Después del caso barbijos, apuntan contra la cartelización en CABA

Después del caso barbijos, apuntan contra la cartelización en CABA

La CC-ARI presentó un proyecto para que el Gobierno porteño pueda investigar y denunciar si hay acuerdos espurios entre empresarios a la hora de ofertar precios en las licitaciones.

Después del caso de los barbijos, los aliados de Horacio Rodríguez Larreta están decididos a seguir imponiendo modificaciones en el sistema de compras y contrataciones de la Ciudad de Buenos Aires, con el objetivo de dotarlo de mayor transparencia. Ahora, legisladores de la Coalición Cívica presentaron un proyecto de ley para luchar contra la cartelización empresarial y “las conductas oportunistas” en las operaciones que realiza el Estado.

El escándalo por la compra de barbijos vencidos y con sobreprecios dejó expuestas las deficiencias del sistema. Dejó como saldo dos funcionarios fuera del Gobierno, varias heridas internas sin saldar e investigaciones judiciales en marcha. En el plano legislativo, ya hubo modificaciones al mecanismo de compras que fueron propuestas por los diputados del espacio de Elisa Carrió y que fueron incorporadas a la ley de emergencia económica que votó la Legislatura porteña. De hecho, desde la Auditoría General de la Ciudad ya se viene dialogando para iniciar el control de diferentes contrataciones realizadas.

Auditoría light: las compras de CABA serán revisadas a pedido de una comisión legislativa

Ahora, con la firma de Hernán Reyes, los lilitos presentaron un proyecto de “Promoción de Ley de Defensa de la Competencia” en la Ciudad. “La cartelización empresaria lastima los intereses del Estado y las oportunidades de los empresarios honestos. Desde la Ciudad tenemos que tomar todas las medidas necesarias para atacar los acuerdos espurios, más aún en situaciones de emergencia como la que vivimos”, aseguró Reyes al presentar el proyecto. En principio, la iniciativa va a ser acompañado por todo el interbloque de Juntos por el Cambio. 

En el principal espacio opositor son varios los que creen que el kirchnerismo querrá darle mucho impulso a la causa de los barbijos para intentar dañar la imagen del jefe de Gobierno porteño, quien es hoy el dirigente con mejor posicionamiento público. Por eso el objetivo es poder mostrar tanto respuesta política en el caso (Carrió fue una de las que le pidió que rueden cabezas) como cambios en materia de contrataciones.

“Del mismo modo que exigimos transparencia en el sector público debemos ser implacables con la colusión empresaria, que lejos de competir para ofrecer el mejor precio, acuerda previamente y atenta contra el interés público”, añadió Reyes.

Carrió, en cuarentena, mira películas de amor y avisa: "Hasta septiembre no salgo"

Defensa de la Competencia es una cuestión que está regulada por leyes nacionales, sin embargo, el objetivo del proyecto es dotar al Gobierno porteño de herramientas para realizar investigaciones administrativas internas vinculadas con las contrataciones que se llevan adelante, teniendo la posibilidad de identificar si existe un acuerdo entre los participantes de los procesos de contratación, y en tal caso realizar la denuncia ante las autoridades nacionales.  

"No queremos que haya ‘vivos’ haciendo negocios en medio de la pandemia, sin importarle el sufrimiento de la gente. Hay que controlar y también defender a los funcionarios honestos que están sometidos a extorsiones de los sectores empresarios y/o proveedores. No puede ser que en marzo de este año un respirador costaba US$ 13.000 y hoy lo quieran cobrar US$ 50.000. Más allá de la ley de la oferta y la demanda es inadmisible que en medio de la situación que estamos viviendo, sucedan estas cosas”, compartió el legislador Facundo Del Gaiso, quien viene impulsando la agenda de la transparencia desde que se desencadenó el caso de los barbijos.

Comentá la nota