Diputados de Massa rechazaron liberación de presos y pidieron cuatro cárceles integradoras

Diputados de Massa rechazaron liberación de presos y pidieron cuatro cárceles integradoras

Es un modelo de cárceles implementado en España y Chile. Fuertes críticas a Gustavo Ferrari.

Diputados de Sergio Massa salieron al cruce de la iniciativa del gobierno de María Eugenia Vidal de liberar 1.421 presos de los penales bonaerenses y exigieron la construcción de cuatro cárceles integradoras.

El Frente Renovador le exigió al ministro de Justicia, Gustavo Ferrari, la construcción de cuatro cárceles integradoras, como una propuesta superadora a la iniciativa que trascendió el fin de semana de otorgar prisión domiciliaria a casi 1.500 presos.

Para ello, el equipo de Seguridad del Frente Renovador integrado por los legisladores Ramiro Gutiérrez y Jorge D'Onofrio, y el especialista, Diego Gorgal, plantearon esta mañana la necesidad de generar un cambio de paradigma en el sistema carcelario. La propuesta consiste en pasar del fracasado sistema del depósito humano a una cárcel integradora basada en el enfoque personalizado. "Diseñamos un nuevo modelo de cárcel pensada en el tratamiento individualizado con foco en adicciones, delitos sexuales y violencias", sostuvieron.

La cárcel integradora consta de módulos de evaluación y tratamiento, laborales, educativos y tecnológicos, convivenciales, de adicciones y violencias, de máxima seguridad, máxima seguridad terapéutica y casas de mitad de camino. Así como dependencias del Poder Judicial dentro de la propia estructura.

Ramiro Gutiérrez, Jorge D'Onofrio y Diego Gorgal.

La propuesta del massismo surge luego que trascendiera que casi 1.500 presos de los penales bonaerenses podrían cumplir condenas con arresto domiciliario bajo tobillera electrónica. El motivo de la decisión es que ya no hay lugar en las cárceles.

"Gustavo Ferrari nos prometió el cambio junto con Vidal y las cosas siguen de mal en peor. Claramente no sé si es el mismo Ferrari que fue parte del gabinete de Daniel Scioli y si pensaba lo mismo antes que ahora, pero es el último funcionario que no puede echarle la culpa a la herencia recibida, sabía en qué condiciones encontraba la gestión", sentenció D'Onofrio.

"Estamos impulsando un proyecto con el modelo de cárceles integradoras siguiendo los paradigmas de España y Chile para que se avance en forma urgente en su construcción", dijo Gutiérrez y explicó que hoy los índices oficiales de reincidencia son del 50% según la fuentes oficiales. "De cada dos personas que están presas, una va a generar una nueva víctima", aseguró.

Las cárceles de la provincia de Buenos Aires tienen capacidad para albergar a 28 mil detenidos. Actualmente, según cifras del Servicio Penitenciario hay 41.267 personas privadas de su libertad. Existen casos de superpoblación extrema como la Unidad Nº49 de Junín excedida en un 135% (hay 958 presos donde debería haber poco más de 400).

El especialista en Seguridad del Frente Renovador, Diego Gorgal, aseguró que "el alto índice de reincidencia tiene que ver con que se aloja condenados en condiciones de hacinamiento, que atenta contra cualquier tratamiento que además generan conductas, hábitos y tendencias que no hacen más que expandir su propensión criminógena".

Comentá la nota