Gullé avaló baja de delitos que esbozó Cornejo

Gullé avaló baja de delitos que esbozó Cornejo

El procurador dio crédito al gobernador y aseguró que los robos agravados cayeron un 35,7% y los simples un 49% comparando junio 2016 con el mismo mes de este año.

El Ministerio Público Fiscal hizo públicas sus estadísticas de robos agravados y robos simples; lo hizo un día después de que el gobernador Alfredo Cornejo anunciara que los llamados al 911 denunciando los robos agravados habían bajado un 40% comparando las llamadas de junio de 2016 con las del mismo mes de este año. Y los números que distribuyó ayer el jefe de los fiscales, el procurador Alejandro Gullé, de alguna manera confirmaron lo que Cornejo dijo el lunes.

Es que según el Ministerio Público, los robos con armas (o agravados) en junio de este año bajaron el 35,7% respecto del mismo mes de 2016 y los simples (sin armas) bajaron un 49% comparando los mismos meses.

El lunes, Cornejo recibió a la ministra de seguridad de la Nación Patricia Bullrich. Entre la entrega 500 chalecos antibalas para la Policía y reconocimientos mutuos, el Gobernador lanzó que las llamadas al 911 habían bajado de 989 en junio del año pasado a 585 del mismo mes de este año.

Ayer fue el procurador y jefe de los fiscales el que salió a dar sus datos. Y terminó por respaldar lo que dijo el Gobernador. Sin embargo, el procurador Gullé otra vez mantuvo la prudencia a la hora de hablar de estadísticas.

Ayer hizo ronda de medios y dijo algo que también repite en charlas de pasillo: “Siempre va a haber quien lo robaron ayer y no puede creer que bajó el robo agravado; a esa persona no le podemos decir que tuvo la mala suerte de estar en la estadística negativa”.

Incluso más, el mismo lunes, después del anuncio de Cornejo, Gullé murmuró a un grupo de periodistas que es conveniente comparar periodos más largos que un mes contra un mes, porque siempre puede haber picos altos o bajos que salen de la normalidad, así como también cierta estacionalidad del delito.

Gullé indicó además que los datos que tiene el Ministerio Público Fiscal corresponden a las denuncias realizadas en las fiscalías de la primera y tercera circunscripción judicial; esto es los departamentos del Gran Mendoza y del Este, dónde ya tiene plena vigencia el Código Procesal Penal más nuevo; en el Valle de Uco y los departamentos del Sur, aún se aplica el Código viejo, el de la década del ‘50; allí las denuncias se toman en las comisarías.

Localización

A pesar de todas éstas prevenciones, el Procurador salió a respaldar a Cornejo, diciendo que si bien las estadísticas corresponden a la mitad Norte de la provincia, es en esa porción de Mendoza dónde se produce el 75% del delito, por la concentración poblacional que acaparan los departamentos del Norte, respecto del Valle de Uco y el Sur.

Respecto de robos simples, entre enero y junio del año pasado se produjeron 13.534 hechos; en el mismo periodo de este año fueron 7.430 hechos; es decir un 45% menos. Comparando sólo los meses de junio de 2016 y 2017, el mismo periodo que analizó Cornejo con las llamadas al 911, los robos simples pasaron de 2.286 a 1.179, un 49% menos que el año pasado.

Los robos agravados, que se cometen con arma de fuego o blanca, también bajaron, siempre según los datos del Ministerio Público Fiscal. En los primeros seis meses de 2016 se produjeron 4.674 hechos, en el mismo periodo de este año se cometieron 3.122, lo que significa una disminución del 32,2%.

Si la comparación es entre los meses de junio del año pasado y este, también hubo una merma. En el sexto mes del calendario 2016 se cometieron 791 hechos, en el mismo mes de 2017 fueron 509, en porcentajes la disminución fue del 35,7%.

Explicaciones

Tanto Cornejo el lunes, como Gullé ayer, explicaban la merma en las modificaciones al Código Procesal Penal, particularmente la introducción del concepto de “reiterancia”, que no es lo mismo que la reincidencia. Reiterancia es cuando el detenido tiene varias entradas y salidas por delitos, pero no tiene condenas por ellos.

