Ducoté se despide de la intendencia: “Ojalá que el gobierno que viene pueda hacer lo que nosotros no”

Ducoté se despide de la intendencia: “Ojalá que el gobierno que viene pueda hacer lo que nosotros no”

En un mano a mano con Pilar de Todos habló de cómo transitó los 4 años de mandato. Planteó que hubiera sido difícil un segundo gobierno sin alineación en Provincia y Nación y reconoció como falla no haber hecho más foco en iniciativas de ayuda social.  Aunque resaltó que deja un municipio mejor que el que recibió en 2015. “Valió la pena”, opinó.

A un puñado de horas de dejar el mandato, el intendente Nicolás Ducoté dialogó con Pilar de Todos y analizó lo que fue su mandato. Expuso que no le hubiera sido sencillo continuar con Alberto Fernández y Axel Kicillof como Presidente y Gobernador de la Provincia respectivamente.

Aseguró que deja un Municipio mejor del que recibió, aunque admitió que falló en lo político, en la cercanía al vecino, sobre todo por parte de sus funcionarios, y en priorizar la obra pública por sobre la crisis económica y la ayuda social.

Puso en duda sus intenciones de volver a ser candidato a intendente dentro de 4 años, al tiempo que expresó que espera que el gobierno del intendente electo Federico Achával pueda avanzar en los proyectos en los que él no tuvo éxito, como agua y cloacas, el hospital central, y labores hidráulicas de envergadura.

-¿Imaginabas hace 4 años cuando arrancabas tu mandato, que no ibas a tener la oportunidad de un segundo período?-, consultó Pilar de Todos a Ducoté.

-Sí, la verdad que me había propuesto, cuando me lancé en esta gesta, que sea algo de 8 o 10 años, y si tomo en cuenta que en 2012 empecé la carrera de la concejalía, son esos los tiempos. Agradezco el haber sido concejal, intendente, y ojalá el futuro me depare algún otro puesto en donde pueda servir. Pero me voy muy contento por lo que pudimos hacer, además perdiendo por 2 puntos, en una elección muy reñida, haciendo un resultado mejor de lo que creíamos y reteniendo los votos en términos absolutos que en 2015.

-¿Está en tus planes volver a intentar ser intendente?

-Tengo proyectos que me quedaron, como avanzar en agua y cloacales, el hospital central, el 50% de Pilar que no tiene asfalto. Esos proyectos no se van con una elección, las ganas quedan. Representar a los pilarenses desde alguna función pública, sí me interesa desde algún lugar, siendo respetuoso de toda la gente que nos dio su voto de confianza. Pero lo que va a pasar en 4 años se verá, claramente habrá muchos candidatos. Si en estos tres años tenemos satisfacciones con el equipo de trabajo, si se organiza algo a nivel  nacional y provincial que valga la pena, y las 90 mil personas que nos votaron ahora tienen ganas de hacerlo, con mucho gusto nos pondremos a pensar quien es la mejor persona (para ser candidato a intendente), y sí voy a ayudar a que alguien ocupe ese espacio; la alternancia es buena. Ojalá el gobierno que viene pueda hacer todo lo que nosotros no pudimos hacer.

 -¿Qué esperás del próximo gobierno de Pilar?

-Veo que van a tener una prioridad muy fuerte en lo social, lo mismo que el gobierno Provincial y Nacional. Por lo que van a hacer un cambio en la ecuación que nosotros hicimos más tarde, sacrificando el ritmo de obra y ayudar mucho más a los vecinos que tienen necesidades. A nosotros nos hubiera gustado que nos den las herramientas para ayudar, como subsidios. Está bien que Federico (Achával)  tenga la oportunidad de gobernar ahora, y creo que va a ser mucho más funcional para Pilar que el Municipio esté alineado con Axel (Kicillof) y Alberto (Fernández). A mí me hubiera gustado seguir, pero en un equipo, con (la gobernadora saliente María Eugenia) Vidal y (el actual Presidente Mauricio) Macri. También espero que continúen con las obras de la ruta 8 y 25, que ya están casi listas, que puedan avanzar en el hospital central, y que mejoren las áreas en donde ellos han sido muy críticos, como salud, educación y seguridad. Ahí nosotros vemos más lo que se hizo. Para nosotros este período será un proceso de aprendizaje, de oposición constructiva, con una cantidad de concejales más amplia de lo que fue 2015. Trataré desde mi lugar que tengan una gestión lo mejor posible, no solo en el arranque, sino en los próximos 4 años.

-Ese encare social que decís va a tener el Frente de Todos, ¿Es justamente lo que les faltó  a ustedes y los llevó a perder la elección?

-No sé si el traspié se debió a eso. Sí hubiera querido cambiar la ecuación de obras y ayuda, en vez de 60% a 40%, podría haber sido al revés y postergar algunas obras. Los programas que propusimos, quizá a destiempo, son buenos. Ayudar a adultos mayores, personas con discapacidad, desempleados, son buenas políticas. Si me tocaba gobernar 4 años más, hubiera dado vuelta esa ecuación, poniendo más el foco en lo social.

-¿Cuál fue el momento más crítico de estos 4 años?

