Con guiños a Macri, allegados de represores buscan rever los juicios

Con guiños a Macri, allegados de represores buscan rever los juicios

Familiares y abogados de condenados o procesados por crímenes en la dictadura, alentados por la promesa macrista de "terminar con el curro de los Derechos Humanos", bregan porque un eventual gobierno de Cambiemos revea la política actual. "Ráfagas de optimismo recorren la Patria", dijo una asociación de letrados.

La segunda vuelta electoral se disputa en todos los sectores, pero parece que la mayoría de los familiares y amigos de represores ya se sumó a la opción por el "cambio". Con la esperanza de que se modifiquen las políticas de Memoria, Verdad y Justicia, las agrupaciones de parientes y abogados de personas juzgadas o investigadas por su accionar durante la última dictadura cívico-militar apuestan al candidato de Cambiemos, Mauricio Macri. 

"Antes que estos, prefiero a Macri", reiteró varias veces vía Twitter Cecilia Pando, dirigente de la Asociación de Familiares y Amigos de Presos Políticos de Argentina (AFyAPPA). Acérrima antikirchnerista y defensora de la última dictadura, Pando manifestó públicamente su apoyo y su voto a Macri: "Te contaron una parte de la historia, violaron la ley para llevar a cabo su venganza, hicieron negocio con los derechos humanos. Yo voto por el cambio", supo escribir antes de las elecciones del 25 de octubre. 

Lejos en el tiempo quedaron sus críticas por la falta de "pureza" del jefe de Gobierno porteño saliente luego de haberse manifestado a favor del matrimonio igualitario. "Una actitud que decepciona a quienes esperamos encontrar en él una alternativa al izquierdismo cultural", sostuvo Pando por entonces.

Pero Pando no es la única que impulsa el voto a Cambiemos para revertir las políticas impulsadas por el kirchnerismo. Aníbal Guevara es uno de los referentes de Hijos y Nietos de Presos Políticos e hijo del teniente coronel (r) Aníbal Guevara, condenado en San Rafael a prisión perpetua. La organización se puso en el centro de la escena en el megajuicio de Tucumán, en el que por primera vez se conformó un grupo para apoyar a los 40 acusados. 

Guevara apoyó públicamente la candidatura del líder PRO, pero aseguró que la agrupación no se definió de cara a la segunda vuelta. "El grupo no tiene una posición trabajada frente al balotaje, ni esperanza con ninguno de los dos candidatos en particular, nuestro trabajo es independiente de lo que pueda pasar", dijo a este diario. 

Desde su postura personal, aclaró que considera necesaria "la alternancia" y que Cambiemos es "la única alternativa socialdemócrata" frente a Scioli, a quien ve como la "alternativa reaccionaria". 

El vocero de Hijos y Nietos aseguró que la agrupación no tiene una postura antikirchnerista. "Nuestra denuncia se centra en las violaciones a los Derechos Humanos, las garantías procesales y el debido proceso. Consideramos que, en primer grado, son los jueces quienes cometen los delitos contra nuestra familia", dijo. Sobre su expectativa de que se reviertan las políticas de reparación y las investigaciones, Guevara aseguró que no esperan "una solución política del estilo de las amnistías o los indultos" con ninguno de los candidatos. "Pedimos una revisión de los juicios y que la sociedad conozca las violaciones a la Constitución con las que se  llevan a cabo", agregó. 

Además de los parientes de militares y civiles enjuiciados, la otra pata la aportan los abogados nucleados en la Asociación de Abogados por la Justicia y la Concordia, que esta semana realizó su asamblea anual para agitar a sus socios y definir cuál será su "contribución" con el cambio.

El presidente de la Asociación, Alberto Solanet, es ex presidente de la Corporación de Abogados Católicos y hermano de Manuel, secretario de Hacienda de la dictadura. 

El abogado aseguró a este medio que la asamblea "no tiene nada que ver con el apoyo a algún candidato, no hay una definición sobre eso en la asociación", y señaló: "Es opinión generalizada que la gente se manifestó con ansias de cambio y yo participo de esa idea." 

Solanet bregó por una "reconstrucción del orden jurídico", ya que consideró que el juzgamiento de los delitos de la dictadura es "una política de venganza absurda que mantiene cientos de presos políticos". 

"Supongo que si hay un cambio de gobierno, se va a poder conversar sobre algo más razonable. Hemos mantenido reuniones con mucha gente, de todos los espacios políticos, y tengo expectativa de que si se cambia la situación vamos a tratar con mejor gente que con la que tratamos ahora", finalizó. 

La asamblea fue convocada con un comunicado celebratorio en el que expresaron el "significado especial" del encuentro. "Ráfagas de optimismo recorren la patria hasta ayer doliente. Una esperanza renovada ha empezado a notarse en el semblante de familiares, amigos y prisioneros del régimen", se lee en el texto de la organización que propone amnistiar a los genocidas que idearon y pusieron en práctica el terrorismo de Estado.

Para "ayudar en la reflexión", estuvieron presentes Alberto Rodríguez Varela,  ministro de Justicia durante el terrorismo de Estado, y Ricardo Saint Jean, defensor e hijo del gobernador de facto bonaerense Ibérico Saint Jean. «

De las aseveraciones de Michetti a las omisiones del PRO

En una entrevista reciente, Gabriela Michetti consideró un "disparate total" que los represores queden en libertad si Cambiemos gana la elección. "Pero, por favor, si eso es lo que hemos logrado todos juntos, cómo vamos a ir para atrás", aseveró.

Sin embargo, los antecedentes del PRO pueden leerse en contra de esas afirmaciones. Fue el único bloque que se abstuvo de votar la prohibición de indultos en casos de crímenes de lesa humanidad, ley aprobada en julio pasado. Tampoco apoyó la creación de la comisión bicameral para investigar delitos económicos, y se opuso en 2008 al desafuero del ex comisario Luis Patti, lo que finalmente permitió que fuera juzgado y condenado por varios crímenes.

En la Ciudad, como publicó este diario, el PRO gobernante subejecutó el presupuesto del Parque de la Memoria y del Monumento a las Víctimas del Terrorismo de Estado. Durante la primera mitad de 2015, ejecutó $ 900 mil pesos, el 6,9% de los $ 13 M asignados al Parque.

Coment� la nota