El Gobierno analiza subas del 25% para el año en las cuotas de las prepagas

Es lo que surge de los primeros encuentros entre ambas partes. Sería similar a las aplicadas en 2014, que redondearon casi un 29%. En marzo llega un retoque del 4%

Las empresas de medicina prepaga y el Gobierno comenzaron el año tal cual como lo habían terminado.

El incremento de las cuotas fue uno de los temas excluyentes para el sector durante 2014, y apenas comenzado 2015 ya genera movimiento.

A comienzos de la semana pasada algunos de los principales referentes de la medicina privada mantuvieron un encuentro con Liliana Korenfeld, titular de la Superintendencia de Servicios de Salud, y allí no sólo se habló sobre la compleja situación financiera que los empresarios afirman afrontar desde hace un tiempo, sino que también hubo tiempo para comenzar a esbozar lo que será el incremento que tendrán las cuotas para este año.

Los prestadores privados insisten en la necesidad de imponer un cronograma que les permita tener certezas respecto de cuándo y cuánto se podrán incrementar los valores de sus servicios, algo que por ley debe aprobar el Gobierno.

Si bien este es un viejo anhelo del sector, jamás lograron una respuesta positiva, por lo que en forma periódica ambas partes se reúnen para discutir los distintos movimientos tarifarios. Según afirmaron a El Cronista distintas fuentes que siguen de cerca estas negociaciones, el sector privado insiste en un aumento de las cuotas "que no debería bajar del 35%".

Sin embargo, el Gobierno vería como demasiado altas esas expectativas, y estaría dispuesto a ubicarse en torno del 25%, más cerca del 28,8% que se terminó por redondear a lo largo del año pasado.

"Durante la última reunión se transmitió la preocupación del empresariado debido a estas situaciones, y se habló sobre la compleja realidad que ya deben afrontar algunas empresas. Esto es entendido por la Superintendencia, pero el punto de conflicto es que después reclamamos un 12% de incremento y nos terminan por permitir un 4%", se quejó un empresario.

El primer retoque de 2015, si bien todavía no se logró cerrar en su totalidad, ya está prácticamente acordar.

El Gobierno se encuentra a punto de permitir que las empresas de medicina privada muevan hacia arriba sus cuotas un 4% a partir de marzo.

Para los empresarios esto "al menos es algo", aunque al mismo tiempo sostienen que "nuestra necesidad estaba más cerca de un 12,5% a partir de febrero, algo que ya se había hablado".

Este ‘permiso’, de todos modos, no es contabilizado por los representantes de la salud privada –posición que en principio también comparte el Gobierno– como correspondiente a 2015, sino que es para compensar las subas de costos del año pasado. El último visto bueno para incrementar las tarifas se había dado en diciembre pasado, y también había sido de un cuatro por ciento.

Por ese entonces los representantes del sector le hicieron llegar una carta a los ministros de Economía y de Salud, Axel Kicillof y Juan Luis Manzur; a la superintendencia de Salud, Liliana Korenfeld, y al secretario de Comercio, Augusto Costa, donde hablaban de la complejidad de la situación.

Coment� la nota