Tanto Gullé como Cornejo interpretan que la reiterancia sacó de circulación a un grupo de delincuentes que resultan ser los más activos.

La otra explicación que esgrimen, particularmente Cornejo, es que la Policía de Mendoza está más respaldada por el poder político para actuar.

Un recorte que habla sólo de lo que se denuncia

El procurador de la Corte Alejandro Gullé mantiene la prudencia a la hora de hablar de estadísticas y marca varios hechos que relativizan los datos. Además del recorte geográfico que implica la existencia de distintas formas de registro del delito, producto de que no existe un sólo Código Procesal Penal, hay otro hecho que relativiza el dato.

La estadística se construye sobre las denuncias efectivamente realizadas en una fiscalía; cabe recordar que hace casi un mes el Gobierno y el propio Gullé anunciaban los resultados de la encuesta de victimización y allí se hablaba que el 63% de las víctimas no denuncia los delitos que padece.

Por la positiva, se denuncian el 36,9% de los delitos. Sobre ese porcentaje de lo denunciado se recorta el universo de los robos agravados y los simples, que son de los que más influyen en el humor social para crear eso llamado “sensación de inseguridad”.

Los delitos que más se denuncian, son los de vehículos, autopartes y viviendas, Los que menos se denuncian son los sexuales y los robos sin violencia.

A nivel nacional, hubo una disminución del 6%

La totalidad de los delitos disminuyeron “6%” en el período 2015-2016 en el país, mientras que los homicidios dolosos se redujeron “9 %” en el mismo lapso, lo que representa 232 víctimas menos, informó ayer el Gobierno nacional.

Además de esos datos criminalísticos, la administración central difundió una estadística de victimización, según la cual, en 2016, el 27,5% de los hogares fueron víctimas de algún delito contra la propiedad o contra alguno de sus miembros.

Las estadísticas fueron difundidas por la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, en un contacto con la prensa.

“Hemos dado un pasito para estar un poco mejor. Nos da la tranquilidad de que vamos por el buen camino”, enfatizó Bullrich al analizar los datos de 2015-2016 y recordó que el año último la administración de Mauricio Macri retomó la publicación de las estadísticas criminales, luego de que se dejaran de difundir en 2008.

Encuesta

Con la nueva elaboración de datos, efectuada sobre la base de 43 mil casos presenciales de todo el país teniendo en cuenta 29 tipos de delitos, colaboró el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC), cuyo director general, Jorge Todesca, también estuvo en la presentación.

El INDEC, además, difundió datos preliminares de lo que denominó como la Primera Encuesta Nacional de Victimización.

“Argentina hizo encuestas de victimización hasta 2010 y también dejaron de publicarse, por lo cual tanto en estadísticas criminales como en estadística de victimización vamos a encontrar un bache que difícilmente Argentina pueda recuperar”, manifestó a su turno el secretario de Seguridad Interior, Gerardo Milman.

Por su parte, Todesca manifestó: “Estamos descorriendo el velo sobre la realidad social y económica. A veces los números no son buenos, pero estamos dando cuenta de fenómenos económicos y sociales, y las políticas públicas se están enlazando con estos fenómenos”, aseguró.

Bullrich, con respecto a la disminución de los homicidios dolosos, manifestó que “Argentina ha subido a los primeros lugares en la tabla de América Latina” con menos asesinatos de esas características.

“Ahora, Chile está en el primer lugar, seguida por Ecuador, y nosotros estamos en el tercer lugar”, destacó.

Otros de los datos de la estadística criminalística, elaborada en relación una tasa de delito por cada 100 mil habitantes, indicaron que, en el período 2015-2016, las lesiones dolosas se redujeron “un 22%, de 440 a 342”; y las amenazas bajaron un “14%”, de 450 a 389.

En los delitos contra la propiedad, en tanto, hubo una reducción de “un 3 %”, de 1.999 a 1.942.

Por último, mientras que los robos bajaron “un 3%”, los hurtos se redujeron “un 2 %”.

Coment� la nota