A la espera del roadshow de Guzmán, los bonos locales se quedaron afuera del rebote

A la espera del roadshow de Guzmán, los bonos locales se quedaron afuera del rebote

A tono con el mundo, los ADR treparon hasta 22% pero los títulos de la deuda local que cotizan en Wall Street volvieron a teñirse de rojo. El riesgo país cayó a 4.295 unidades, pero sigue en los niveles máximos en 15 años

A la espera de novedades sobre el roadshow virtual con distintos grupos de acreedores que el ministro de economía, Martín Guzmán, debía iniciar esta semana, los bonos argentinos se quedaron afuera del rebote global de los mercados.

Con las puertas de la Bolsa porteña cerradas por el feriado por el Día de la Memoria, los títulos de la deuda local que cotizan en Wall Street volvieron a teñirse de rojo, a contramano de las acciones, que sí se subieron a la tendencia internacional y recuperaron terreno en la plaza neoyorquina tras el duro golpe del lunes.

Entre los bonos más negociados por los inversores en Nueva York, el Bonar 2024 cayó 4,02%, el Bonar 2037 cedió 3,9%, y el "century" perdió 1,9 por ciento.

El viernes pasado, mediante una videoconferencia en inglés destinada principalmente a bonistas extranjeros, Guzmán invitó a los acreedores privados a llevar adelante una ronda de contactos virtuales -teniendo en cuenta las condiciones que impone la propagación del coronavirus y las medidas de aislamiento dispuestas por el Gobierno- para ir acercando posiciones.

La coyuntura impidió que el lunes el equipo económico pudiera abocarse a estas negociaciones, pero desde Economía aseguraron que el roadshow arrancará en los próximos días y se extenderá hasta fin de mes. Finalizados los contactos, la propuesta a los bonista sería inminente.

"Se descuenta que la propuesta será dura en términos de valor presente, al incluir un importante 'haircut' a través de un combo de extensión de plazos, recorte de cupones, período de gracia y posiblemente quita de capital. De ahí las castigadas paridades de los bonos por debajo del 30%, aunque una oferta tan agresiva podría no ser digerible por los acreedores, y así transitarse hacia un default", señaló el economista Gustavo Ber.

La incertidumbre que genera esta reestructuración por USD68.842 millones en bonos que pretende el Gobierno impidió a los títulos públicos locales sumarse al rebote generalizado que experimentaron los mercados a lo largo y ancho del mundo.

Sin embargo, el riesgo país cayó; después de superar los 2.500 puntos básicos el lunes, el indicador que elabora JP Morgan retrocedió 324 unidades y cerró en 4.295. Sigue, de todas formas, en niveles máximos en 15 años. 

Los que sí se sumaron a la tendencia global fueron los ADRs de las empresas argentinas. Todas las acciones de las compañías locales que cotizan en Wall Street mostraron números verdes, lideradas por Pampa Energía, que trepó 22,2%. Por detrás se ubicaron Central Puerto (+16,4%); Loma Negra (+15,9%); e YPF (+15,6%).

El mercado local retomará este miércoles su operatoria habitual tras los feriados, en medio del aislamiento social obligatorio que determinó el presidente Alberto Fernández desde las 0 horas del sábado pasado.

Ayer en Wall Street los inversores celebraron los avances del acuerdo en el Congreso sobre el megapaquete de estímulo a la economía que pretende lanzar Donald Trump en EE.UU. para mitigar los efectos de la pandemia de coronavirus. El Dow Jones trepó 11,3%; el S&P 500 ganó 9,4% y el Nasdaq subió 8,1%.

Comentá la nota