Fernando "Chino" Navarro explicó por qué Boudou debería pedir licencia

Fernando

El titular del bloque de diputados bonaerenses del oficialismo recordó su propia experiencia como procesado y volvió a recomendar que el vicepresidente se aparte del cargo mientras es investigado. "Creía que no era lo mejor que le podía pasar a este proceso político, y después se lo dije personalmente", señaló

Amado Boudou volverá a quedar en el centro de las miradas esta semana, cuando se defina si una vez más evita bajar a la sesión del Senado para esquivar las protestas y repudios de la oposición. Mientras tanto, algunos dirigentes del oficialismo preparan un acto para defenderlo. Pero hay otros, como Fernando "Chino" Navarro, que piden que el vicepresidente se tome licencia mientras es investigado en la causa Ciccone.

El referente del Movimiento Evita contó que él mismo se lo sugirió en una conversación que mantuvieron en Rosario durante el acto por el 20 de julio. "Me parecía que a veces hay que correrse del centro de la escena. También creía que no era lo mejor que le podía pasar a este proceso político, y después se lo dije personalmente en Rosario, donde estuvimos charlando un rato. Y Amado me dijo: 'No comparto, pero sé que lo decís honestamente'", recordó.

En la entrevista que concedió al periodista Eduardo Anguita del periódico Mirada al Sur, Navarro aclaró que aún confía en Boudou, pero que desde un primer momento su opinión era que debe apartarse del cargo: "Incluso cuando a él lo indagan, yo estaba viajando a Centroamérica y había cambiado de teléfono y no pude hablar con él, porque lo llamaba para expresarle mi solidaridad. Se lo comenté a un compañero de su íntima confianza. Mirá, le dije, además de mi solidaridad y respaldo, me parece que tiene que pedir licencia".

"ESTÁ CONDENADO. EL COMÚN DE LA GENTE DICE QUE ES RESPONSABLE, CULPABLE"

"Está condenado. El común de la gente dice que es responsable, culpable", advirtió el jefe del bloque del Frente para la Victoria en la Cámara de Diputados. Indicó, sin embargo, que la posibilidad de acogerse a una licencia es algo que sólo el vicepresidente puede resolver. "La decisión, dije y reitero ahora, es personal: yo respeto lo que él decida", explicó.

Para los desprevenidos, Navarro recordó que la recomendación se basa en su propia experiencia: él mismo estuvo procesado en 1996, cuando se desempeñaba como concejal del partido bonaerense de Lomas de Zamora. "Decían que habíamos usado los talleres que tenía el Concejo Deliberante para arreglar autos oficiales, y que ahí habíamos arreglado autos particulares. Fui a ver al intendente Juan Bruno Tabano (...) y le dije 'mirá, me acaban de procesar, si bien la ley orgánica y el marco jurídico determina que puedo seguir haciendo mi tarea, no me siento cómodo, quiero pedir licencia'". "Y pedí licencia", apuntó.

Esta semana, el Senado volverá a sesionar para recibir el informe del jefe de Gabinete, Jorge Capitanich. Aún no se sabe si Boudou presidirá la sesión o, como la última vez, optará por no bajar al recinto. A principios de julio, el Frente para la Victoria y la UCR llegaron a un acuerdo para que el vicepresidente no bajase al recinto y el santiagueño Gerardo Zamora comandara la sesión.

El vicepresidente fue procesado a fines de junio por cohecho y negociaciones incompatibles como parte de la causa que investiga la irregular venta de la imprenta de valores Ciccone Calcográfica. Por el hecho también están acusados su socio y amigo, José María Núñez Carmona; su presunto testaferro, Alejandro Vandenbroele; el funcionario de la AFIP Rafael Resnick Brenner; el fundador de la planta, Nicolás Ciccone, y su yerno, Guillermo Reinwick.

Coment� la nota