-El primer año, fue todo muy difícil. De hecho, si me preguntabas decía que solo iba a completar 4 años y le pasaba la antorcha al que viene. Es un trabajo que tiene mucho de ingrato, no en el vínculo con el vecino, sino por lo que es la política. Y yo que vengo desde la sociedad civil, sin años de militancia local, conociendo a cada puntero y estructura, es un desafío significativo que a veces sentís que te distrae de la gestión y las necesidades de los vecinos. El primer año me costó muchísimo. El segundo año ya pudimos gobernar con más capacidad y habiendo aprendido, con cambios de gabinete y a la vez mucha paciencia de la gente. Ya 2018 y 2019 fueron muy buenos años, y fueron los que me motivaron en proponerle a la sociedad seguir 4 años más. Pero también si podía defender un equipo. Que es el equipo de gestión local, pero también el de nivel nacional y provincial, no sé cómo hubiera sido gobernar con Alberto y Kicillof

-Pero desde tu espacio se trabajó mucho el corte de boleta, ¿no hay una contradicción ahí?

-No, porque le dimos el mejor resultado que María Eugenia y Mauricio podían tener. Los empujamos y subieron muchos puntos. Sabíamos que había gente que tenía otras preferencias nacionales, pero que a su vez quería acompañarnos a nosotros, y por eso salimos a decirle a la gente lo que podían hacer (por el corte de boleta). Y si eso fue aceptado por la gente, con 15 puntos de corte, habla de una gestión que fue aceptada.

-¿Entonces por qué crees que perdieron, fue el contexto económico nacional?

-Los resultados económicos estuvieron muy por debajo de las expectativas, lo que perjudicó a los argentinos, bonaerenses y pilarenses, y también a los que estamos en el gobierno de este color político. Nunca me corrí de este lugar y me hago cargo de las decisiones que se adoptaron y las defendí. Entiendo que la gente que votó en contra de ese quipo, por la situación económica, también nos pasó factura a todos. Varios peronistas me decían a principios de año que me suelte de Mauricio para ganar la elección, y yo decía que no, que no me cambio de remera. A pesar de que nos votaron 26 mil personas que no votaron a nuestro candidato a presidente, aun así prefiero dar una contienda electoral cuando están alineados los equipos de Nación y Provincia también.

-En el marco de la transición hay muchas críticas, ¿qué estado del Municipio le estás dejando a Achával según tu mirada?

-El estado de situación es mejor del que yo recibí, con 330 millones de pesos de deuda en aquel momento. Solo 44 patrullas, 3000 chicos sin vacantes en las escuelas, y más de 13 por mil de mortalidad infantil. En esos indicadores, además de otras cuestiones, la situación es claramente mejor. Por ejemplo, dejamos en el banco 1000 millones de pesos, que serán 750 millones luego de pagar sueldos y aguinaldos, bajamos la mortalidad al 8,6 por mil, compramos 240 vehículos nuevos, dejamos menores tasas en varios de los índices delictivos, aunque en otros no tanto. Hay mucho por mejorar en robos y hurtos, pero en homicidios o violaciones, hemos mejorado. Y eso se dio con más horas de patrullas y vecinos conectados con alarmas o la aplicación Alerta Pilar al COM. Además generamos entre 4500 y 5000 vacantes en educación. De unas 31 cosas, logramos 27. Nos quedaron 4 a mitad de camino. Estoy satisfecho con lo que hicimos.

-¿Qué cosas faltaron?

-Agua y cloacas es una. Solo haber podido llegar a Champagnat, Villa Verde, Peruzzotti, nos deja muchos barrios sin dotar de agua de red. Nos faltó el poder arrancar la obra del hospital central, y los edificios de los Institutos 184 y 51, en el Pellegrini. Lograr llegar a más calles asfaltadas y teníamos planes a futuro para eso, además de una obra hidráulica grande, ya casi lista desde lo burocrático, donde se invertirán casi 1000 millones de pesos para drenar toda el agua de Pilar centro hacia el arroyo Agustoni y el Luján, una especie de “mini Maldonado”, proyecto que estuvimos trabajando durante 2 años en el Subsecretaría de Recursos Hídricos de la Nación. Ojalá el próximo gobierno lo pueda hacer, porque está muy avanzado en los papeles.

-Imaginemos que cuando bajes la escalera del Palacio Municipal el próximo 10 de diciembre ya habiendo dejado el mandato, te cruzás con el Ducoté de diciembre de 2015 que subía esa misma escalera pero para asumir. ¿Qué le dirías a ese Ducoté de hace 4 años?

-Lo primero que le diría es que valió la pena, Le diría ´ponele corazón, alma y cuerpo, porque vas a lograr muchas cosas´. Pero también que le preste más atención a algunas cosas, como en lo político, lo social, en la cercanía con la gente, no solo la que debés tener vos como intendente, sino  tus funcionarios. Yo a eso lo dejé para último momento y lo podría haber hecho mejor. Y en tercer lugar le diría ‘tené el temple y la fuerza porque vas a enfrentar a muchas corporaciones, y vas a tener muchos embates, pero nunca bajes los brazos’.

Coment� la nota