Estela de Carlotto le respondió a Hebe de Bonafini: "Hay que tener conciencia democrática, no fanatismo"

Estela de Carlotto le respondió a Hebe de Bonafini:

La Abuela dijo que "cuando el pueblo vota y elige un gobierno, el respeto tiene que ser absoluto, nos guste o no guste. La titular de Madres la fustigó por haberse reunido con Vidal.

La presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, advirtió hoy que "hay que tener conciencia democrática, no fanatismo", al responder a la acusación de "traición" que le propinó Hebe de Bonafini por haber firmado un convencio con la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal.

"Cuando el pueblo vota y elige un gobierno, el respeto tiene que ser absoluto, nos guste o no guste, cada uno tiene que adaptarse y adoptar el camino que toque en estos cuatro años de gobierno. La relación tiene que estar, no podemos encapsular en no me gusta. El diálogo hay que tener", enfatizó.

En declaraciones al canal C5N, Carlotto aseguró que "es muy doloroso" que la haya tildado de traidora y advirtió que "es muy mal ejemplo, lo siento por ella"; al tiempo que subrayó que "tenemos que tener conciencia democrática, no fanatismo, nuestros enemigos tienen que estar en una cárcel eterna si son los feroces asesinos" de la dictadura.

La titular de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, había criticado con dureza a la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, al calificar como una traición que se haya reunido esta semana con la gobernadora bonaerense, Maria Eugenia Vidal.

"Quiero hablar un poco de traiciones y entregas", dijo Bonafini durante la habitual marcha de los jueves en torno a la Pirámide de Mayo. Y agregó: "Estela de Carlotto firmó un convenio con Vidal, una asesina, una mujer que está matando de hambre a un montón de gente, que lleva comida podrida a los chicos a los comedores, no sé qué cabeza tienen para negociar con ella".

"Para nosotros el Gobierno completo es nuestro enemigo, no hay ninguno que se salve", fustigó Bonafini y, luego, redobló las críticas a Carlotto: "No nos parecemos, no queremos que nos digan 'abuelas', somos madres, madres de todos, de ustedes también".

No terminó allí la reprobación a la jefa de Abuelas: "Cada vez es más firme la diferencia. La diferencia es política, no es una diferencia de si una es más mala o más buena, o una peinada y la otra despeinada. No, la diferencia es profundamente política".

Bonafini concluyó afirmando que "las Madres no somos más un organismo de derechos humanos, porque hay muchos vendidos. Somos una organización política, ahora sí con un partido, porque nuestro partido es el kirchnerismo".

Coment� la nota