El Gobierno ofrecerá un ajuste de tarifas a las prepagas para frenar el paro del jueves

Las empresas reclaman una suba del 15%, pero la oferta alcanzaría al 7% y correría a partir de junio. Además, quieren trasladar lo que se firme en las paritarias con Salud

Entre hoy y el miércoles el Gobierno le ofrecerá a las empresas de medicina privada una restructuración en sus cuotas, y con eso intentará frenar el corte de atención previsto por clínicas y sanatorios para el jueves próximo.

Sobre el fin de la semana pasada el secretario de Comercio Interior, Augusto Costa, y la titular de la Superintendencia de Servicio de Salud (SSS), Liliana Korenfeld, se reunieron con los principales representantes del sector, y allí se determinó que desde el Gobierno se realizará una propuesta para incrementar las cuotas.

El pedido que lanzaron los empresarios se centra en un encarecimiento de las cuotas cercano al 15%, que se debería aplicar en mayo. Sin embargo, esta posición distaría bastante de lo que estaría dispuesto a otorgar el Gobierno.

Según pudo saber El Cronista, desde el oficialismo no se piensa en ofrecer mucho más que un 5% o 7%". Incluso, este movimiento podría no correr para mayo, sino para junio.

Del lado positivo para las compañías del sector, se podría llegar a ofrecer un retoque similar en las cuotas "para los próximos meses", que podría ser similar al que se habilitaría en los próximos días.

"No estamos pidiendo algo excesivo si se toma en cuenta la compleja situación por la que estamos atravesando. Con esto se empataría apenas la pérdida que llevamos este año; lo que ya perdimos durante los últimos dos años es irrecuperable", dijo a El Cronista una fuente del sector.

Durante el encuentro los empresarios hicieron especial hincapié en la necesidad de obtener algo de dinero fresco ya mismo, ya que ese monto se destinará directamente al pago de aguinaldos, aunque el Gobierno no ve con buenos ojos que los aumentos se apliquen este mes.

El incremento que se intenta disponer para este mes no es el único reclamo que llevaron las empresas de medicina privada a los funcionarios.

Pretenden que el total de lo que se cierre en las paritarias del sector Salud, que vencen en junio, se trasladen a las cuotas de los afiliados.

"Si es 30%, la idea es que podamos trasladar ese monto a las cuotas. No podemos seguir afrontando más subas para luego no poder cubrir ese agujero por otro lado", afirmaron las fuentes consultadas.

Desde el Gobierno tampoc

o es bien recibida esta postura, lo que aleja todavía más las posiciones entre ambas partes.

El eje central del conflicto se centra en un pedido que las clínicas y sanatorios privados –prestadoras de las empresas de medicina privada, que además comenzarán a negociar paritarias con sus trabajadores– le realizaron a las prepagas para recomponer sus tarifas.

Mientras tanto, las prepagas obtienen ese dinero de los incrementos en las cuotas, para lo que deben obtener el visto bueno del Gobierno.

Costa y Korenfeld se reunirán hoy con los representantes de las clínicas y sanatorios privados.

El último ajuste de precios fue de 4% y se aplicó en marzo de este año, aunque esto no fue suficiente para las empresas, que habían reclamado un porcentaje de 12,5%, a cobrar en febrero.

En cuanto al paro previsto para el jueves –que impediría la atención de los afiliados–, varias compañías del sector ya informaron a sus socios que "es muy probable que se corra el riesgo de no poder afrontar el compromiso de atención médica".

Coment� la nota