacional del PJ, quien tuvo a su cargo la apertura del encuentro, estuvo en el palco central flanqueado por

el presidente alterno del peronismo local, el vicegobernador Floro Bogado, y miembros del consejo directivo nacional del PJ, como el gobernador del Chaco, Domingo Peppo y el legislador peronista bonaerense Fernando “Chino” Navarro, además de la ex intendente de Riacho He He, Nelly Daldovo que representa a Formosa ante el consejo nacional partidario y el titular cegetista local, Hilario Martínez.

El rol opositor

Al dejar inaugurada la pretendida cumbre peronista en el estadio Cincuentenario, Gildo Insfrán, manifestó que el pueblo argentino, al pronunciarse en las elecciones de fines de 2015,  le asignó al justicialismo el rol de opositor  al que no estaba acostumbrado.

“Eso produjo un cimbronazo entre nosotros; desazón y  sorpresa  que derivó en un estado deliberativo y esto no es bueno”, se sinceró tras lo cual parafraseó a Napoleón, genial estratega militar,  cuando exhortaba a la acción ante la duda

“Eso es lo que pretendemos hoy en Formosa, que el peronismo se convierta en acción”, propuso.

Fundamentó el momento en que se organizaba esta cumbre en lo que está pasando en el mundo para llamar a realizar un análisis del mundo cuando se observa que en los países desarrollados los refugiados golpean sus puertas buscando un destino mejor y solamente encuentran el desprecio y la negación y no la mano solidaria que, a su entender, debería ser la respuesta.

Refirió Insfrán que los medios de comunicación relatan acerca de los miles de seres humanos que mueren  permanentemente ocurren por el naufragio de embarcaciones endebles aunque sin precisar acerca de las razones que conduce a esa situación a esa gente.

Para el gobernador ello es el resultado de políticas antihumanas que se llevaron a cabo en los últimos tiempos y que ahora están haciendo eclosión, interpretando que “es la política la que está fracasando”.

Aquí mencionó a quienes insistentemente hacen mención a la grieta discursiva o ideológica como causante de estos sucesos aunque a su entender  la más grave y cruel grieta que existe en este momento es la de la desigualdad generada por la concentración de la riqueza en manos de pocos y la exclusión de gran parte de la humanidad.

Insfrán les recordó a los presentes que la solución existe y está en la doctrina que Perón ya por la década de la post guerra la mencionaba como la tercera posición, equidistante tanto del capitalismo cuanto del comunismo a las que mencionaba como ideologías fracasadas porque ambas terminaban explotando al hombre, una a través del capital y la otra desde el estado por lo que se hacía necesario contar con una doctrina humanista, nacional, popular y profundamente cristiana.

El camino correcto

Aludiendo a los objetivos centrales del encuentro de Formosa, dijo que  pretendía retomar el camino más correcto para dar las respuestas más acertadas en un momento en que la Argentina está viviendo procesos desacertados para la mayoría de los argentinos.

“Aún desde el lugar de oposición que nos toca, debemos reconstruir el movimiento nacional justicialista como la columna vertebral del movimiento nacional y popular”, convocó.

Al considerar que “la caridad bien entendida empieza por casa, debemos reconstruir  la columna vertebral y creo que este es el momento oportuno porque  ante la desazón, la desconfianza y el sálvese quien pueda hay que actuar, en términos futboleros, como los veteranos números 5: pisar la pelota, mirar y ver que pases tenemos que hacer “.

Insistió en que era ésa la razón por la que se había convocado a la cumbre de Formosa “para reencontrarnos, juntarnos y sentirnos, nuevamente, que somos compañeros porque esto nos va a permitir entender aquellos valores que siempre nos hicieron fuertes ante la adversidad: la unidad, la organización y la solidaridad”· 

Pidió no olvidar que las veces que el adversario pudo dividir al justicialismo consiguió derrotarlo “y debemos tener la grandeza de aceptar que hicimos cosas bien y otras mal; pues a las cosas malas tenemos que corregirlas y a las buenas las tenemos que fortalecer”.

Gildo Insfrán manifestó su deseo que con el debate que surja con la participación de intelectuales y reconocidos pensadores se pueda recrear una hoja de ruta  que permita que para que un movimiento sea nuevamente victorioso vuelva a ser posible la unidad de concepción porque sin ella resultará imposible la unidad de acción.

Mandato pendiente

En su reflexión ante la multitud que colmó las instalaciones del estadio Cincuentenario y que se extendió a una amplia zona periférica, Insfrán recordó que existe un mandato pendiente con Juan y Eva Perón.

“Nuestro movimiento nace gregario y el general nos hablaba de la actualización doctrinaria porque las doctrinas tienen una parte pétrea que es inamovible  y la otra que es la forma de adaptarla a los nuevos tiempos”,  memoró.

Tras cartón expresó que es el momento de institucionalizar el movimiento, opinando que “ese es un paso que tenemos que dar y que este es el momento cuando pretenden dispersar  este gran movimiento que es la herramienta  de liberación del pueblo argentino y posiblemente de la humanidad como doctrina internacional”.

Insistió en que el momento es “ahora” porque interpreta que las cosas no están bien en el país y que se irán agravando aún más porque las medidas que se están tomando ya son conocidas pues se adoptaron en otras épocas  y si son los mismos métodos los resultados serán iguales, enfatizando en que “por  eso es de importancia fundamental la unidad del movimiento nacional justicialista”.

Porqué en Formosa

El segundo interrogante que develó sobre las razones de la cumbre se refería a las razones que lo llevaron a hacerlo aquí para pasar a relatar para conocimiento de los visitantes sobre la inminente celebración de los 61 años de la provincialización de Formosa en el  contexto de un proceso que se inició el 15 de junio de 1955 cuando el Congreso sanciona la ley respectiva  y  prosigue el 28 de junio cuando promulga el mencionado instrumento, pasando por los trágicos sucesos del 16 de junio en Plaza de Mayo, bombardeada por la aviación naval.

“La firma de Perón certifica el nacimiento de nuestra provincia”, enfatizó para señalar referirles a los visitantes que “esto les permitirá darse cuenta porque el pueblo de Formosa es agradecido y esclarecido, y porque auténticamente peronista”.

“Vamos a  cumplir tan solo 61 años y estamos de pie”, recalcó para ilustrar que “cada vez  hubo gobiernos de tinte nacional y popular se acordaron de Formosa, porque desde el puerto nos ven como la periferia y como tenemos una mirada mucho más amplia no solamente nos miramos el ombligo, sino que miramos el continente porque somos el corazón de la América Morena”.

Coment� la nota